Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 09 de agosto, 2016

Los quiebres entre el Gobierno y el PC que llevaron a Jorge Burgos a admitir que los comunistas han sido una “complicación”

Autor:

Uziel Gomez

El PC quiso demandar a Chile ante la Comisión Interamericana de la OEA por el control preventivo de identidad, intentó anular la ley de pesca y un artículo de la ley de royalty minero, quiso expropiar SQM, rechazó el salario mínimo del gobierno y apoyó un paro de profesores contra la reforma docente de Bachelet.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Varias peleas públicas ha tenido el “matrimonio por conveniencia” entre el Partido Comunista y la DC, la última de las cuales estalló este domingo cuando el ex ministro del Interior Jorge Burgos dijo que el “nivel de influencia que ha tenido el PC en este gobierno no le hace bien al país”.

El también ex diputado DC rebatió el “mito” de que los comunistas han sido disciplinados con el Gobierno, enumerando algunas situaciones en que hicieron oposición y otras en que, incluso, actuaron fuera de la Constitución, como pedir la expropiación de la empresa SQM y anular  de la ley de pesca y de royalty minero.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, consideró una «frescura» las críticas de Burgos sobre la crisis política en Chile y afirmó que el ex ministro nunca «nos ha tenido simpatía».

Los “rounds” DC-PC

Las polémicas entre ambos partidos datan al menos desde 2013 cuando en plena campaña presidencial la entonces dirigente estudiantil Camila Vallejo prometió que de ganar Bachelet, el PC estaría “con un pie en la calle y otro en el gobierno, aunque no le guste a la DC”. Entre otros que respondieron estuvo Gutenberg Martínez, quien calificó de error incorporar al gabinete ministros comunistas.

En octubre de 2014 el entonces embajador de Chile en Uruguay, Eduardo Contreras (PC), acusó de golpista a la DC en los hechos del 11 de septiembre de 1973, lo que generó una trifulca de proporciones entre ambas colectividades que dura hasta este año, ya que en enero pasado Teillier dijo que su partido no era “ni golpista ni corrupto” y el senador Jaime Pizarro acusó a los comunistas de ser “sectarios, cerrados y totalitarios”.

En este último altercado, el senador DC Ignacio Walker salió a respaldar a Burgos y dijo que “desde fines del año pasado para nadie es un misterio que el PC ha empezado sistemáticamente a votar en contra de proyectos de ley de la Presidenta Bachelet”.

Y es que, aparte de los tres quiebres que mencionó el ex ministro, hay otras áreas en que los comunistas se han opuesto al Ejecutivo: el control preventivo de identidad y el paro de profesores.

Líderes PC amenazaron con demandar al Estado y expropiar SQM

El proyecto de ley para permitir el control preventivo de identidad que impulsó el gobierno en mayo pasado fue rechazado tajantemente por los comunistas, quien amenazaron con acudir a la Comisión Interamericana de DD.HH. de la OEA.

“Estamos estudiando cuáles son las formas, los requisitos y las necesidades para poder hacerlo lo ante posible (…) Creemos que en esto hay que poner atención”, dijo la diputada PC Karol Cariola.

Su argumento es que quieren evitar que la norma “permita arbitrariedades, que genere consecuencias discriminatorias con algunas personas”. Sin embargo, la idea generó las críticas del entonces ministro Burgos, quien calificó de “impropio de un partido que es parte del gobierno que patrocinó el proyecto de ley”.

La expropiación a la empresa SQM fue otro de los rounds que enfrentaron a Burgos con el PC, ya que los diputados Guillermo Teillier, Camila Vallejo, Hugo Gutiérrez, Daniel Nuñez y Lautaro Carmona presentaron un proyecto de ley para “declarar de interés nacional la explotación, industrialización y comercialización del litio y la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM)”.

La respuesta del ministro del Interior fue fulminante: “Le contesto derechamente, no está en los planes del gobierno de Chile expropiar ninguna empresa. Así de claro”.

Comunistas quisieron anular la ley de pesca y un artículo del royalty minero

La vinculación del senador UDI Jaime Orpis con la empresa Corpesca, caso por el cual fue formalizado y cumplió 40 días en prisión preventiva como medida cautelar, llevó a los diputados del PC Daniel Núñez y Hugo Gutiérrez a presentar en enero pasado una moción para anular la ley.

La razón, según la iniciativa, es que habría habido presión indebida durante su tramitación «sobre parlamentarios, ejercida por distintos grupos económicos de la pesca industrial que buscaban beneficiarse con las modificaciones propuestas por dicha ley».

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, salió a decir públicamente que se trataba de algo inconstitucional, y el diputado Pepe Auth advirtió que el PC estaba sentando un precedente peligroso, pues luego podría pedir anular cualquier otra ley.

La ley de royalty minero fue otro de los blancos de los parlamentarios del PC, que pretendieron anular el artículo cuarto transitorio en marzo de este año. Ello, en medio de una polémica por la eventual influencia que habría tenido el ex gerente general de SQM en el proyecto aprobado en 2010.

Burgos nuevamente las emprendió contra la idea comunista y dejó en claro que “se está ocupando un procedimiento legislativo que no establecen nuestras normas constitucionales. En Chile pueden derogarse completas las leyes, pueden derogarse expresa, tácita u orgánicamente, pero la nulidad es un elemento inexistente que no le hace bien al país”.

El PC rechazó el salario mínimo y apoyó un paro docente contra el gobierno

El rechazo de los diputados comunistas por el reajuste del sueldo mínimo fue otra de las pugnas con el gobierno, situación que llevó al diputado Fuad Chahín (DC) a pedirles públicamente que “o son parte del gobierno o dan un paso al costado. Estas conductas son inaceptables”.

El paro de profesores de junio de 2015 en contra de la reforma docente de la Mandataria Bachelet generó otra crispación política. El senador Walker criticó el respaldo que habían entregado los comunistas al paro y a la actitud crítica de la bancada PC hacia el proyecto de carrera docente impulsado por el Ejecutivo.

Hace dos años señalé que una de mis preocupaciones en torno a una participación conjunta con el PC en el Gobierno era la cuestión de una política a dos bandas por parte de dicho partido, lo que expresé en aquello de ‘con un pie en La Moneda y un pie en la Alameda’”, afirmó.

Teillier rechazó las declaraciones del entonces timonel de la DC. “No lo negamos. Le damos en el gusto a Ignacio Walker, que dice que tenemos un pie en la calle y otro en La Moneda”, afirmó.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: