COLUMNAS DE OPINIÓN

William Díaz

Con la desintegración del sistema tributario, un empleado que gana 1 millón de pesos al mes paga cerca de 175 mil pesos en impuestos a la renta, IVA, aranceles, combustibles, bebidas alcohólicas y otros. Hoy, y como efecto de la reforma del 2014, un emprendedor que retira el mismo millón de pesos paga, adicional a los 175 mil, casi 270 mil más por efecto de retirar ese millón de las utilidades de su empresa y tener que pagar el 27% de impuesto de primera categoría que pagan las compañías.

Seguir leyendo