No es una asociación fácil la que se da entre economía y salud mental, pero lo cierto es que la economía analiza el bienestar de las personas y en eso influye mucho el estado emocional.

Hace algún tiempo la medicina aporta con mediciones cuantitativas sobre el tema, lo que ha permitido a los economistas sacar conclusiones y establecer relaciones que contribuyen al análisis de la sociedad. Por ejemplo, ¿influye el estado de salud mental de una persona con las decisiones financieras que toma? ¿Afecta su desempeño laboral?

El profesor Jaime Ruiz-Tagle señala que han detectado distintas causas de problemas de salud mental en la población. Una es el hacinamiento, que de acuerdo a los estudios sí tiene la capacidad de empeorar el índice de salud mental de las personas. «El problema que hemos visto es que, al superarse esa situación, la salud mental no mejora. Eso nos permite concluir que es mucho más importante hacer una labor de prevención, abordar el hacinamiento como una política pública».

En el caso del sobre endeudamiento, en cambio, que también es un factor que tensa la salud mental, el economista señala que las mediciones demuestran que una vez superada la situación, las personas sí mejoran su estado emocional.

Fantuzzi y Ruiz-Tagle, quien ha escrito varios papers sobre el tema, abordan en este capítulo del podcast las posibles soluciones a estos problemas.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta