COLUMNAS DE OPINIÓN

Orlando Sáenz Rojas

Empresario y escritor

La democracia liberal, tal como la conocemos, está diseñada para funcionar con grandes corrientes de opinión capaces de amplios consensos. Las redes sociales, con su enorme capacidad para subdividir a la ciudadanía en una multiplicidad de causas particulares, han destruido la capacidad de formación de las grandes mayorías y su inmediata consecuencia es la inutilización de los parlamentos en su capacidad para legislar sensatamente.

Seguir leyendo