Publicado el 9 mayo, 2021

José Rodríguez Elizondo: “La democracia nunca es una causa perdida”

Autor:

Pía Orellana

El abogado, periodista, escritor y caricaturista ha sido postulado al Premio Nacional de Humanidades 2021. Llama a entender que “el caos y las dictaduras son peores que el peor gobernante”.

Autor:

Pía Orellana

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

José Rodríguez Elizondo es un personaje múltiple. Decir que es “sólo” un intelectual (como si eso no bastara) sería menospreciar sus muchas otras facetas. Es también caricaturista, abogado, académico, novelista, y -más que nada- periodista. Estas cualidades, junto con su importante carrera profesional, llevaron a un grupo de destacadas figuras a postular su nombre al Premio Nacional de Humanidades 2021, distinción que se creó en 1993 y busca reconocer “al humanista, científico o académico, que se haya distinguido por su aporte en el ámbito de las Ciencias Humanas” (el área de Historia tiene su propio premio). 

No es la primera vez. Como él mismo cuenta, “alguna vez postulé y no pensaba reincidir. Mucho trabajo de recopilación, mucho tiempo organizando un expediente, invencible pudor para pedir apoyos imprescindibles. Decidí que esas uvas estaban verdes y me consolé recordando lo lindo que fue recibir premios sin pedirlos. Fuera de Chile, por supuesto. Sin embargo, mis grandes amigos -liderados por uno que es como hermano- se empecinaron en que volviera a esa faena. Y se pusieron a trabajar, a juntar lectores y amigos que me aprecian. Me presionaron fuerte y… ahí descubrí que yo no soy demasiado resistente”.

Una vida de encuentros

Rodríguez Elizondo ha vivido de cerca los grandes acontecimientos de los últimos 50 años. El historiador Alejandro San Francisco lo resume así en un artículo que escribió para El Líbero, a propósito de la publicación de sus memorias: “Durante la Unidad Popular había sido funcionario en la Contraloría, además de escribir interesantes artículos en revista Principios y publicar el libro Mitología de la ultraizquierda (1971). En el extranjero vivió ‘tres años y un día’, como señala irónicamente Rodríguez Elizondo, en la República Democrática Alemana −la de Honecker y del Muro de Berlín−, en un exilio duro y complejo, marcado por la evolución intelectual y política del autor, por experiencias humanas dolorosas (el espionaje de la Stasi y de algunos conocidos, el sufrimiento de otros), las luchas o disensiones dentro del comunismo chileno, los amigos y conocidos con sus problemas y la fuga final. El otro destino fue Perú, al que estaba vinculado por razones familiares, y donde Rodríguez Elizondo desarrolló una interesante y a veces sorprendente carrera periodística, ‘la profesión más bella’, en la revista Caretas”.

Volvió a Chile en los 90, época en la que ejerció como Director de Informaciones de la ONU para España, Director de Cultura e Informaciones de la Cancillería y embajador en Israel. Especialista en relaciones internacionales, en particular las de Chile con Perú y Bolivia, ha publicado una treintena de libros, algunos de ellos novelas y cuentos. Destacan Crisis y renovación de las izquierdas (1995), Chile y Perú: el siglo que vivimos en peligro (2004), Historia de dos demandas: Perú y Bolivia contra Chile (2014), El día en que me mataron y otros capítulos de mi memoria (2020).

En Periodismo y Literatura ha recibido altas distinciones internacionales, entre las cuales figura el Premio Rey de España a la mejor labor informativa, Premio América del Ateneo de Madrid, Premio Municipalidad de Lima y el Premio Derechos Humanos de la Autonomía de Aragón. 

Actualmente es Director del Programa de Relaciones Internacionales de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, desde donde dirige una revista “de culto”, Realidad y Perspectiva (o RyP), que se edita desde 2011.

Su visión sobre la política actual de Chile es de preocupación: “Como veterano del 73 veo que, con signo político inverso, se ha creado una crisis homologable, estructuralmente, a la del gobierno de Salvador Allende. Los objetivos de los partidos de la oposición son de negatividad variable: unos quieren evitar que vuelva a ganar la derecha y otros quieren impedir que el gobierno termine su período. Los partidos oficialistas distan mucho de estar alineados con el gobernante lo cual, objetivamente, favorece a los de oposición. Existen fuerzas políticas no sistémicas, que encuentran en esa ingobernabilidad su mejor caldo de cultivo. La fuerza legítima sigue dando señales de que no puede ni debe intervenir, pero está tironeada y hasta provocada por quienes quieren instalar un estallido permanente. Confieso que el cuadro es bastante terrible para nosotros, los escarmentados sobrevivientes de entonces”.

Por lo mismo, piensa que las personas ligadas a las Humanidades debieran ejercer un rol en la defensa de la democracia: “Quizás debieran entender, a cabalidad, que el caos y las dictaduras son peores que el peor gobernante. Vista así, la democracia nunca será una causa perdida. Los intelectuales, las personas ligadas a las humanidades, no sólo debieran entenderlo sino usar sus calificaciones para defenderla, participando o ahuyentando a los políticos deplorables”. 

El reconocimiento

El Premio Nacional de Humanidades se creó en 1993 y se entrega cada dos años. El jurado está compuesto por el Ministro de Educación, el Rector de la Universidad de Chile y el último galardonado con el respectivo Premio Nacional, además de un académico designado por el Consejo de Rectores. El grupo se constituye en el mes de julio y las sesiones de discernimiento se realizan en agosto. Entre los últimos galardonados figuran Tomás Moulian, Elizabeth Lira y Marcos García de la Huerta.

La postulación de José Rodríguez Elizondo cuenta hasta el momento con el apoyo de importantes instituciones además de distinguidas personalidades de la política, las relaciones internacionales, el periodismo y la literatura. Entre ellos, el ex Presidente Eduardo Frei Tagle, el ex embajador Eduardo Rodríguez Guarachi, el ex ministro Sergio Bitar, el alcalde Felipe Alessandri, el ex director de la OIT Juan Somavía, la historiadora Lucía Santa Cruz, los ex embajadores Mario Silberman, Mario Artaza y Carlos Applegreen, el escritor Carlos Franz, y los periodistas Sergio Campos, Pilar Vergara y Abraham Santibáñez.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO