Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de julio, 2018

La ex funcionaria de Bachelet que hoy se enfrenta al gobierno nicaragüense de Ortega

Autor:

Bastián Garcés

Antonia Urrejola fue la asesora principal de José Miguel Insulza en la OEA y durante el segundo período de la ex Mandataria, se desempeñó en la Segpres. En enero, la abogada chilena asumió como miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) desde donde ha encabezado los cuestionamientos del organismo internacional al régimen sandinista.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Lo de hoy día fue una derrota en la comunidad internacional muy fuerte para el Presidente (Daniel) Ortega”, señaló el miércoles pasado la abogada Antonia Urrejola, relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Nicaragua, respecto a la resolución que aprobó la Organización de Estados Americanos (OEA). El documento condenó “los ataques contra el clero, el hostigamiento a los obispos católicos que participan en el Diálogo Nacional, los actos de violencia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la sede de Caritas, y otros manifestantes pacíficos” e instó al Mandatario a adelantar las elecciones presidenciales de 2021.

La abogada de la Universidad de Chile asumió en enero de este año una de las tres vacantes para integrar la CIDH, tras ser elegida en junio de 2017, en una votación realizada por los Estados miembros de la OEA. Además de la jurista chilena fueron electos Flávia Piovesan (Brasil) y Joel Hernández (México).

Según el entorno cercano de la comisionada, su nominación fue “un reconocimiento a su trayectoria en la defensa y promoción de los derechos humanos” que ha desarrollado Chile. Un trabajo que ha llevado a cabo desde comienzos de la década de los noventa, en los gobiernos de la Concertación y la Nueva Mayoría. En este último se desempeñó entre abril de 2014 y diciembre de 2017 como asesora en materia de pueblos indígenas en la Secretaría General de la Presidencia (Segpres).

Su paso por Derecho U. Chile: activa participante de movilizaciones estudiantiles y compañera de generación de Elizalde y Atria

“Mi padre fue detenido y torturado después del Golpe Militar en Chile y luego, cuando salió en libertad, mi familia fue exiliada y nos fuimos a vivir a Inglaterra”, se lee en el discurso que la abogada presentó en la OEA al momento de exponer sobre su candidatura para ser comisionada de la CIDH. Urrejola regresó al país en 1981, junto a su familia. En esa época, cuando era adolescente, terminó su educación secundaria en el Saint’s George School, para luego ingresar a estudiar Derecho en la Universidad de Chile en 1987, el año en la que los alumnos de la Casa de Bello se movilizaron contra el rector José Luis Federici.

“Al volver a Chile en los años 80 y ya una adolescente, me involucré mucho en el proceso de retorno a la democracia, en el movimiento estudiantil y tomé plena conciencia de lo que eran las violaciones a los derechos humanos y lo que significaba no vivir en democracia”, explicaba al organismo internacional en su presentación.

Los derechos humanos era un tema recurrente en las conversaciones familiares y desde joven la jurista admiraba la labor de la Vicaría de la Solidaridad y los abogados que ahí trabajaban. “La experiencia de padres exiliados en un país extranjero para ellos, pero que para mí pasó a ser mí país, me dio un interés particular, ya desde niña, en los procesos políticos que vivió Chile y la gran mayoría de los países de la región durante la década de los 70“, se lee en el texto escrita por Urrejola a la OEA.

En una entrevista que dio a su casa de estudios, la abogada recuerda los años de movilizaciones que le tocó vivir. Relata que en varias ocasiones estuvo detenida por participar en tomas universitarias. Durante sus años en el edificio ubicado en calle Pío Nono, Urrejola fue compañera de generación de figuras de la centroizquierda como el actual senador y presidente del PS, Álvaro Elizalde, el abogado socialista Fernando Atria y la ex fiscal y ex directora del Sename, Solange Huerta.

Asesora de gobiernos de la Concertación

Cuando aún era alumna de Derecho, Urrejola participó en la Comisión Especial de Pueblos Indígenas, creada en los primeros años del Presidente Patricio Aylwin, instancia en la que colaboró para formular la ley que creó Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi). Entre 1994 y el 2000, la experta en derechos humanos realizó consultorías al ministerio de Bienes Nacionales sobre esta materia. Y a inicios del milenio, el ex Jefe de Estado Ricardo Lagos la nombró consejera presidencial de la Conadi. En paralelo fue asesora de la cartera de Planificación y Cooperación sobre temas indígenas, motivó por el cual participó en diferentes reuniones con organismos internacionales como la CIDH, la OEA y la ONU.

Jefa de gabinete de Insulza en la OEA

En 2003, Urrejola llegó al ministerio del Interior, que en ese entonces estaba a cargo de José Miguel Insulza, para ser asesora legislativa en Derechos Humanos. Entre sus tareas colaboró en la creación del proyecto de ley que creó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y participó en la Comisión Valech. Según cuenta en el entorno cercano de la actual comisionada de la CIDH, generó una buena relación con el titular de la cartera.

Por este motivo, cuando Insulza asumió como secretario general de la OEA, la nombró como su asesora principal. Por lo que junto a su esposo, Cristián Franz -actual Superintendente de Medio Ambiente, nombrado durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet, y ratificado por el Presidente Sebastián Piñera- y sus hijos, Urrejola vivió entre 2006 y 2011 en Washington DC. Mientras la abogada se desempeñaba en el organismo internacional, Franz lo hizo como especialista en derecho ambiental en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Su participación en organismos públicos o internacionales tuvo una breve pausa entre 2012 y 2014, cuando Urrejola realizó diversas consultorías independientes sobre políticas públicas, derechos indígenas y sistema interamericano de derechos humanos.

Cercanía con el bacheletismo

En paralelo a sus consultorías, la abogada formó parte de las comisiones programáticas en el comando de la entonces candidata Bachelet, en 2013. Y en abril de 2014 volvió al gobierno, esta vez de la Nueva Mayoría. Se desempeño como asesora en la Secretaría General de la Presidencia.

En esa cartera estuvo hasta diciembre del año pasado, por lo que trabajó junto a los ex ministros Ximena Rincón, Nicolás Eyzaguirre y Gabriel de la Fuente. Su labor se concentró en temas de DD.HH. y derechos de los pueblos indígenas. También le correspondió coordinar trabajo de anteproyectos y seguimiento legislativo sobre la institucionalidad de Infancia. Y relacionarse con el Ministerio de Relaciones Exteriores, en materia de seguimiento de recomendaciones de organismos internacionales de derechos humanos y respuestas del Estado chileno.

El desencanto que experimentó con el sandinismo en Nicaragua

La abogada asumió como miembro de la CIDH el 1 de enero. Diez días después, el organismo dio a conocer la distribución de las relatorías de los comisionados por temas y países. A Urrejola le ofrecieron la de Nicaragua, algo que le pareció interesante por lo que fue la revolución sandinista y la caída de Anastasio Somoza, pero según quienes han conversado con la abogada, ella nunca pensó que pasaría lo que hoy está ocurriendo tras la crisis política que se desató el 18 de abril de este año, a raíz de la Reforma del Seguro Social, que implicaba reducir un 5% las pensiones y aumentar las contribuciones a los trabajadores, y que ya ha dejado más de 350 muertos a raíz de las protestas y la represión del gobierno de Daniel Ortega.

De hecho, la abogada que tiene a su cargo también a Uruguay, Cuba, Trinidad y Tobago, Jamaica, Brasil, relatoría de pueblos indígenas y la Unidad sobre Memoria, Verdad y Justicia, creía que el país gobernado por Michel Temer, iba a ser el que “le quitaría el sueño”, pero fue otra la realidad.

Fueron las calles de Managua el escenario en que la relatora de la CIDH se estrenó en su cargo. En mayo, a raíz de las protestas ocurridas en esa nación, el organismo internacional organizó una vista a dicho Estado. En su recorrido por el país, la comitiva encabezada por la abogada chilena, se reunió con diversos sectores de la sociedad civil. “Nuestra visita a Nicaragua ha permitido visibilizar todo lo que está pasando”, señaló la integrante de la CIDH a raíz de su viaje.

El informe preliminar elaborado por la entidad dio como resultado la denuncia de graves violaciones a los derechos humanos como torturas y detenciones ilegítimas, y recomendó el “cesar de inmediato la represión a los manifestantes y la detención arbitraria de quienes participan de las protestas”. Lo que fue respondido por el gobierno nicaragüense a través de la creación de una comisión de investigadora.

“La Comisión de la Verdad, por los testimonios que recibimos, no tiene las garantías mínimas de credibilidad en la sociedad civil y, sobre todo, para los familiares de las víctimas”, fue la respuesta que dio Urrejola a la iniciativa de Ortega, quien volvió a visitar el país centroamericano hace dos semanas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: