Crítica de Cine es presentado por:
Publicado el 28 de marzo, 2019

“La Más Bella”: Una Película Necesaria

Autor:

Virginia Araya

Esta película francesa le hace bien al alma. Todo parte con Lucie, quien ha cerrado las puertas al amor y vive para su hija adolescente y para mantener en remisión su cáncer de mamas. Un drama-comedia que no se queda en una moraleja más de cómo reforzar la autoestima de personajes dañados o abandonados, sino que pone el acento en lo complejo de ser mujer y resalta a hombres capaces de ser jugados en una relación.

Autor:

Virginia Araya

La partida de La Más Bella (De plus belle, cinta francesa del director Anne-Gaëlle Daval) plantea de inmediato el tema: lo poco amigable del contexto cuando no pertenecemos al grupo de los “winners”, cuando no somos guapos, ni exitosos, ni un derroche de simpatía. Nos introduce en una discoteca muy animada hasta que llegamos a la única que no lo está pasando bien, la poco agraciada Lucie Larcher (Florence Foresti, encantadora).

Su hermana fuerza la situación para que baile con Clovis (Mathieu Kassovitz, el novio en la película Amélie, ¿se acuerdan?), buenmozo y súper seguro de sí mismo, conquistador nato. Pero Lucie no es tonta, sabe lo que calza y no le da bola.

Esto hace que el galán en cuestión la busque y comiencen a salir, pues guarda varias sorpresas existenciales. Sin embargo, van muy frenados por el miedo de Lucie, que ha cerrado las puertas al amor y vive para su hija adolescente y para mantener en remisión su cáncer de mamas. Su único apoyo emocional es su hermano y médico tratante, Frédéric (Jonathan Cohen), que la guía en este camino de inseguridad para que se quiera y para que ¡viva! Genial la escena en que conversa de amor con “Siri”.

Así las cosas, Lucie trabaja junto a su hermana en el vivero de  su castradora madre -en armónica monotonía-, hasta que por sugerencia de su hija va a una tienda de pelucas para renovar la suya por algún modelito más sentador. Ocurre que la dueña del lugar, Dalila (tremenda Nicole Garcia), es profesora también de una singular terapia de autoayuda para mujeres que no saben quererse y a quienes enseña a hacerlo reconociendo su belleza a través del baile y la actuación. Menuda tabla de salvación para Lucie y para los que la rodean.

La riqueza de este drama-comedia reside en que no se queda en una moraleja más de cómo reforzar la autoestima de personajes dañados o abandonados, sino que pone el acento en lo complejo de ser mujer y tener que rendir como madre, hija y amante en una sociedad con cánones de belleza y éxito tan duros. Pone también a hombres capaces de ser jugados en una relación, incluso ironizando al decir que “sí escuchan, que sólo en las películas no entienden”.

No es la típica historia del cáncer preparándose para enfrentar la muerte, sino el cáncer para enfrentar la vida, en lo cotidiano, queriéndose, porque la desnudez emocional es más dura que la desnudez del cuerpo.

No la dejen pasar porque hace bien al alma. 100 min, Salas Cine Arte Hoyts.

Vea el trailer aquí.