La cocina política es presentado por:
Publicado el 20 de junio, 2019

La «cocina política» de Mecha Corta: El «Pastelito» de Berenjenas del Senador Álvaro Elizalde

La cocina política Mecha Corta

Si ya era vergonzosa la pelea por los votos en las elecciones del PS la semana pasada, ahora la toletole con la comuna de San Ramón es mayúscula. Según investigaciones, ahí la configuración del padrón electoral es totalmente escandalosa, porque descubrieron que está integrado por personas que no saben ni siquiera donde está la sede del partido. Más bochornoso aún: el 80 por ciento de ellos votó por Elizalde y varios están teñidos por la palabra “narcotráfico”, la cual ha salido reiteradamente a la luz en reportajes escritos y de televisión.

Mecha Corta La cocina política

Pastel de Berenjenas

(Para Elizalde, la Maya y sus compañeros de lista)

1 berenjena grande

Harina para rebozar

200 gramos de tomate frito

8 láminas de queso para fundir

3 huevos

1 vaso de leche

150 gramos de queso rallado

Aceite de oliva

Sal

Pimienta

¡Al fin se decidió la Señora! Meses tuvo que esperar el sufrido pueblo venezolano para que la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos se decidiera, de una vez por todas, a chequear personalmente la catastrófica situación en el país de las arepas. Con una abultada agenda, en sólo tres días Michelle Bachelet tendrá que reunirse con Maduro, Guaidó, el Fiscal General, el presidente del Tribunal Supremo y, nada más ni nada menos, que con Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Constituyente, la cual se constituyó de forma ilegítima. ¿Por qué no mejor le dedica ese tiempo a los 712 presos políticos que el régimen chavista tiene encerrados? En todo caso, con o sin reunión con Cabello, el que debe estar más tranquilo es el español Miguel Bosé. Quizá ahora le dedique la canción “Linda” para hacer las paces.

Gústenos o no, no puedo dejar de mencionar a Joaquín Lavín, quien semana a semana se las ingenia para figurar. Esta última no sólo apareció como el personaje político con mayor aprobación según la encuesta CEP, sino que además de la brigada de menores contra el alcohol (que le valió un tirón de orejas en la columna anterior) ahora lanzó los Albergues Top. ¡Cómo tanta creatividad, hombre! Estos recintos 3.0, calefaccionados a 22 grados, estarán dispuestos para las personas en situación de calle con sus mascotas incluidas. ¡Tal cual! Porque también tiene espacio considerado para perritos y demases. Los RN no dan abasto con tanto ingenio y esta semana decidieron reaccionar apostando por el carisma de Ossandón quien, según la diputada Núñez, le da tiro, cancha y lado al suegro de la Cathy… Discúlpeme, honorable, pero tengo mis dudas.

¿Qué les pareció el cambio de gabinete? Personalmente creo que no fue un gran cambio, sino más bien una movida para ordenar un poco la cosa en Palacio. Admito que varios quedaron abollados, sobre todo en la UDI, pero no nos olvidemos que la política es sin lloriquear. ¿Cómo habrán estado las pizzas en la casa del Presidente Piñera? Vamos a tener que preguntarle a los salientes Roberto Ampuero, Susana Jiménez, José Ramón Valente y Emilio Satelices, quienes fueron despedidos por Su Excelencia en su residencia de San Damián alrededor de unas napolitanas. ¿Le habrá dicho algo el Presidente al ex ministro de Salud por sus declaraciones durante el fin de semana?

Y si hablamos de chantería, sigamos con la tremenda escoba que hay con todo lo de las elecciones del PS, porque si ya era vergonzosa la pelea por los votos la semana pasada, ahora la toletole con la comuna de San Ramón es mayúscula. Según investigaciones, ahí la configuración del padrón electoral es totalmente escandalosa, porque descubrieron que está integrado por personas que no saben ni siquiera donde está la sede del Partido Socialista. Más bochornoso aún: el 80 por ciento de ellos votaron por Elizalde y varios de ellos están teñidos por la palabra “narcotráfico”, la cual ha salido reiteradamente a la luz en reportajes escritos y de televisión.

¡Álvaro, ordena la casa! Da la impresión de que el control de tu partido no lo tienes tú, sino más bien algunos personajes que se mueven en la oscuridad. Estuve tentado de dedicarte una lata sueca de surströmming, esos fétidos arenques del Mar Báltico fermentados al sol. Pero por respeto a mis comensales y por lo “pastel” que has sido a lo largo de todo este proceso, decidí optar por un Pastel de Berenjenas. Quizá mientras lo preparas puedas compartir con tus compañeros y luego sacar cosas en limpio en el momento de sentarse a la mesa. Eso sí, aquí los personajes cuestionados de San Ramón no son bienvenidos: ni a cocinar ni a comer.

Vamos a la cocina y convida a la Maya Fernández y su lista para que trabajen nuevamente juntos. Ojalá salga algo bueno de aquí, porque el daño generado, para mi gusto, es casi irreversible. Que el equipo de Maya parta por cortar las berenjenas en rodajas y las dejen remojando por unos 30 minutos. Que luego escurran el agua, le agreguen sal, un poco de harina y las doren en un sartén con aceite de oliva bien caliente. Que después las reserven sobre papel absorbente.

Señor Elizalde, que su equipo engrase una bandeja de horno con aceite y que sobre ella coloquen una capa de las berenjenas que tenían reservadas. Que luego añadan una capa de tomate frito y después las láminas de queso. Que repitan una vez más el mismo proceso y en el mismo orden.

Álvaro, tome una batidora y hágase cargo de mezclar los huevos, la leche, la sal y la pimienta. Añada la mezcla al pastel, espolvoree el queso rallado y lleve la preparación al horno a 180 grados por unos 25 minutos.

Este plato se lo pueden comer caliente o frío. Y como estoy viendo que desenmarañar estas elecciones y su resultado va a ser un proceso más bien largo, les sugiero que opten por lo último. Soy un convencido de que es preferible comer algo frío de origen, que algo que se sirve caliente y se enfría en el camino (como lo habrán experimentado en carne propia los últimos días). Y como es ya es una tradición, acompañen esta receta con una copa de vino tinto para entibiar el ambiente y sacar algo bueno de este esfuerzo culinario.

@politicaycocina

También te puede interesar: