Publicado el 16 julio, 2021

El “factor miedo” que funcionó en la definición Orrego-Oliva y que no se repite en la primaria

Autor:

Francisca Escalona

El analista de datos Santiago Larraín desmenuzó la votación de gobernadores regionales y confirmó que los votos de la centroderecha alimentaron la victoria de Claudio Orrego en la Región Metropolitana por temor a la extrema izquierda. Con esto en cuenta, subraya que la primaria del sector cuenta con variedad de candidatos y una elección que aún “está abierta”, por lo que no conviene “abultar el número de potenciales electores de Apruebo Dignidad”.

Autor:

Francisca Escalona

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Hay una “dosis de incertidumbre” en cuanto a lo que sucederá en las primarias de este 18 de julio. A pocos días de la elección, expertos electorales han descartado jugársela por un resultado e, incluso, los sondeos de opinión tampoco muestran un resultado claro.

El analista de datos Santiago Larrín hizo un estudio de cómo se movieron los votos en primera y segunda vuelta de gobernadores regionales. Considerando estos resultados y de cara a los comicios, plantea que mientras “el factor miedo” movilizó a gran parte de los electores de derecha el 13 de junio, en esta ocasión no sería extrapolable.

La primaria busca establecer un representante por pacto para la elección presidencial de noviembre. Chile Vamos buscará definir entre Mario Desbordes (RN), Joaquín Lavín (UDI), Ignacio Briones (Evópoli) y Sebastián Sichel (Independiente), mientras que en Apruebo Dignidad, se elegirá entre Daniel Jadue (PC) y Gabriel Boric (Convergencia Social).

En particular sobre Chile Vamos, el analista de datos de la Universidad de Chicago propone que a diferencia de la segunda vuelta de gobernadores, en esta ocasión la centroderecha aún “tiene expectativas de victoria”.

Larraín dice que los candidatos de la primaria son bastante variados por lo cual el electorado tiene “buenas cartas” de donde elegir. A eso suma que esta votación aún está abierta. 

“No hay un ganador demasiado claro como en la elección pasada, donde era tan claro que ganaba Piñera que uno podría decir ‘no votemos por ninguno de ellos, vamos a votar a la otra primaria porque ya está decidida’”, sostiene. Adicionalmente, apunta a que Sichel y Lavín son punteros en las encuestas, las que se han equivocado, por lo que también podría haber sorpresas.

Otro punto que el experto afirma que hay que considerar es que en los análisis se toma en cuenta la cantidad de votos por primaria, entonces si gente de la derecha vota en la primaria de la izquierda, “va a abultar el número de potenciales electores de Apruebo Dignidad”.

El factor miedo 

El analista sostiene que si bien hay varias teorías de por qué la derecha salió a votar en masa por Claudio Orrego, la más probable es que se haya manifestado un voto anti izquierda dura, anti Frente Amplio o anti comunista. Esto, dice, sobre todo considerando que la segunda vuelta se tornó bastante más agresiva, lo que incentivó al electorado a movilizarse. 

“Es interesante como fenómeno porque Orrego nunca pidió el voto de la derecha, por el contrario, fue bastante duro con la derecha, dijo ‘no, no me interesa’”. Teniendo esto en consideración, Larraín manifiesta que esa movilización podría replicarse en una eventual segunda vuelta presidencial donde la derecha no cuente con representación. 

“Si llegaran a pasar Yasna Provoste y Jadue o Boric, uno podría esperar que el voto anti izquierda dura igual va a salir”, opina. “Es muy esperado que si no pasara a segunda vuelta el candidato de la derecha, el candidato que sí pase de la ex Concertación reciba casi la totalidad de esos votos sin siquiera hacer campaña”, concluye.

Larraín sostiene que el denominado “factor miedo” se vería pronunciado en un contexto presidencial, ante la relevancia del cargo. El analista apunta que la campaña del Alcalde de Recoleta ha hecho tanto ruido que podría preocupar a más sectores en la ex Concertación por lo que ellos también podrían salir a votar por cualquier otro candidato.

Ahora bien, el analista plantea que pese a que el voto por miedo a Karina Oliva se vio manifestado en un triunfo de Orrego, la candidata del Frente Amplio también tuvo el traspaso de los sufragios de otros aspirantes que quedaron en el camino. Al desmenuzar los votos que obtuvo Oliva, Larraín halló que el FA mantuvo siete de cada diez preferencias; mientras que el Partido Humanista, es decir, los votos de Pablo Maltés fueron cuatro de cada diez para Oliva. 

Sin embargo, el Partido Ecologista Verde y la Federación Regionalista Verde Social traspasaron muy pocos votos, uno de cada 20, respectivamente, a la candidata de Comunes. Es por lo anterior que Larraín señala que en una eventual segunda vuelta entre Provoste y Jadue, “no es descabellado pensar que la derecha no se quedaría en la casa. No lo hizo con Orrego, en una elección mucho menos relevante y con un opositor menos de izquierda”.

Más apoyo de Chile Vamos que de Unidad Constituyente

Larraín llega a tales conclusiones tras analizar la contienda entre Claudio Orrego y Karina Oliva por la Gobernación de la Región Metropolitana. “La pregunta que todos se hacían es: ¿qué pasó con la derecha; fue a votar por Orrego o no?”. Así describe el analista de datos, como comenzó con la decodificación de los resultados de los comicios. En reiteradas ocasiones se ha mencionado que Claudio Orrego, el candidato de Unidad Constituyente, ganó la Gobernación Metropolitana con los votos de Chile Vamos, y Larraín buscó responder con datos a esa interrogante.

El objetivo fue hacer un análisis riguroso y cuantitativo acerca de cómo operó el traspaso de votos entre primera y segunda vuelta de gobernadores. Para lo anterior, se “utilizó una descomposición de varianza de los votos obtenidos por Orrego y Oliva en las mesas de toda la RM”, explica.  

Tras recoger la votación de la Región Metropolitana y eliminar del conteo las tres comunas que se suponía le dieron el triunfo al democratacristiano: Las Condes, Lo Barnechea y Vitacura, Larraín encontró que “Orrego ya no ganaba, sino que ganaba Karina Oliva, entonces ese fue un primer súper indicador de que había ganado por la derecha”, detalla. 

“Había mucha discusión porque la izquierda le dijo a Orrego que había ganado por la derecha, entonces la gente de la ex Concertación dijo ‘no, eso no es verdad’. Ese análisis que es más bien cuantitativo-numérico se tornó político”, explica. 

En todo caso, Larraín apunta a que más allá de aquellas tres comunas que efectivamente aportaron en el triunfo a Orrego, existió un alineamiento de la derecha con el DC. Al sumar los votos de Catalina Parot y el Rojo Edwards, “graficarlos y generar una correlación entre Orrego primera vuelta y segunda vuelta, se ve una correlación súper clara. Cuando Parot en primera vuelta en una mesa sacaba más votos, en segunda vuelta Orrego también sacó más votos”, precisa. 

Ese escenario se mantuvo tanto para los votos de Chile Vamos como para los de Republicanos. El analista describe que de diez votos que consiguió Parot en primera vuelta, todos -proporcionalmente, considerando la disminución en la participación- fueron para Orrego en la segunda vuelta. En tanto, Edwards le entregó ocho de cada diez sufragios.

De igual forma, sostiene que hay algunas excepciones, sin embargo, “son poquitas mesas que quizás son de Republicanos muy duros, pero en el fondo en la gran mayoría se ve una correlación con mucha fuerza, con mucha claridad”. 

Esto, dice, hace pensar que el exintendente no se quedó con la gobernación solo con los votos de esas tres comunas más conservadoras, sino que también con el voto de derecha en el resto de Santiago. 

Ahora bien, lo que más llama la atención de Larraín es que “Chile Vamos votó mucho más uniformada por Orrego en segunda vuelta, que el mismo votante de Orrego de Unidad Constituyente”, subraya. 

Explica el analista que lo anterior se debe a que uno de cada cuatro votos de Orrego se traspasó en segunda vuelta a Karina Oliva. De ellos, el electo gobernador conservó dos, el resto, en tanto, corresponde a quienes no asistieron a sufragar.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO