Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de septiembre, 2018

Ministro Valente: «Hoy hay bastante consenso en que no podemos sacrificar el crecimiento»

Autor:

Bastián Garcés

Para el titular de Economía la gente está mucho más consciente de que «si no lo cuidamos se desvanece, deja de caer la pobreza, no tenemos las mejoras en igualdad que queremos y, al final, nuestra calidad de vida empeora». Además, sobre las cifras entregadas por el FMI, señala: «Es fantástico adelantar las metas y llegar rápido, pero nos pone el desafío de mantener estas tasas en los años que vienen».

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aumentó la estimación de crecimiento económico para Chile, pasando de un 3,8% a un 4%. En su informe, el organismo internacional destaca que las autoridades del país «están profundamente involucradas en una amplia agenda de reformas que debería elevar el crecimiento y el nivel de vida», a la vez que subraya la importancia de las medidas que ha tomado el gobierno como el recorte del déficit fiscal, la modernización tributaria y la creación de instituciones que facilitan la inversión.

«Si bien reconocen el crecimiento este año y muchas de las cosas que el gobierno ha estado haciendo, de alguna manera el FMI no ha cambiado sus proyecciones de largo plazo para Chile», señala a «El Líbero» el ministro de Economía, José Ramón Valente, quien explica que el gran desafío del gobierno es «ejecutar nuestro programa y, con los hechos, mostrar que vamos a ser capaces de subir el crecimiento a largo plazo del país». Además, plantea que «hoy hay bastante consenso de que no podemos sacrificar crecimiento porque si no lo cuidamos se desvanece, deja de caer la pobreza, no tenemos las mejoras en igualdad que queremos y al final nuestra calidad de vida se empeora».

-Esta semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) reajustó la proyección de crecimiento económico para Chile, ¿qué evaluación hace el gobierno de esto?

-Es muy interesante porque tenemos un 2018 en el que no solo en el gobierno y el Banco Central, sino que también las instituciones de prestigio, como el FMI, cifran el crecimiento para este año en un 4% hacia arriba. El FMI dijo 4%, el Banco Central tiene de 4% a 4,5%, eso es muy importante porque venimos de un año en que la economía creció en un 1,5%. Estamos más que duplicando el crecimiento del año pasado y el promedio de los últimos 4 años. El crecimiento viene acompañado de empleos de calidad, por eso estamos viendo cómo crece la demanda por empleos de buena calidad. Cuando uno mira el programa de gobierno, lo que nosotros planteamos es crecer al año 2021 al 4%, estamos logrando esa meta en nuestro primer año y eso tiene de dulce y agraz. Por un lado, es fantástico adelantar las metas y llegar rápido, pero nos pone el desafío de mantener estas tasas de crecimiento en los años que vienen.

Por un lado, es fantástico adelantar las metas y llegar rápido, pero nos pone el desafío de mantener estas tasas de crecimiento en los años que vienen»

-¿Cómo se lograría eso?

-Si uno mira en el mismo informe del FMI dice «sí, Chile va a crecer al 4% este año, pero va a ir tendiendo a una tasa de crecimiento del 3% en el largo plazo». Por lo tanto, el gran desafío que tenemos es ejecutar nuestro programa y, con los hechos, mostrar que vamos a ser capaces de subir el crecimiento a largo plazo del país y que no es solamente un tema de un año.

-¿Y con qué medidas concretas se puede llegar a eso concretamente?

-Uno puede tener un buen año sobre la base de la confianza, de reactivar a gente que tenía malas perspectivas y proyectos que estaban dormidos, pero se necesita un impulso duradero para que esto siga creciendo. Ahí es una combinación de mantener las buenas expectativas de la gente y las acciones que vamos concretando. El ministerio de Hacienda han concretado cosas muy claras, como su compromiso con reducir el déficit fiscal, que se notó en los recortes de gastos que se hicieron -que se va a notar muy claramente en el presupuesto a presentar ahora-, y también en la modernización tributaria que reintegra el sistema y le da un impulso a la inversión por la vía de incentivos específicos. Desde el ministerio de Economía hemos dicho que para que sea sostenible el crecimiento hay dos cosas que tienen que ocurrir sí o sí: la inversión se tiene que recuperar en forma sostenida y la productividad tiene que crecer. Si no se dan esos dos elementos no vamos a tener este crecimiento a largo plazo, sino que como máximo al 3%, como habla el FMI. Ya es difícil crecer 3% porque es duplicar lo que se hizo en los cuatro años anteriores. Nuestro objetivo es que la inversión tiene que crecer entre 6% y 7% al año para que logremos recuperar un 25% de tasa de inversión hacia el final del período de gobierno, y que la productividad crezca al menos un 1% al año, para sostener tasas de crecimiento del 4%.

«Se pensó que el crecimiento estaba dado y lo que descubrimos en los últimos cuatro años fue que era frágil«

-El FMI valoró la creación de las oficinas de Gestión de Proyectos Sustentables (GPS) y de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN).

-Creamos las oficinas porque creemos que es una tarea permanente del Estado, no es una tarea de un día o un proyecto de ley. El Estado necesita preocuparse permanentemente de que estén las condiciones para que Chile sea un país atractivo para recibir inversiones, desde afuera y de los mismos inversionistas locales, y también para que se vayan generando las condiciones para las mejoras en productividad, lo que nos hace más competitivos. Decidimos formar una oficina de Gestión de Proyectos Sustentables, que mejora el ambiente microeconómico, reduce la burocracia, los tiempos, mejora la seguridad jurídica y la coordinación interministerial. Mientras que lo que hace la oficina Productividad y Emprendimiento Nacional es levantar barreras de entrada para hacer más competitivos los mercados, eliminar privilegios que puedan tener algunas industrias y permitir que nuevos emprendedores desafíen a los incumbentes y, de esa forma, desconcentrar los mercados. Además, hacer que Chile se integre al resto del mundo no solamente por la baja de aranceles, sino que por la vía de armonizarlo regulatoriamente, que nuestra regulación interna converse con los mejores estándares regulatorios del resto del mundo.

Hay cerca de US$60 mil millones en proyectos entre 2018 y 2021, lo que representa cerca de 280 mil empleos de calidad nuevos, entre directos e indirectos».

-Uno de los principales ejes del gobierno es el crecimiento económico. ¿Cree que la gente está sintiendo que le llegan los beneficios de las cifras que se están conociendo? 

-Lo que pasa es que se pensó que el crecimiento estaba dado y lo que descubrimos en los últimos cuatro años fue que era frágil, que era algo que había que cuidar, fomentar y cultivar. Ese fue un aprendizaje de la sociedad chilena y hoy hay bastante consenso de que no podemos sacrificar crecimiento porque si no lo cuidamos se desvanece, deja de caer la pobreza, no tenemos las mejoras en igualdad que queremos y, al final, nuestra calidad de vida empeora. Esto es un consenso nuevo, ganado a partir de la experiencia traumática de los últimos cuatro años. La gente está mucho más consciente de esto.

-¿Cómo el ministerio de Economía incentiva la generación de empleos?

-En el catastro de inversiones que tenemos en GPS, hay cerca de US$60 mil millones en proyectos entre 2018 y 2021, lo que representa cerca de 280 mil empleos de calidad nuevos, entre directos e indirectos, hay una clara relación entre inversión y empleo de calidad y estamos trabajando para que eso se cumpla. La inversión es un proceso que no es instantáneo, la gente tiene que hacer estudios, echar a andar los proyectos, por lo que toma algún tiempo. Lo que estamos viendo es que los grandes proyectos de inversión van a empezar a materializarse a partir del cuarto trimestre de este año y con más fuerza durante 2019.

«Chile, lejos de estar en una crisis, es el país que más va a crecer este año en Latinoamérica»

-Se ha destacado que Chile ha podido resistir bien las crisis económicas. A nivel internacional hay un escenario de incertidumbre. ¿Cómo está preparado el país para este contexto?

-Lo que hemos visto es que los países que estaban mal preparados ya han tenido una crisis: Sudáfrica, Turquía, Argentina y, en menor medida, Brasil, por su inestabilidad política. Chile, en cambio, lejos de estar en una crisis, es el país que más va a crecer este año en Latinoamérica. Los elementos que hacen de Chile un país que está bien preparado, aunque no inmune, frente a una crisis son la credibilidad de su Banco Central, la política de tipo de cambio flexible, la poca dependencia del financiamiento externo y reducción del déficit fiscal. Esos elementos nos diferencian de Turquía, Argentina y Brasil.

Cuando el Presidente me llamó para ofrecerme ser ministro me dijo: ‘quiero que usted se levante todos los días pensando en cómo le va a mejorar la calidad de vida a los chilenos'».

-Usted fue una de las sorpresas cuando se anunció el gabinete, ¿cuáles han sido los principales desafíos que ha tenido?

-Los desafíos son muchos porque uno tiene el jefe directo que es el Presidente de la República, tiene que responder en el Congreso y a la opinión pública. Pero junto con eso uno tiene un mandato muy claro que es llevar a cabo un programa. Cuando el Presidente me llamó para ofrecerme ser ministro me dijo: «quiero que usted se levante todos los días pensando en cómo le va a mejorar la calidad de vida a los chilenos».

-Usted antes de asumir la cartera era columnista, ya en su nuevo rol tuvo frases por las que fue criticado ¿cómo separa al ministro del columnista?

-Uno tiene cierta visión del mundo y tiene ciertas convicciones. Si uno está apoyando a un gobierno y es parte de él es porque cree que refleja bien esa visión. Sería muy difícil para mí pararme como ministro si no pensara que el Presidente Piñera y el gobierno comparten lo que yo creo que son los elementos necesarios para hacer de este un país más desarrollado y que la gente en Chile viva mejor. Hay mucha concordancia entre lo que yo pensaba como persona en el mundo privado y los planteamientos que el programa de gobierno y el Presidente Piñera tienen para hacer de Chile una nación mucho más próspera.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: