Hace un tiempo el Ministerio de Economía anunció que está trabajando en un proyecto de ley que busca establecer cuotas, de forma gradual, para que las mujeres se integren a los directorios en las grandes empresas.

El objetivo de este proyecto sería que en aquellas compañías “haya mujeres representadas en los directorios, hasta alcanzar al menos un 40%” en seis años.

En un nuevo episodio de «Contrafactual» el socio de FK Economics Jorge Fantuzzi conversó sobre este tema con la economista y profesora del instituto de economía de la PUC Josefa Aguirre.

«Hay evidencia de políticas de cuotas que se han implementado en otros países«

«Tenemos bastante evidencia, porque políticas de cuotas se han implementado en otros países. El primero fue en Noruega en 2003, también en España, Italia, Francia, Bélgica, incluso India», comentó Aguirre.

«Lo que motiva a esta implementación es la idea de que las mujeres están sub representadas en cargos de poder, lo que se podría deber a una serie de motivos, por ejemplo prejuicio (…) al poner cuotas le doy una oportunidad a las mujeres que sí son capaces y romper estos paradigmas», explicó.

Agregó que, en el caso de cuotas en política, es que «en aquellas zonas donde se implementan cuotas cambia las percepciones de la ciudadanía respecto a la capacidad de las mujeres y las expectativas de los padres respecto a sus hijas».

«En términos del impacto que esto tiene en la empresa, la evidencia apunta para todos lados. Hay estudios que encuentran efectos positivos, negativos o que no encuentran impacto», dijo.

«Hay una discusión si las mujeres tienen distintas formas de tomar decisiones. Los hombres tienden a tener «over confidence«, entonces traigo una mujer a un directorio y podría ser positivo, son más adversas al riesgo, evito exceso de confianza».

«Tambien hay una discusión de que las mujeres evitan los despidos y que eso podría perjudicar a la empresa», afirmó.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta