«Lo que hemos visto son negociaciones a espaldas de los ciudadanos, sin actas, sin registros, sin videos (…) Yo vi colectivos más intereresados en cerrar las puertas, apagar las cámaras y ahí conversar», dijo en el programa Especial Mirada Líbero el convencional independiente de centroizquierda Renato Garín.

Se trata de uno de los 8 constituyentes, de los 25 que integran la Comisión de Sistema Político, que no firmaron el acuerdo con las indicaciones sobre organización del Poder Ejecutivo y Legislativo, que se pactó fuera de sesión y que fue enviado a la instancia correspondiente casi a la medianoche del lunes, 17 minutos antes de que venciera plazo.

«Hay un tema de forma, en cuanto a la manera en que se hicieron las cosas. Se llegó con una promesa a esta Convención Constitucional, que fuese popular: no más acuerdos entre cuatro paredes, transparencia total, transmisión de las comisiones, de la deliberación, de las audiencias y resulta que acá no hubo nada», señaló al respecto en ese mismo programa la convencional Constanza Hube (UDI).

Aunque Hube también forma parte de la mencionada comisión y aunque en el espectro político se ubica en una posición poco cercana a la de Garín, tampoco hizo parte de dicho acuerdo.

«No hubo acta, no hubo secretario, no hubo transmisión. Cuando volvamos atrás y se diga ‘¿por qué se llegó a esto?, ¿dónde está la historia fidedigna?’, no existe y eso es bastante grave», agregó la convencional.

Un presidencialismo atenuado, sin vicepresidente y sin ministro de gobierno, en el que el Jefe de Estado puede optar a la reelección inmediata, así como un bicameralismo asimétrico, donde la Cámara de Diputados pasa ser Congreso y el Senado es sustituido por una Cámara de Regiones. Eso, a grandes rasgos, es lo que contiene el referido acuerdo.

Más allá del fondo, ambos convencionales coincidieron en criticar la forma en la que se llevó acabo el acuerdo. Las indicaciones contaron con el visto bueno de los representantes del Frente Amplio y el Partido Comunista.

«Tengo una objeción metodológica y es que durante meses la comisión y la Convención en general han tenido una suerte de obsesión con las actas, los registros y los videos de cada una de nuestras instancias. Incluso las reuniones protcolares de la presidenta se transmiten por Youtube», insistió Garín. 

«Durante meses Ricardo Montero (coordinador de la comisión) y compañía han colocado el énfasis en la metodología. Ahora me doy cuenta que era en parte para impedir y cercenar el debate. Justamente la metodología se les olvida cuando ellos necesitan llegar a un acuerdo. No es simplemente firmar un acuerdo hecho con una metodología que ha sido gris», advirtió.

En criterio de Garín, uno de los principales inconvenientes es que «no hay manera de cotejar» lo que dijeron cada una de las partes en la reuniones, que se realizaron desde el jueves de la semana pasada y en instituciones públicas como la Universidad de Chile y la misma Convención.

«La metodología de la Comisión ha sido errada y eso la quebró, por eso yo no participo de instancias informales«, dijo.

No es un acuerdo transversal

Para Constanza Hube lo que se ha vivido al interior de la Comisión de Sistema Político y de la Convención ha sido un «voluntarismo sin límite». Aseveró que en ningún caso se puede hablar de que lo que se ha presentado es un «acuerdo transversal».

«Se pusieron de acuerdo entre ellos mismos. Válido, tienen los votos y tienen además la representación para hacerlo, es legítimo, pero que no pretendan decir que esto es un acuerdo transversal; que no vengan a decir que es un acuerdo que dejó contento a todo el mundo, porque no es verdad. Más que dejar a todos contentos, no dejó a nadie de ese grupo enojado«, aseveró Hube.

Garín, por su parte, advirtió que en la Convención se ha verificado una «falta de cultura deliberativa» por parte de algunos constituyentes. «Hay muchos que no se sienten cómodos debatiendo. Eso ha ido contaminando el trabajo deliberativo de las comisiones, con una serie de malas prácticas que tienen los grupos derivados de la Lista del Pueblo. Está siempre en el límite de la funa, utilizando el Whatsapp para atacar a las personas», señaló.

Desde su criterio, el acuerdo al que se llegó no representa un triunfo para ninguno de los sectores que participó. «Los socialistas terminaron imponiendo un poco más su criterio, pero tampoco del todo, así que no veo triunfadores», sostuvo.

Los sectores que quedaron por fuera presentaron otras propuestas

Un presidencialismo en el que se incluye la figura del ministro de gobierno, pero «muy acotada», y un sistema bicameral asimétrico fueron parte de la propuesta que presentaron por aparte los convencionales de centroizquierda. A estas indicaciones sí se sumó Garín.

Ante su negativa a adherirse al acuerdo en cuestión, Hube también rubricó otra propuesta, la que presentó la UDI y los propio hizo RN y Evópoli. En el caso de la UDI, se plantea la existencia de la figura del Presidente y del Vicepresidente, sin ministro de gobierno. En cuanto al Legislativo, se prevén las figuras de la Cámara de Diputados y del Senado.

«Tenemos propuestas para mejorar las prácticas parlamentarias y las prácticas legislativas, tener comisiones investigadoras permanentes, un consejo de evaluación de las leyes que permita ir generando una retroalimentación con los parlamentarios, para que no sigan legislando siempre sobre lo mismo», explicó Hube.

«El otro es es un mal acuerdo porque el diseño institucional no va a funcionar. Se dice que es un presidencialismo, pero no se sabe qué va a pasar con las acusaciones constitucionales. Si terminan siendo fáciles de tramitar se pueden ir botando a los ministros y al presidente, entonces no sería un presidencialismo, sino un parlamentarismo de facto», dijo, al tiempo que advirtió que esto acercaría a Chile al sistema peruano, país que actualmente se mantiene en una crisis política.

La convencional tambipen criticó que en esa otra propuesta se hable de bicameralismo. «Se trata de una sola cámara y se deja una cámara territorial fuera del Congreso que no tiene potestad legislativa real. Más allá de estar de acuerdo o en desacuerdo, no hay que mentirle a la gente, hay que hablar con la verdad», señaló

Deja un comentario

Cancelar la respuesta