COLUMNAS DE OPINIÓN

Pilar Molina

Periodista
Sebastián Piñera empezó distinto su segundo período, hablando como Presidente y no como autoridad divertida, omnipresente, multifacética. Si se limitara a liderar públicamente los temas económico y de seguridad quizás podría evitar terminar como Bachelet, pésimamente evaluada y ansiando llegar pronto al final de su mandato.
Seguir leyendo