Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 15 de octubre, 2019

Los nexos de Felipe Kast con los académicos que recibieron el Nobel de Economía

Autor:

Sebastián Edwards

Tras haber sido ministro de Desarrollo Social en el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el hoy senador por La Araucanía fue invitado a Boston para exponer sobre la eficiencia de las metodologías para evaluar el impacto de los programas sociales. Fue presentado por Abhijit Banerjee, quien ayer fue galardonado junto al estadounidense Michael Kremer y a la francesa Esther Duflo. Con ella Kast realizó también una investigación en materia educacional. Todos han impulsado el «laboratorio» para la superación de la pobreza (J-PAL).

Autor:

Sebastián Edwards

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Ayer fueron galardonados con el Premio Nobel de Economía los académicos Esther Duflo, Abhijit Banerjee y Michael Kremer. ¿Su sello? Establecer metodologías científicas para evaluar impactos de las políticas públicas que se establecen en las naciones para delinear el combate a la pobreza.

Su labor en la materia data desde el año 2003, momento en que fundaron el Abdul Latif Jameel Poverty Action Lab (J-PAL), una organización destinada al estudio del desarrollo y la pobreza en el mundo, en cooperación con el Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos. Seis años después, una oficina de J-PAL se instalaba en la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, proceso que tuvo como intermediario al hoy senador por La Araucanía y fundador de Evópoli, Felipe Kast. 

Un año después de que se fundara J-PAL, con sede en el MIT en la ciudad de Boston, el político e ingeniero comercial chileno estaba realizando sus estudios de doctorado en Políticas Públicas de la Universidad de Harvard, en donde le tocó conocer el modo en que se realizaban las distintas evaluaciones experimentales, escribiendo incluso un paper vinculado a esta materia.

Así vio de cerca el trabajo realizado por la economista francesa Esther Duflot, con la que entabló un vínculo profesional, para luego abrir la oficina del laboratorio de J-PAL de MIT en la Universidad Católica. Según señaló a El Líbero, una figura que tuvo un rol clave en la instalación de este laboratorio fue el economista chileno Francisco Gallego, quien en entrevista con Emol TV, afirmó que los nuevos Nobel fueron profesores suyos y que «este centro tiene una misión que es que las políticas públicas y sociales estén informadas por evidencias científicas», sostuvo.

«Removiendo las Barreras de Entrada para la Educación Superior: Entrenamiento para las Pruebas y Efecto de Pares en la Sala de Clase». Así se titula uno de los estudios en que el senador por La Araucanía trabajó codo a codo con Duflot y Gallego. El principal problema identificado en este estudio era que previo a realizar la Prueba de Selección Universitaria (PSU) el costo de los programas de tutoría podía ser mayor de lo que un estudiante de nivel socioeconómico bajo podía pagar.

Este estudio consistió en que se establecieron como alumnos elegibles para la beca a aquellos que (1) tuvieran notas en la escuela secundaria de al menos 5,5 en una escala de 1 a 7 y que (2) ingresaran a su último año de estudios a una escuela secundaria pública en la zona urbana de Santiago. A todos los estudiantes que postularon a la beca se les administró una muestra de la prueba de selección universitaria (PSU) para evaluar el rendimiento de línea base. Del grupo inicial, compuesto por 1.116 postulantes elegibles, 488 fueron seleccionados aleatoriamente para recibir un descuento de 65% para asistir a un curso de lenguaje, un curso de matemáticas y un curso adicional de su elección. 

 

El momento en que fue presentado por Abhijit Banerjee

En 2010 llega Sebastián Piñera por primera vez a La Moneda y designa como ministro de Desarrollo Social a Felipe Kast. En ese entonces su cartera realizó un trabajo conjunto con J-PAL y el MIT en el proceso de evaluación e impacto de las distintas políticas públicas y programas sociales que se llevaron a cabo. 

Luego de dejar el gobierno para fundar el nuevo partido político de la coalición de Chile Vamos, Evópoli, el hoy senador por La Araucanía recibió una invitación de J-PAL para exponer sobre la dificultad de explicar la rigurosidad científica a la hora de evaluar los programas sociales. En ese entonces, uno de los miembros del panel, quien iba a ser el encargado de guiar la conversación, presentó afectuosamente a Kast, destacando el privilegio que era tenerlo en esa instancia. Ese hombre era Abhijit Banerjee, uno de los galardonados con el Premio Nobel de Economía. 

En conversación con El Líbero, el parlamentario afirma que en la instancia «se abordó la labor que tiene J-PAL que es poder utilizar el método científico, la evidencia más dura para evaluar los programas sociales (…) y la razón por la cual les dieron el Nobel es justamente por desarrollar la metodología científica para combatir la pobreza en el mundo». 

En esta línea, agrega que J-PAL «es uno de los lugares de investigación más serios y rigurosos sobre programas sociales. Esto es el mejor antídoto contra el populismo, tener evidencia seria y rigurosa». 

El senador relata que gracias a las metodologías estudiadas y aplicadas «en el caso de Chile, pudimos hacer un avance importante con la labor que realiza el Ministerio de Desarrollo Social, evaluando programas sociales y también la Dirección de Presupuesto. Hoy la Dipres utiliza esta metodología experimental que claramente permite identificar de mejor manera el efecto causal de un programa social». 

¿En que consiste esta metodología? Según el senador, «es lo más parecido al testeo que se hace con un medicamento en medicina. Tratas de construir un grupo de control y de tratamiento y poder asignar aleatoriamente a cada una de las personas que iban a recibir el programa social, y de esa forma poder identificar el impacto que genera en la variable de interés». A modo de ejemplo, si lo que se quiere es «evaluar un programa de capacitación, se puede evaluar el impacto que va a tener ese programa en los ingresos futuros de una familia y la forma rigurosa de hacerlo es poder construir un grupo de control y un grupo de tratamiento».

 

«Debemos recurrir a la evidencia y dejar de lado el populismo»

Por medio de un comunicado, el senador por La Araucanía, destacó que «el premio nobel que recibe Esther Duflo, Michael Kremer y Abhijit Banerjee, en la hoja de ruta de combatir la pobreza, y de fundar el laboratorio contra la pobreza es una tremenda noticia para el mundo de la economía y también para el mundo de las políticas públicas».

«El laboratorio de la pobreza que fue fundado en MIT y que tiene su oficina para Latinoamérica en la Universidad Católica de Chile, en el campus San Joaquín, nos tocó impulsarlo junto a Francisco Gallego hace 10 años  y se basa en la necesidad de ocupar la evidencia científica en la evaluación de los programas sociales», sostuvo el parlamentario.

En ese sentido, señaló que «para poder derrotar la pobreza tenemos que recurrir a la evidencia y dejar de lado el populismo, dejar de lado el clientelismo que muchas veces no nos permiten avanzar». 

«La ética del gasto social y de los programas sociales necesita el mayor estándar y la mayor rigurosidad para asegurarnos que cada peso invertido pueda cambiar la realidad y construir una sociedad más justa. Esa es justamente la razón por la cual les dieron el premio nobel a Esther, Michael y Abhijit, porque los tres han sido unos luchadores incansables para poder buscar la evidencia más dura que permita identificar aquellas medidas y políticas públicas que tienen un impacto mayor en la superación de la pobreza», remató Kast.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: