El izquierdista Pedro Castillo asumió este miércoles la Presidencia de Perú, tras un reñido proceso electoral que enfrentó en segunda vuelta con Keiko Fujimori. El triunfo de Castillo, del Partido Perú Libre, fue ratificado hace unos días, luego de que se desestimaran las impugnaciones a la elección realizadas por Fuerza Popular, partido de Fujimori. Sin embargo, Castillo logró quedarse con la presidencia por un margen de 44 mil votos.

En una ceremonia celebrada en el Congreso Nacional, el abanderado del partido Perú Libre recibió la banda presidencial y juró como nuevo jefe de Estado, en presencia de legisladores e invitados internacionales.

El nuevo Mandatario procedió a leer su discurso de aceptación, que comenzó con un reconocimiento a los pueblos indígenas y afrodescendientes del país, la misma fecha que se celebran 200 años de la proclamación de independencia de Perú. «Me dirijo a ustedes este día que se cumplen 200 años de la declaratoria de la independencia del Perú. Es un inmenso orgullo para mí estar en este recinto, pero a pesar de que conmemoramos una fecha tan simbólica nuestra historia en este territorio viene de mucho más atrás», recalcó.

Tras eso, hizo un llamado a la unidad para superar juntos los problemas de la pandemia, asegurando que, desde hoy, el país será dirigido por un Gobierno que represente fielmente al pueblo peruano. Afirmó que su prioridad será que toda la población tenga acceso a la vacuna contra el coronavirus y hacer que el acceso a la cobertura médica sea universal. Entre sus objetivos mencionó que busca que el «70% de la población sea inoculada a fin de año».

En tanto, en materia de educación, el Mandatario dijo que declarará “estado de emergencia” para la Educación Pública, lo que permitirá el aumento de entrega de recursos.

En la instancia también estuvieron presentes otros líderes de estados, entre ellos, el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, el Presidente de Bolivia, Luis Arce, el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, el Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el Rey de España, Felipe VI, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao y la vicepresidenta de Uruguay, Beatriz Argimón.

Entre otros anuncios, Castillo nombró el libre acceso a internet para las universidades como un derecho, descartó las expropiaciones, le impuso un plazo de 72 horas a los delincuentes extranjeros para salir del país y aseguró que «jóvenes que no estudien ni trabajen deberán acudir al Servicio Militar».