Críticas de Series es presentado por:
Publicado el 28 de mayo, 2021

“New Amsterdam”: ¿En qué te puedo ayudar?

Periodista Ana María Gálmez

La pregunta, un mantra que se repite a lo largo de las dos temporadas y 40 capítulos de la serie, es como un imán que atrapa. El guapo doctor Max Goodwin arrasa internacionalmente con una serie de hospital que se diferencia de Grey´s Anatomy, The Good Doctor o tantas otras porque sus protagonistas son, además de brillantes médicos, buenas personas. Y porque entre tanto dolor en medio de la pandemia, y a pesar de que en cada episodio pasan cosas muy graves, acaban bien. Tal vez demasiado bien…

 

Ana María Gálmez Periodista

El New Amsterdam de la aclamada serie que ha batido records de audiencia en Netflix (el segundo lugar a nivel mundial durante 2020) es en realidad el NYC Health Bellevue Hospital de la Primera Avenida de Nueva York, el hospital público más antiguo de Estados Unidos, fundado en 1739. La serie está basada en el libro Doce pacientes: vida y muerte en el Hospital Bellevue, escrito por el que fue su director médico, Eric Manheimer. De hecho, muchos de sus episodios fueron grabados allí y la producción de la tercera temporada -pronta a estrenarse- tuvo que ponerse en modo confinamiento por la pandemia.

Es un hospital tan grande que literalmente es una pequeña ciudad; con su propia cárcel, un colegio, un juzgado y una infinita lista de pacientes que no pueden recurrir a otro lugar del país donde la salud no queda cubierta con los impuestos.

En el primer capítulo se juegan los primeros trazos de lo que será el estilo que impondrá el nuevo director, que llega hacerse cargo de este monstruo público de la salud que hace aguas por todos lados; desde lo económico, lo profesional, lo ético y lo reputacional. El doctor Max Goodwin (el buenmozo y carismático Ryan Eggold) se estrena despidiendo, sin contemplaciones, a buena parte del antiguo equipo y plantea a quienes permanecen un compromiso personal con los pacientes: lo que guiará el actuar de médicos y administrativos por igual se resume en la simple pregunta “¿En qué te puedo ayudar?”

Aclaro que es una serie liviana, tal vez lo podría equiparar a un buen best seller: entretiene, no entra muy a fondo en temas complejos, pero hace pensar, reír y llorar.

¿Qué la diferencia de la lista infinita de series médicas que abundan en streaming? Tal vez que conjuga muchas historias, la de cada profesional que juega por salvar vidas desde la unidad de urgencia y también sus crisis personales. Lo más destacable es que cada uno de ellos es de una humanidad excepcional -son muy buenas personas-, a quien todo paciente aspira encontrar al llegar a un centro de salud.

Más allá de que uno coincida o no desde el punto de las propias convicciones en las respuestas que se dan a temas complejos en la ética médica, tiene la gracia que aborda las temáticas que tocan al mundo de la medicina desde distintas ópticas: la paternidad subrogada, los vientres de alquiler, la eutanasia, un preso enfermo, el suicidio adolescente, la reivindicación feminista…

Otro debate interesante que se plantea, y que lo hemos visto en nuestra realidad nacional durante la contingencia sanitaria, es sobre la presencia de médicos en los medios de comunicación (podríamos decir “matinales”) y la conveniencia o no de convertirse en un fenómeno mediático.

Goodwin tiene todas las características de un buen líder para contagiar entusiasmo a su equipo y hacer frente a los retos de un centro público con un bajísimo presupuesto. Como es una serie gringa, las críticas al sistema sanitario norteamericano son frecuentes, porque la falta de seguro médico es la tónica de quienes allí llegan.

En resumen, la serie es un drama algo distinto, rápidamente uno se encariña con cada personaje, tal vez con poco glamour y más problemas logísticos, pero su mayor gracia es que es una oda a la sanidad pública y a la importancia de no perder de vista la vocación de un médico, que no es otra que la de cuidar.

En Netflix las dos primeras temporadas. La tercera está próxima a estrenarse.

Trailer aquí.

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO