Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 16 de octubre, 2019

La mano chavista en los once días de protestas violentas en Ecuador

Autor:

Emily Avendaño

Al presidente ecuatoriano Lenín Moreno no le tembló la voz para apuntar a su antecesor, Rafael Correa, y al gobernante venezolano, Nicolás Maduro, por el alzamiento que sacudió a su país. Tenía evidencia: 70% de los mensajes contra Moreno en redes sociales provenían de “troll centers” instalados en Venezuela. Dio cuenta de la reunión que Correa sostuvo con algunos de sus seguidores en Caracas durante el XXV Encuentro del Foro de São Paulo. Y se informó que dos de los detenidos extranjeros en los disturbios pertenecían al grupo civil armado venezolano “La Piedrita”.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Ecuador poco a poco retoma la calma, luego de once días de manifestaciones. Sin embargo, en el ambiente quedan las denuncias hechas por su presidente, Lenín Moreno, sobre la existencia de factores externos azuzando el conflicto: en particular Moreno advirtió que detrás de las protestas sociales había intentos para desestabilizar su administración y apuntó a su antecesor, Rafael Correa, mandatario de ese país de 2007 a 2017, y al venezolano Nicolás Maduro.

«Hay una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático», subrayó Moreno.

Sus dichos fueron respaldados por el presidente encargado de Venezuela y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien en un comunicado afirmó que “detrás de los ataques a la democracia ecuatoriana, se esconden intereses egoístas de grupos facinerosos que bajo el falso argumento de proteger los derechos de los más desposeídos y vulnerables, apelan a la alteración de la paz y la tranquilidad de la mayoría del pueblo ecuatoriano». Esto, según Guaidó, «bajo el amparo de intereses criminales foráneos que claramente involucran al régimen criminal de Nicolás Maduro». A quien, además, califica como “un riesgo para todo el continente”

Desde la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional venezolana (el Congreso) incluso informaron que estaban trabajando con las autoridades de Ecuador para verificar si el Gobierno de Maduro financió a los grupos en protesta.

Las informaciones de inteligencia del gobierno ecuatoriano indican que al menos 70% de los mensajes en redes sociales en contra del presidente Moreno, durante los primeros seis días de protestas, provienen de “troll centers” instalados en Venezuela.

El 10 de octubre la ministra de Gobierno de Ecuador, María Paula Romo, informó de la detención en los alrededores del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, de Quito, de 17 personas (finalmente se confirmó que eran 19) “la mayoría de ellos venezolanos”, quienes tendrían en su poder “información sobre la movilización del Presidente y Vicepresidente”, y que en su poder tendrían un cuchillo y un bate. “Todos se movilizaban en parejas, en carros alquilados y tenían una cantidad de aparatos celulares que superaba el número de personas que se encontraban ahí”, indicó Romo. 

Luego se informó que 15 de estos detenidos fueron liberados sin cargos; mientras que los cuatro que quedaron presos son dos venezolanos, un cubano y un ecuatoriano.

La abogada venezolana y directora del Casla Institute; Tamara Suju, escribió en su cuenta de Twitter que dos de los detenidos formarían parte del grupo de civiles armados, que en Venezuela llaman “colectivos”, conocido como “La Piedrita” y replicó un mensaje que dice que “pretendían destruir el edificio de la contraloría donde reposan las pruebas de corrupción del narco Rafael Correa”. 


En la previa, el vicepresidente de Ecuador Otto Sonnenholzner, informó de la aprehensión de ciudadanos extranjeros, que recibían “entre 40 y 50 dólares por asistir a estas manifestaciones”. 

En declaraciones para CNN en Español, Sonnenholzner confirmó que han sido detenidos “una gran cantidad” de ciudadanos de otras nacionalidades sobre todo “del país del señor de los bigotes”, en alusión a Maduro.

La respuesta de Maduro fue una mofa: «Salió el presidente Lenín Moreno a decir que lo que está pasando allá es culpa mía, que yo y que muevo mis bigotes y tumbo Gobiernos, así dice Lenín Moreno, yo estoy pensando qué próximo Gobierno puedo tumbar con los bigotes», dijo en una transmisión en cadena televisiva. «Yo no soy Superman, yo soy superbigote», bromeó.

La influencia del Foro de São Paulo 

Para la inteligencia ecuatoriana no han pasado inadvertidos los últimos movimientos de Rafael Correa y sus seguidores. Del 25 al 28 de julio de este año se realizó en Caracas el XXV Encuentro del Foro de São Paulo. Por Ecuador asistieron el Partido Comunista ecuatoriano (PCE), la Juventud Comunista del Ecuador y representantes del Movimiento Revolución Ciudadana. Este último agrupa a los simpatizantes de Correa, tras su salida de Alianza País, al inicio del gobierno de Moreno.

En Caracas se encontró Correa -quien reside en Bélgica- con sus simpatizantes, entre ellos el ex canciller Ricardo Patiño, el ex asambleísta Virgilio Hernández y la prefecta (gobernadora) de Pichincha, Paola Pabón, detenida el 14 de octubre señalada por promover los disturbios. 

«Sí, estuvo en Caracas, sí lo fui a visitar, pudimos conversar», dijo Hernández durante una entrevista con radio Atalaya. A Patiño y Pabón se les ha visto también en ediciones anteriores del encuentro.  

«Es fundamental que la ciudadanía conozca (que Rafael Correa) está lleno de esperanza, de vitalidad. Con Correa trabajamos, miramos la situación del país, lo que puede ser el futuro del país y sobre todo y hay algo muy claro: él dice tenemos que construir una gran coalición que permita recomponer el desastre que han causado», expresó.

El propio Correa en entrevista con El Mundo de España admitió no solo su viaje a Venezuela sino también que hace “consultorías” para el gobierno de Maduro. “Trabajo en Russia Today, es público y notorio que estuve en Venezuela. Hay fotos, vídeos, salió la entrevista que le hice hace un mes a Maduro. Me quedé como una semana porque falló una reunión. Hacemos consultoría para el Gobierno de Venezuela, expuse mis propuestas”, contestó a la interrogante de si Maduro le estaba ayudando logísticamente o con dinero para estas protestas.

Russia Today es la cadena del Gobierno de Vladimir Putin y precisamente Maduro tendría un conjunto de consejeros de esa nacionalidad y de China, que son quienes marcan la política económica chavista. 

La noche del lunes 7 de octubre un numeroso grupo de encapuchados tomó a la fuerza la sede de la Contraloría, donde se investigan los casos de corrupción ocurridos durante los 10 años de presidencia de Rafael Correa. Por el caso conocido como Sobornos 2012-2016 la Fiscalía  investiga a 26 personas por cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias, entre empresarios, abogados y exfuncionarios públicos como los exmandatarios Rafael Correa y Jorge Glas; y precisamente estaba fijada para el 8 de octubre la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio. La fiscal a cargo, Diana Salazar, ha dicho que existió una “bien estructurada organización delictiva” dedicada a recibir dineros a cambio de la adjudicación de contratos con el Estado, que era liderada por Correa, reseña el diario El Universo. 

En la Declaración Final del Foro de São Paulo se señala expresamente a Ecuador y a su presidente Lenín Moreno. Uno de sus planteamientos es: “Enfrentar de forma enérgica el avance de la derecha sobre nuestros pueblos. Así lo evidencian los gobiernos neoliberales reciclados, autoritarios y profascistas, como los de Bolsonaro en Brasil, Iván Duque en Colombia, y Mario Abdo Benitez en Paraguay, Mauricio Macri en Argentina, Lenin Moreno en Ecuador y Juan Orlando Hernández en Honduras, que destruyen la democracia y los derechos sociales conquistados”.

Por otra parte, en la minuta del encuentro también existe un apartado sobre Ecuador en el que aseguran que utilizan las instituciones jurídicas para perseguir a los líderes de la izquierda, y en esa línea se solidarizan con Rafael Correa, Jorge Glas y Ricardo Patiño.

Además, en línea con los dichos de Maduro, quien además de denominarse “superbigote” señaló que el Fondo Monetario Internacional (FMI) «quiere imponer en América Latina su modelo excluyente, generador de miseria, generador de pobreza, su modelo oligárquico que beneficia al capital”; los asistentes al Foro acordaron “solidarizarnos con las organizaciones y sectores que ahora son afectados por la implementación de políticas antipopulares resultado del acuerdo con el FMI que vulnera derechos”.

La ola de protestas comenzó en Ecuador luego de que Moreno anunciara una serie de recortes para satisfacer las demandas de austeridad del FMI y acceder, con ello, a una línea de crédito de más de 10.000 millones de dólares. El ajuste más controvertido y que detonó las manifestaciones fue la retirada del subsidio a la gasolina diésel, con el objeto de liberar los 1.400 millones de dólares anuales que el Estado gasta en beneficios al consumo de combustible. Los primeros en alzarse fueron los transportistas, seguidos de las organizaciones indígenas (que representan a cerca del 8% de la población). Finalmente, Moreno tuvo que derogar la noche del domingo el paquete de ajustes económicos del llamado decreto 883, en medio de un diálogo con la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie).

Dentro de los documentos resultantes del Foro, también está una “Declaratoria antiimperialista de los pueblos indígenas del mundo”, que representa a los delegados “de los pueblos indígenas militantes y activistas de los movimientos de izquierda de Guatemala, Nicaragua, Colombia, México, Bolivia ,Paraguay, Canadá, Ecuador, Perú, Uruguay, y Venezuela”. El cuarto punto de ese documento reza: “El repudio al racismo, discriminación de la lucha social de las fuerzas socialistas y progresista en diversos países como Brasil, Argentina, Chile, Canadá, Perú, Colombia, Paraguay, Ecuador, Guatemala, por parte de las oligarquías latinoamericanas, articuladas por sectores de la derecha europea para acabar con los gobiernos de izquierda del continente”. 

Para el canciller ecuatoriano, José Valencia : “No es la protesta indígena simplemente. Es verdad que hay demandas económicas por parte de asociaciones indígenas, pero los propios indígenas se han desmarcado de esos actos violentos, saqueos, ataques a edificios como el de la Contraloría del Estado, a medios, a personas que pasan por ahí”.

El paseo de Correa por la selva venezolana

Correa no habría ido a Venezuela solo a participar del foro de organizaciones de izquierda. A finales de agosto aparecieron fotografías del expresidente ecuatoriano disfrutando de las atracciones turísticas del Parque Nacional Canaima, en el estado Bolívar, al sur de Venezuela.  

De acuerdo con el portal venezolano Runrunes, Correa llegó en un avión privado y se alojó por al menos una noche en la posada Waku Lodge, a orillas de la Laguna de Canaima, en este parque que es Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco.

“Correa se encontraba junto con cuatro personas civiles y con un quinto acompañante con vestimenta militar quien, según informantes del lugar, es un militar venezolano”, reporta el medio. Su visita habría coincidido con una repartición de equipos electrodomésticos, otorgados por el programa oficial Mi Casa Bien Equipada. Incluso hay imágenes en las cuales Correa y más de una decena de indígenas venezolanos posan con electrodomésticos Haier a sus espaldas.

En una entrevista para EFE difundida el 14 de octubre, luego del acuerdo entre Moreno y Conaie, Correa insistió en que el gobierno de su sucesor está «clínicamente muerto» e insistió en adelantar las elecciones, en las que también ha señalado podría presentarse como candidato. 

«Si tengo que estar allí para ayudar a recuperar la patria, estaré. Pero, en principio, mi plan de vida es estar aquí en Bélgica», señaló.

El Gobierno de Ecuador incluso tuvo que solicitar a la Organización de Estados Americanos (OEA) que instale una sesión extraordinaria de su Consejo Permanente para denunciar un presunto intento de alteración del orden democrático.

La ministra del Interior de Ecuador, María Paula Romo, entregó ayer un balance de la ola de protestas: la crisis dejó seis ciudadanos muertos, mientras que la cifra de detenidos ascendió a 999 ecuatorianos y 12 extranjeros. Asimismo, 430 servidores policiales resultaron heridos durante los choques con los manifestantes, 276 de ellos en la ciudad de Quito. 115 vehículos policiales y 26 Unidades de Policía Comunitarias (UPC) fueron completamente destruidos durante la coyuntura. 

Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Antes de que Costa Rica se postulara solo había dos candidatos latinoamericanos al Consejo de DD.HH. de las Naciones Unidas: Brasil y Venezuela, lo que significaba que los dos serían elegidos.

Una coalición de 54 organizaciones de DD.HH. han declarado que Venezuela no es apta para ocupar ese escaño. 

El 17 de octubre de 2019, la Asamblea General de la ONU elegirá a 14 nuevos miembros del Consejo de Derechos Humanos, integrado por 47 países, para un período de tres años que comenzará en enero de 2020. El 3 de octubre, Costa Rica anunció que competiría por uno de los dos lugares. Ahora está en manos de la  Asamblea General, conformada por 193 naciones, impedir que un representante de Maduro consiga un asiento.

24 exjefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos, reunidos en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), calificaron este miércoles de «cínico» y «un gran atentado» elegir a la Venezuela de Nicolás Maduro para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y urgieron apoyar la candidatura de Costa Rica, surgida a raíz de una iniciativa de varios exmandatarios del país, como Laura Chinchilla, Óscar Arias y Miguel Ángel Rodríguez.

Los exmandatarios recordaron que el consejo de DD.HH. denunció en septiembre pasado «la alarmante situación de los derechos humanos» en Venezuela, «que está marcada por pautas de violaciones que afectan de forma directa e indirecta a todos los derechos humanos».

“Los miembros del Consejo de Derechos Humanos deberían respetar los derechos dentro de sus fronteras y cooperar con los órganos de la ONU, pero Venezuela no hace ninguna de las dos cosas. Elegir a Venezuela quebrantaría la integridad del Consejo de Derechos Humanos”, expresó en un comunicado Louis Charbonneau, director para la ONU de Human Rights Watch.

Ante la decisión de Costa Rica de participar en la elección con el propósito de impedir que gane Venezuela, Human Rights Watch ha instado a los países miembros de la ONU a no votar por Venezuela.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: