Columnas de opinión es presentado por:
Publicado el 28 de octubre, 2019

Gloria Naveillan: Duele Ercilla

En estos días en que la mayoría de los chilenos ha sido capaz de manifestarse justa y pacíficamente ante la real y absoluta desconexión de las cúpulas dirigenciales, el foco noticioso ha estado en la violencia en Santiago y muchas otras ciudades, pero la pequeña Ercilla ha seguido invisible.

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Desde hace 20 años la comuna de Ercilla es la mejor muestra del abandono y desidia del Estado, de los dirigentes de todo orden y de la Nación. Con aproximadamente 7.300 habitantes (la comunidad de Temucuicui no permitió ser censada), de los cuales 4.000 viven en los tres sectores urbanos que la componen, es la comuna más pobre de la región y una de las más pobres del país, y ha sido sistemáticamente centro de profunda violencia y epicentro de terrorismo, de amenazas y miedos, de abandono a su suerte y de entrega como ofrenda para ingenuamente pretender comprar paz en otros territorios.

En estos días en que la mayoría de los chilenos ha sido capaz de manifestarse justa y pacíficamente ante la real y absoluta desconexión de las cúpulas dirigenciales -políticas, empresariales, legislativas, gremiales, académicas, eclesiásticas, todas ellas- el foco noticioso ha estado en la violencia en Santiago y muchas otras ciudades, pero la pequeña Ercilla ha seguido invisible.

Entre la noche de este jueves y viernes, el pueblo de casi 4.000 habitantes ha sido saqueado, vandalizado y aterrorizado de una manera brutal, como corolario a 20 años de miedo, abandono e invisibilidad. Los árboles de la avenida central fueron talados para armar barricadas; la señalética vial arrancada; la única ferretería, quemada al igual que una casa y camioneta; todos los vidrios que la turba encontró, apedreados (incluido el Cesfam y el Liceo); el poco comercio existente, saqueado; las casas de 2 carabineros, apedreadas. Y todo esto con un contingente de 6 carabineros locales más un par de blindados de Fuerzas Especiales humanamente insuficientes para evitarlo o tomar detenidos.

Duele Ercilla… pero es un dolor en deuda porque sólo le duele a sí misma cuando en realidad debería dolerle a Chile entero.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más