Irina Karamanos y Rodrigo Mallea

Hola chiques, Mesa de Derechos LGBTI+🏳️‍🌈 jornada de derechos laborales y seguridad social disidente junto a @irina.karamanos”.

Ese es el texto que subió en su cuenta de Instagram Rodrigo Mallea Cardemil, quien se identifica como «abogade de la Universidad de Chile, especializado en Derechos Humanos y activista por las disidencias sexuales, vegan, antiespecista y persona no binaria» y que participó en una actividad en La Moneda con la pareja del Presidente Gabriel Boric.

En un video protagonizado por ambos, se muestran imágenes de la reunión con más de 30 agrupaciones de los derechos sexuales.

Rodrigo Mallea Cardemil

En él, Karamanos celebra la “productiva mesa de trabajo”; y dice que “necesitamos desde el Ejecutivo tener una mejor orientación para la política pública”. Mallea concluye: “Recuerden que en junio el orgullo es protesta, resistencia y visibilidad”.

Pero al poco rato de la publicación, en redes sociales comenzaron algunos emplazamientos a Karamanos por recibir en La Moneda a quien en plena campaña para llegar a la Cámara de Diputados, posó en una foto junto a un mural donde figura el asesinado senador Jaime Guzmán con un tiro en la cabeza y con la leyenda «Al fascismo no se le discute, se le destruye».

El error político de Karamanos que sacudió a La Moneda

La concurrida actividad de la pareja del Mandatario da cuenta del perfil protagónico que tienen los temas LGBTI+ en su agenda; así como la decisión estratégica de hacer un radical cambio en las funciones del rol tradicional de las Primeras Damas.

La inédita modificación de ese cargo a “Gabinete Irina Karamanos» le generó una fuerte crisis política a La Moneda; y críticas de todos los sectores políticos, incluyendo a intelectuales y abogados afines al gobierno.

Ayer, Presidencia tuvo que emitir un comunicado calificando de “error administrativo” lo sucedido. El nuevo nombre será “Coordinación Sociocultural de la Presidencia de la República”, pero en un tuit Karamanos dejó en claro que mantiene su propuesta de reformas.

“Con la convicción de que no queremos que la denominación en una resolución nos aleje de los cambios profundos que estamos impulsando, es que se ha enmendado la resolución. Nuestro principal interés es avanzar en las transformaciones al rol con las que nos hemos comprometido”, dijo la pareja del Presidente.

Las polémicas funciones de Karamanos

Esos “cambios profundos” dicen relación, precisamente, con la fuerte agenda sexo-genérica que impulsa Irina.

En la fallida resolución 442 del 30 de marzo se establece que “le corresponderá identificar, proponer y coordinar lineamientos estratégicos y definiciones programáticas para políticas públicas, con el objeto de aportar a la erradicación de la desigualdad y la discriminación de grupos históricamente excluidos, con enfoque interseccional, de derechos humanos y perspectiva de género inicialmente con énfasis en pueblos indígenas, migración, género y diversidad sexo-genérica”.

La disposición que establecía el nombre y nuevas funciones fue impugnada por diputados de la UDI ante la Contraloría, por considerarla anticonstitucional, arbitraria e ilegal.

Durante su campaña, Gabriel Boric prometió “abolir esa institución y generar una instancia que sea transparente, que esté en función de méritos y de carrera funcionaria, y no de afinidad o relación sentimental o de sangre con el Presidente”.

Abogados advierten colisiones con otros ministerios

Estas funciones, a juicio de varios abogados, están fuera del ámbito legal de la Primera Dama.

Luis Cordero

Luis Cordero, especialista en derecho administrativo, dijo ayer a La Segunda que dicha resolución “hace referencia a competencias de organismos sectoriales que son asignados legalmente. Es decir, invade funciones que no le corresponde”.

Además, plantea que la coordinación especial “es una competencia que le corresponde al Presidente de la Republica, y no al jefe administrativo de La Moneda”.

El abogado Gabriel Osorio Vargas, ex asesor jurídico de la Segpres durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet, tuiteó que “las competencias señaladas corresponden a Ministerios como Desarrollo Social o de la Mujer y Equidad de Género”.

Felipe Bravo Alliende

En la misma línea, Felipe Bravo Alliende, profesor de derecho de la Universidad Católica, escribió que “pareciera existir un riesgo en que las nuevas funciones del Gabinete de Irina Karamanos puedan colisionar con las propias de la Subsecretaría de Derechos Humanos, de acuerdo con el artículo 8º de la Ley Orgánica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos”.

Con ello, hizo alusión a que a dicha entidad le corresponde “proponer al Ministerio de Justicia y DD.HH. el diseño y elaboración de política, planes, programas y estudios referidos a la promoción y protección de los derechos humanos; y colaborar en el fomento y desarrollo de dichas políticas, planes, programas y estudios”.

Las definiciones de Vallejo sobre la nueva resolución

Respecto de esas denuncias de colisión con otras reparticiones del Estado, la vocera Camila Vallejo aseguró que en la nueva resolución exenta 758, se aclarará que éstas siguen siendo áreas de interés de la coordinadora sociocultural, pero desde la colaboración.

Esto ha sido modificado, ha tenido la denominación de división, también ha vuelto a ser modificado como Primera Dama (…). Esto con funciones explicitadas en la resolución exenta con la proposición de lineamientos. Esto es una función residida en la Presidencia, y se coordina permanentemente y hace trabajo colaborativo con las autoridades correspondientes”, recalcó Vallejo.

La nueva resolución, que tuvo a la vista El Líbero, establece que la Coordinación Sociocultural podrá «identificar y proponer lineamientos destinados a aportar a la erradicación de la desigualdad y la discriminación de grupos históricamente excluidos. Lo que se realizará con enfoque innterseccional, de derechos humanos y perspectiva de género con énfasis en pueblos indígenas, migración, género y diversidad sexo-genérica».

Con ello, mantiene las mismas funciones de la anterior resolución en dichas materias, hasta ahora inéditas en ese cargo.

Quién es Antonia Rozas, la responsable del “error administrativo”

Antonia Rozas Fiabane

La polémica resolución 442 fue autorizada por Antonia Valentina Rozas Fiabane, socióloga y jefa administrativa  de la Presidencia.

La funcionaria, de 40 años, se desempeñó durante la campaña de Boric como la encargada de finanzas, cargo por el que recibió casi $10 millones.

En La Moneda administra las contrataciones de los funcionarios y es responsable de la gestión tecnológica, financiera y logística de esas oficinas.

Cuando era estudiante, Antonia Rozas fue la administradora de la Casa de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh).

El equipo de Karamanos en Palacio

Siete mujeres y un hombre integran el equipo de la Primera Dama en su oficina de La Moneda. Tres son cientistas políticas, dos periodistas, un abogado, una licenciada en educación y una auditora.

De la Red de Politólogas provienen Valentina Moyano Mejías y Beatriz Roque López. Ese proyecto busca “promover, visibilizar y potenciar el trabajo de las mujeres dedicadas a la Ciencia Política latinoamericanista”. 

Catalina Huidobro Torvall es periodista y antes estuvo en el Sernac y el Sename. Pedro Mujica, el asesor legal, fue abogado de la Comisión Rettig. Su jefa de gabinete es Javiera Pizarro Conte, ex integrante del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

El capellán de La Moneda que eligió Karamanos

Otro nombramiento que se atribuye a Karamanos es el del capellán católico del Palacio de gobierno, Nicolás Viel, miembro de la congregación Sagrados Corazones.

Nicolás Viel

El sacerdote fue parte de la red “Católicos por Boric” durante la campaña presidencial. Tras el triunfo, asesoró en asuntos religiosos a Irina Karamanos para el cambio de mando.

Viel tiene una extensa trayectoria social, y estuvo fuertemente influenciado por la teología de la liberación de Mariano Puga, histórico párroco de La Legua. En las protestas sociales de 2019 defendió la “urgencia de una nueva constitución”.

El prelado es admirador del filósofo surcoreano, Byung Chul Han, figura mundial crítico del capitalismo; y de Fernando Atria. Del abogado constituyente destacó la “interesante reflexión” de una columna donde plantea la necesidad de “salir del neoliberalismo”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta