Publicado el 5 junio, 2021

Ministro de Economía y retiro de pensiones: “No hay que legislar en base al temor”

Autor:

Pilar Molina

El titular de la cartera, Lucas Palacios critica la discusión que se ha generado en torno al retiro del 100% de los fondos de las AFP. “No tiene justificación seguir echándole mano al bolsillo de las pensiones, es muy peligroso”, señala y agrega: “Puede haber personas que necesiten más dinero y para eso están los recursos del Estado”.

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El anuncio del diputado Jorge Alessandri (UDI) sobre presentar un proyecto de retiro del 100% de los fondos de pensiones, para “evitar que sean estatizados” en un eventual gobierno de izquierda, y luego la presentación de un proyecto en esta línea por parte de la diputada Pamela Jiles (PH), generó un remezón en la economía y entre los expertos de gobierno y de centroizquierda.

“Ninguno de los dos proyectos puede colaborar con mejorar las pensiones, es algo que nos preocupa mucho, porque las pensiones son muy bajas hoy”, señaló el ministro de Economía Lucas Palacios en el programa Mirada Líbero en Agricultura en conversación con la periodista Pilar Molina.

-La Cámara despachó al Senado el IFE mejorado, por sobre la línea de pobreza y que cubrirá más hogares por más tiempo. Además, recibió la presión de la UDI que quería extender este beneficio hasta diciembre. ¿El gobierno recibió el golpe de perder la lealtad de la UDI, para pedir y pedir, luego de la Cuenta Pública del Presidente?

-Hay varios temas mezclados ahí. En primer lugar, este programa de inyección de 11 mil millones de dólares para los próximos tres meses es muy significativo y va a ayudar mucho a la economía, tanto por la parte de la demanda por el lado de las familias, como por el lado de la oferta, con el bono a las pymes, que ya comenzó su tramitación. Una vez aprobado y que pase por el Senado el IFE, ya entramos de lleno en la tramitación del bono para las pymes, que es bastante inédito. Este puede alcanzar hasta los cinco millones de pesos para algunas pymes que cumplan con ciertos requisitos, bastante mínimos, y va a ayudar a que esas empresas se puedan poner a punto para tomar el momento en que la economía se va a ir abriendo, una vez que avance el proceso de vacunación. Esta semana llevamos 900 mil vacunas inoculadas ya, gracias también al incentivo que generó el Pase de Movilidad. Y segundo, el discurso del Presidente fue empático, fue humilde.

-Pero no fue empático con la coalición, según la UDI.

-El discurso del Presidente fue empático con la situación que está viviendo el país, reconociendo que esta ha sido una situación súper difícil para todo el mundo, para Chile, para el gobierno y para él también. Para mí y los ministros obviamente que estamos ante una situación anómala, de tener a las personas confinadas durante un año y medio, y eso es importante en el discurso. Incluso el Presidente pidió perdón frente a aquellas personas que, pese a todos los esfuerzos que hemos hecho, quizá no hemos llegado a tiempo con las ayudas…

-¿Y respecto a la UDI?

-Hay un sector de la UDI que, por supuesto, no le gustó, no recibió de buena forma lo del matrimonio igualitario. Me parece en lo personal que es un proyecto necesario de avanzar en Chile, porque tenemos que tener leyes que abracen a todos. Hay personas que quieren crear familias, que quieren comprometerse, y a nosotros nos parece que eso es algo valioso, y no entiendo que exista una sobrerreacción tan fuerte por parte de la UDI, y en circunstancias en que la UDI también existen distintos puntos de vista. 

Esto se ha ido transformando en una muletilla por parte de la oposición de pedir cada vez más y más”.

-Y el IFE ingresa al Senado, ¿cuánto más está dispuesto a ceder el gobierno?

-Lamentablemente esto se ha ido transformando en una casi muletilla por parte de la oposición de pedir cada vez más y más, pero resulta que nosotros creemos que tenemos que presentar proyectos que también sean sostenibles y tengan que ver con la situación fiscal y con la situación en la que viven las familias hoy en día. Al principio teníamos un IFE que era de 65 mil pesos y que alcanzaba al 40% del Registro Social de Hogares, en cambio, ahora ya ha pasado un año y medio, y la pandemia se ha extendido fuertemente, ha golpeado a las familias, por lo que estamos entregando mucho más que eso, y son 177 mil para el primer miembro, y sigue decreciente en la medida en que se van sumando otros miembros del hogar, al 100% del Registro Social de Hogares. Esto tiene un sentido social, pero también coincide con el momento en que, de acuerdo al avance de la vacunación, se va a poder empezar a reactivar la economía.

Estos recursos también van a ser una inyección de liquidez al mercado, que también es importante para la reactivación económica. Lo mismo está ocurriendo en otras economías cuya política pública nosotros estamos evaluando permanentemente. Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, algunos países europeos, Japón y otros países, estamos viendo de qué manera hacen coincidir sus avances en la vacunación, con aquellos incentivos tanto por el lado de la oferta como de la demanda, para que se reactive la economía.

-Pero en vez de retirar están aumentando más que nunca los subsidios. El IFE universal va a costar 3 mil millones de dólares, son cifras de magnitudes muy grandes. Corresponden aproximadamente a 10 hospitales de alta complejidad, ¿eso significa que son 35 hospitales en tres meses y medio?

-Son muchos recursos, comprendamos que la pandemia no ha afectado a toda la economía ni a todas las personas de la misma forma, por eso que tiene un nivel de focalización, en el sentido que es universal, pero es para las personas que están en el Registro Social de Hogares, es decir, personas que están en una situación de ingreso desmedrada.

-¿Pero estas magnitudes tienen sentido? Cuando esta semana tuvimos ventas históricas en el CyberDay con 640 millones de dólares, y cuando sabemos que hay una liquidez extrema en el mercado, tanto por los retiros como por las ayudas estatales. Y además, hoy hay problemas para contratar personas tanto en la agricultura como en la construcción.

-Siempre es momento de poder ayudar a las familias que lo necesitan. Segundo, este año nos vamos a reactivar con fuerza, existe consumo doméstico en base a la liquidez que se ha inyectado y en base a la liquidez por los retiros. Y eso va a ayudar a la reactivación de la economía. Lo que nosotros quisiéramos es que exista un mayor componente de inversión, lo cual estamos viendo en la importación de bienes de capital, que ha crecido en forma bastante extraordinaria. Estamos viendo una reactivación fuerte este año, en la que podemos acercarnos al 7% de crecimiento, según las últimas estimaciones de varios centros de estudio, y con lo cual vamos a ser el único país de Latinoamérica que vamos a mostrar cifras positivas en los dos años. Y eso habla bien de la resiliencia de nuestro país y bien de las posibilidades de aplicar una política fiscal expansiva, que es lo que estamos haciendo, que se coordina con una política monetaria expansiva. Ahora, va a haber un momento en que este crecimiento tiene que ir transformándose en creación de nuevos puestos de trabajo y eso lo genera la inversión. En eso estamos trabajando y viendo cifras bastante positivas, y también en grandes proyectos de inversión, que lejos de disminuir están aumentando.

-¿Usted no tiene aprehensiones en que al Estado le va a costar retirar estas transferencias directas a las personas?

-Bueno, la oposición pidió otros tipos de ayuda, porque uno dice uno, y la oposición dice uno más uno, y así sucesivamente… Y lo que estamos haciendo es legislar y proponer políticas públicas que sean responsables, financiables, y que tengan un impacto de acuerdo al momento que está viviendo la pandemia. Cuando ya no tengamos cuarentenas, cuando tengamos un avance en la vacunación que sea más significativo, cuando se empiecen a generar estos nuevos puestos de trabajo en base a los proyectos de inversión, entonces va a ser un momento en que las empresas van a poder realmente tener los ingresos suficientes para no necesitar un aporte fiscal.

-Pero eso supone que no van a seguir cerrando, y esta semana se anunció que más comunas ingresarán a cuarentena. ¿Eso no se va a seguir ampliando? Porque se pone en contradicción la salud con la economía. ¿Superamos esa dicotomía, o no?

-Yo no creo en esa dicotomía, porque una economía sana funciona con personas sanas. Y lo que tenemos en Chile es una estrategia diversificada de aplicación de restricciones y de confinamiento, de acuerdo al nivel de contagio que existe en esas comunas, y tenemos un factor, una variable restrictiva, que es la capacidad del sistema hospitalario integrado para poder atender a las personas que necesitan una cama UCI, que ese es el factor más estresado ahora. En cambio, vemos comunas en las que avanza rápido el proceso de vacunación, entonces la presión empieza a ser menor. Estamos en la mitad de ese proceso, y desde el momento en que teníamos a casi 18 millones de personas confinadas, hoy tenemos bastante menos, y nuestra voluntad es ir disminuyendo los confinamientos, pero para eso necesitamos condiciones sanitarias que lo permitan.

Lo que estamos haciendo es legislar y proponer políticas públicas que sean responsables, financiables, y que tengan un impacto de acuerdo al momento que está viviendo la pandemia”.

-¿Usted sabe que hoy hay problemas para contratar a personas en algunos sectores de la economía, como en la agricultura y como en la construcción?

-No he visto una cosa que sea generalizada, pero en aquellos lugares en donde hay situaciones de confinamiento evidentemente que hay más dificultad para poder llegar a la contratación. Esa es la razón por la cual algunos proyectos en esos lugares todavía no han comenzando. Por eso digo que lo importante para poder generar nuevos puestos de trabajo es que exista posibilidad de que se desarrollen esos proyectos, y eso va a ocurrir cuando se vaya desconfinando. Ahora, existen algunos sectores específicos que han visto alguna dificultad en la contratación, pero no necesariamente es porque el Estado está apoyando, porque cuando el Estado apoya eso no significa que una persona no se pueda contratar, no pierde ningún beneficio por parte del Estado. Pero evidentemente que hay muchas personas que pueden estar con temor de ir a trabajar cuando ven que el virus campea a su alrededor, o cuando han perdido a un ser querido, por ejemplo.

-¿No tiene la percepción de que hoy en muchos sectores se está pidiendo contratos por ingreso mínimo, para no perder los beneficios estatales?

-No, no he visto eso. Nosotros hemos tratado de clarificar, porque hemos visto una falta de información quizá, es que las personas que reciben un beneficio por parte del Estado, como un IFE, no pierden ese beneficio si es que se contratan de manera formal, que es lo que algunos temían.

-¿Y si le aumentan los ingresos, porque tiene un contrato por un monto mayor?

-No lo pierden, porque para los próximos tres meses lo que prima es la situación que actualmente está registrando. Es decir, una persona que ahora recibe el IFE y que no está en el 10% más rico y que no tiene empleo, ojalá se emplee, y así recibe los dos ingresos, el que le entrega el Estado y también el del nuevo contrato.

-Ya tenemos dos proyectos para retirar el 100% de los fondos, uno del diputado de la UDI Jorge Alessandri y otro de la diputada Pamela Jiles. ¿Qué hará el gobierno?

-Hay dos cosas importantes, en primer lugar no veo cómo ninguno de los dos proyectos puede colaborar con mejorar las pensiones, es algo que nos preocupa mucho, porque las pensiones son muy bajas hoy. Ahí yo veo algo en sí mismo que es contradictorio, ¿cuál es el objetivo de las pensiones? En todo el mundo los ahorros previsionales son obligatorios porque las personas siempre prefieren un consumo presente que un consumo futuro, y es por eso que los ahorros son obligatorios. Y ninguno de esos proyectos se hace cargo de esa situación. Segundo, en materia de liquidez de las familias, evidentemente puede haber personas que necesiten más dinero, bueno, para eso están los recursos del Estado, la política fiscal, que son los IFE que estamos disponiendo en el Congreso, que son bastante significativo comparadamente con lo que se ha venido entregando en los últimos meses. Tampoco encuentro que tenga una justificación clara entonces por ese lado, seguir echándole mano al bolsillo de las pensiones, lo que es muy peligroso, y, además, no es justo intergeneracionalmente, porque si gastamos esos recursos las futuras generaciones van a tener que financiar las pensiones de los que van envejeciendo, lo que es muy injusto.

-¿Pero cree que la ayuda fiscal del gobierno va a frenar los nuevos retiros?

-Por lo mismo, pienso que es importante ver cuáles son los objetivos que hay detrás de cada una de las iniciativas, porque es muy fácil tirar una iniciativa sin un objetivo claro… ¿cuáles son los objetivos acá, para qué necesitaría la gente esos retiros? Para eso está la política fiscal, y nosotros hemos dicho que queremos proteger el ahorro de las personas, en base al trabajo de su vida, y esa pensión hay que mejorarla. Ninguno de los dos proyectos cumple con esos objetivos.

Pienso que no hay que legislar en base al temor, hay que legislar en base a cuáles son los objetivos que se persiguen”.

-Pero finalmente pueden tener el quórum para sacar el 100% con límite de 40 millones, ¿que va a hacer el gobierno frente a esa situación?

-El gobierno va a seguir haciendo lo que ha hecho, exponiendo sus argumentos respecto de cuál es el sentido de una política de esa naturaleza, que es sacarle platas las personas del bolsillo de sus pensiones que ya son bajas, cuando existen otras posibilidades como que lo financie el Estado, a través de la política fiscal… Y respecto del otro proyecto de ley, pienso que no hay que legislar en base al temor, hay que legislar en base a cuáles son los objetivos que se persiguen, y tenemos que legislar con argumentos sobre la mesa, no solamente con emocionalidad y no solo como contraposición a otro proyecto de ley, es decir, el mal menor. Tenemos que volver a legislar respecto de qué es lo mejor para los chilenos, desde todo punto de vista, esa discusión ha estado fuera de la mesa y hay que ponerla en la mesa. Imagina que en la Convención Constituyente se discutiera en base al temor y no en base a qué es lo que nos une o de qué manera construir un mejor país para el futuro.

-¿Pero usted no ve ninguna posibilidad de que se nacionalicen los fondos? Porque el PC, el FA y Luis Mesina calificaron de irresponsable la propuesta de retirar el 100% de los fondos, pero sí son partidarios de seguir con retiros parciales, lo que apunta a botín para la expropiación.

-Yo suelo no dramatizar antes de tiempo y buscar las mejores soluciones frente a cada momento, eso es lo que hay que hacer y lo que debiera hacer el Congreso, buscar las mejores soluciones respecto a lo que los chilenos necesitan hoy y a futuro.

-Ahora, ¿qué pasaría si bajo el gobierno del Presidente Piñera se destruyera el sistema de pensiones?

-Esto no se trata de un gobierno u otro, esto se trata de qué forma podemos tener un sistema que favorezca las pensiones de los chilenos, qué hacemos con eso.

-Pero el gobierno no ha sido capaz de legislar la reforma previsional…

-Por eso digo, esto no es solo un tema del gobierno, es un tema de todos quienes tienen responsabilidades para gobernar, el Ejecutivo y el Legislativo. Y además están las personas, hay más de cinco millones de personas que tienen ahorros en sus cuentas previsionales y que la han ido juntando durante toda su vida. Entonces es importante ver eso, uno no puede legislar a oscuras sin considerar que ahí existe el esfuerzo de miles de chilenos que han trabajado durante toda su vida para tener una mejor pensión. Por lo tanto, insisto, y soy siempre optimista respecto de las personas, no es tarde para poner sobre la mesa los objetivos principales que tenemos, de cómo podemos terminar de superar la pandemia, empalmar con una recuperación económica que ojalá integre a todos los sectores, porque la gente necesita recuperar su libertad y su vida, y cómo, entonces, ponemos sobre la mesa la mejora de las pensiones. Ya se aprobó un proyecto de ley el primer año de este gobierno, y hace más de un año que está en el Senado en segundo trámite constitucional, una reforma que mejora sustantivamente las pensiones, y ahí está durmiendo, eso es muy grave.

-¿Pero el gobierno está haciendo algo por mover ese proyecto?

-Lo que pasa es que cuando la discusión se enripia con otros elementos, como por ejemplo las necesidades de las personas, hay que hacer los esfuerzos por sacar ese ripio de la discusión, es exactamente lo que hemos hecho ahora con el IFE, que es más fuerte y más robusto, que permitiría dar la tranquilidad a las personas para no tener que seguir haciendo uso de estos retiros previsionales, y por supuesto, que el gobierno tiene la mayor intención, y así lo ha demostrado, de poder aprobar lo antes posible esa reforma de pensiones, pero al parecer hay algunos que prefieren no hacerlo. Yo no entiendo por qué, porque eso significaría la mejora inmediata y permanente de las pensiones, con un efecto reactivador a la economía, porque las pensiones se mejoran para siempre con ese proyecto, no es por dos y tres meses como lo estamos viendo con algunas políticas de corto plazo.

-¿Usted cree que en algún minuto la oposición va a decir que está satisfecha con los aportes fiscales?

-No sé lo que va a decir la oposición, si está o no satisfecha… probablemente va a decir que no está satisfecha, porque nunca he visto… pareciera que la palabra “estoy satisfecho” no existe en la oposición a este gobierno, lo cual es bien lamentable, porque uno siempre necesita apoyo de los partidos del gobierno, y también de la oposición, porque aquí tenemos que anteponer el beneficio de las personas, de los chilenos. A ellos nos debemos, gobierno y oposición. Estoy siempre esperanzado de que eso sea lo que prime en las próximas semanas y podamos sacar adelante estos proyectos que benefician a las personas.

-¿Y cuáles serían las consecuencias de terminar con las pensiones y el sistema de fondo de pensiones en Chile?

-Eso da para una discusión mucho más larga, porque tiene un efecto muy importante para las pensiones propiamente tal, y en la economía en general, y con muchos impactos que son muchos y muy largos.

-¿Pero qué le puede importar a las personas? Porque se señala que es parte del sistema neoliberal que quieren destruir, y eso es un objetivo de la extrema izquierda…

-Es bien curioso eso, como si fuera una entelequia rara el sistema neoliberal, y en el CyberDay 640 millones de dólares, un récord total, y en parte importante con los retiros del 10%, es decir, eso está abonando el sistema neoliberal como le dice, ¿o no?…  Chile es un país pequeño, inserto en ambiente global, un país que no tiene todas las posibilidades de hacer lo que quiere para poder sumarse al desarrollo, es un país cuyo 57% del PIB de lo que produce está ligado en forma directa o indirecta al comercio internacional. Hay muchos elementos que no tienen que ver con que uno defina un sistema u otro, sino lo que tiene que definir es de qué manera todo el sistema económico beneficia a las familias, y aquellos sectores en donde el sistema económico per sé, el mercado, no da una respuesta satisfactoria, entonces el Estado puede intervenir y entregarles a las familias aquello que necesitan.

Ese es el sistema que tiene que primar en la discusión hacia el futuro, porque el muro de Berlín ya cayó, entonces no podemos tener una discusión del siglo XX, de ortodoxos, de derecha versus izquierdas, sino que estamos en el siglo XXI donde todo tiene que converger hacia el centro, porque eso va a beneficiar a las personas, al fin y al cabo. Que ellas puedan llevar adelante sus proyectos de vida lo más libre posible y que en aquellos sectores de la sociedad en donde no hay una respuesta satisfactoria, que entonces esté el Estado para brindarles una mano acogedora.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO