Con un total de 7 hechos violentos comenzó el año en la Macrozona Sur de nuestro país, de los cuales 2 fueron en la región del Biobío y 5 en La Araucanía. Estos datos se registraron durante la primera semana del 2023 en el Indicador Violencia e impunidad de El Líbero, que desde esta semana registra también los ataques que ocurren en las regiones de Los Lagos y Los Ríos.

El período entre el 2 y el 8 de diciembre estuvo marcado por el traslado a la cárcel de Temuco del hijo del líder de la CAM, Pelantaro Llaitul junto a otros 2 comuneros, en medio de la presión que desde el día 27 de noviembre sostienen mediante una huelga de hambre líquida, encabezada por el propio Héctor Llaitul y que ya cumple 44 días.

El 3 de enero en la comuna de Lebu, un container instalado en una faena de la empresa Foraction resultó quemado producto de la acción de desconocidos, quienes dejaron una pancarta en el lugar en contra de las empresas forestales, sin que hubiese una adjudicación clara del hecho. Durante la misma jornada, en las calles aledañas a la Universidad de La Frontera y el Hogar Indígena de Temuco se registraron barricadas, sin que hubiesen mayores disturbios no detenidos.

El 4 de enero, nuevamente en la comuna de Lebu, un grupo de desconocidos procedió a quemar un bosque de propiedad de la empresa Forestal Arauco, en donde encendieron unos 20 focos desde donde se propagó el fuego por el predio denominado El Rosal, consumiendo aproximadamente 50 hectáreas, en una situación que debió ser controlada por tierra y aire por efectivos de emergencia.

En el lugar se encontró un panfleto que señalaba “Yordan Llempy presente. Fuego y bala a las forestales”, pidiendo también la liberación de comuneros mapuche presos.

El mismo día en la comuna de Galvarino, un grupo de comuneros pertenecientes al Lof Huampomallin y miembros de la CAM, hicieron ingreso al ex fundo Santa Laura, propiedad de la empresa Bosques Cautín, haciendo ocupación del predio, cuya reivindicación se hizo abiertamente a través de redes sociales.

En tanto, el día 5 de enero en la ruta que une Traiguén y Los Sauces, un camión granelero en el que viajaban 3 personas resultó consumido por la acción del fuego que terceros pertenecientes a la CAM iniciaron, en un acto donde no hubo lesionados ni detenidos. Mediante un comunicado por redes sociales exigieron la liberación de los miembros de la CAM presos en diferentes penales.

A los hechos ocurridos esta semana se sumaron 2 cortes de tránsito por barricadas, uno el 6 de enero en la ruta que une Temuco y Chol Chol mediante corte de árboles en el camino, además de otro corte en la entrada del fundo La Isla en la comuna de Lautaro el 7 de enero.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta