COLUMNAS DE OPINIÓN

Manuel Bengolea

Economista

El aumento de las pensiones básicas debe ser a costa de impuestos generales, no de cargo de los trabajadores, porque es social y económicamente injusto, atenta contra el crecimiento y los salarios de los que pretende proteger, e incentiva la informalidad laboral. La contribución del empleador para engrosar la pensión de sus trabajadores debe ir mayoritariamente a cuentas individuales, y deben ser éstos quienes decidan dónde y quién les administre sus ahorros.

Seguir leyendo