El Presidente de la República, Sebastián Piñera, a través de un comunicado, oficializó la designación de Rosanna Costa como presidenta del Banco Central de Chile, «en reconocimiento a su experiencia, trayectoria, aporte a la política monetaria, el control de la inflación y el desarrollo económico del país».

Rosanna Costa se convierte así en la primera mujer en encabezar el Banco Central. Es Ingeniera
Comercial con mención en economía de la Universidad Católica de Chile. Desde 2017 se desempeñaba como consejera del ente emisor. Además, entre 2010 y 2014 fue Directora de Presupuestos del Ministerio de Hacienda.

El comunicado de Presidencia ahonda en que la próxima presidenta del Banco Central también ha sido directora del Sistema de Empresas Públicas, consejera de Alta Dirección Pública, directora de Comunidad Mujer, integrante del Círculo de Recursos Humanos de Icare y miembro del consejo directivo del Magister en Gerencia y Políticas de la Universidad Adolfo Ibáñez.

«El Presidente Sebastián Piñera le desea a Rosanna Costa mucho éxito en su nuevo cargo como presidenta del Banco Central de Chile», concluye el texto.

El nombramiento llega tras la renuncia de Mario Marcel -quien estuvo en el cargo hasta el pasado 27 de enero-, para asumir como ministro de Hacienda del próximo gobierno de Gabriel Boric. Marcel había sido ratificado en el cargo en octubre pasado por la tranquilidad que daba a los mercados, pero en la ocasión ya se asomaba el nombre de Costa como su reemplazante natural.

La designación no estuvo exenta de suspenso, pues tras la designación de Marcel en el próximo gabinete, se pensó que el cargo de presidente del Central podría ser ocupado por otro consejero con una sensibilidad política similar a la del futuro ministro de Hacienda,  y trascendió la existencia de conversaciones sobre el tema entre el presidente en ejercicio y el presidente electo.

El nombramiento de Costa no necesita ser ratificado por el Senado, pues es facultad exclusiva del Presidente Piñera.