«Tenemos claro que a todos nos mueve un Chile más grande, más inclusivo, que nos acoja a todos». Este fue el tono de las palabras del discurso que dio el candidato José Antonio Kast que ayer resultó triunfante en la primera vuelta presidencial con el 27,93% de los votos por sobre el 25,77% logrado por Gabriel Boric.

Pero si bien es clave quién gana en primera vuelta, no es suficiente para el balotaje del 19 de diciembre. Eso lo sabe Kast y las señales las comenzó a dar ayer mismo cuando dio su discurso en el escenario montado afuera de su comando en calle Presidente Errázuriz, cuando el reloj marcaba las 21:57 horas.

Fue clave un gesto que hizo en el escenario: se sacó de su solapa el pin con el logo del Partido Republicano. «De manera simbólica quiero dejar este pin que me acompañó por todo Chile y decir que el Partido Republicano está aquí (y se tocó el pecho), pero que hoy día dejo la presidencia del partido para poder asumir con mucha amplitud, con mucho corazón, a todos aquellos que nos miraban con distancia; queremos abrazar a todo Chile. Dejo el pin para asumir con humildad la posibilidad de llegar a ser Presidente de la República”.

Con eso, rápidamente hizo su «renuncia» anoche a republicanos para dar, de inmediato una señal de «amplitud» -tal como lo dijo- y de inclusión a nuevas fuerzas que necesita para la segunda vuelta.

 

Tras ello, JAK se preocupó de tender puentes. Y no pocos. En su alocución convocó a distintas figuras y sectores políticos.  Desde Yasna Provoste a la UDI. «Invitar a aquellos que quizás tienen una mirada distinta, pero creen en ese Chile para todos, aquellos que respaldaron a otras candidaturas, como la que pudo haber sido la de Yasna Provoste«, dijo el abanderado. Y agregó: «Ella representa a un sector de Chile y tenemos que acoger a aquellas personas que quieren el bien, a aquellas personas que están jugadas por Chile».

Luego, hizo guiños directos al candidato Franco Parisi. Desde el escenario dijo que convocaba a «quienes apoyaron a Franco Parisi, que sacó una gran mayoría, que sacó electos diputados». Luego en entrevista con T13, Kast valoró la performance de Parisi en esta primera vuelta. «Con un mensaje claro fue sintonizando con un montón de personas».

El tema es clave puesto que el abanderado del Partido de la Gente, con el 97,5% de las mesas escrutadas se ubicaba en el tercer lugar con 12,88% de los votos, que equivalen a cerca de 880 mil sufragios.

Después, y en este orden, el líder de Republicanos agradeció a Mario Desbordes (ex candidato a la primaria de Chile Vamos), a Ignacio Briones (Evópoli) que le reconoció el trabajo realizado como ministro de Hacienda, y al ex abanderado de la UDI, Joaquín Lavín. Y sobre Sebastián Sichel señaló que ya se habían comunicado y agregó: «Tenemos claro que a todos nos mueve un Chile más grande, más inclusivo, que nos acoja a todos».

Pero siguió con sus puentes, pues agredció y convocó a todos los presidentes de partido de Chile Vamos: RN, UDI, Evópoli y PRI.

Las respuestas no se demoraron en llegar. El timonel de la UDI, Javier Macaya, escribió en su cuenta de Twitter que daban su apoyo a Kast en segunda vuelta. «Cuando al frente hay un proyecto radical, populista e irresponsable, siempre estaremos por la libertad».

En un tono similar, pero dándose, quizás, un margen para negociar, reaccionó el presidente de Renovación Nacional, Francisco Chahuán. «Hemos propuesto a José Antonio Kast generar un Gran Acuerdo Programático del sector, que involucre a partidos, centros de estudios e independientes y que dé origen a un nuevo programa, convocante, moderno y conectado con Chile y sus necesidades».

 «Elegir entre libertad y comunismo»

Si los puentes fueron parte importante del mensaje que quiso dar Kast con miras a la segunda vuelta, el valor de la libertad marcó también su discurso. Instaló, de este modo, la definición que se dará en la segunda vuelta «libertad o comunismo»; «democracia o comunismo». Fue esta la línea roja que trazó y que, se aprecia, marcará en la campaña que comenzará para el balotaje.

«Los queremos acoger, que vengan a trabajar por la libertad, la paz, el orden y la seguridad», señaló sin dejar de lado las bases de triunfo de ayer apuntando a su contendor, subrayó: «Vamos a demostrar que en democracia vamos a derrotar a esa izquierda intransigente. Llego la hora salir con fuerza a defender nuestra libertad».

Deja un comentario

Cancelar la respuesta