COLUMNAS DE OPINIÓN

Patricio Navia

Sociólogo, cientista político, académico UDP

Cuando el Presidente Piñera fue duramente —y correctamente— criticado por decir que Chile estaba en guerra, hubo una dimensión en su declaración que era acertada y que pasó desapercibida. Producto de las protestas, saqueos y destrucción, nuestro país había perdido el orden público y la paz social. Aunque hay mejores antónimos que guerra, la declaración del Mandatario anticipaba que el país debería eventualmente encontrar el camino para recuperar la paz.

Seguir leyendo