Como un «descontrol» catalogó el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson, la situación de tenencia de armas en el país. Esto, luego de que el domingo, en el contexto de la marcha por el Día de los Trabajadores, tres personas resultaran baleadas.

«Es una de las preocupaciones del Ministerio del Interior y se va a expresar en materia legislativa y ejecutiva. El control, o más bien el descontrol de armas, es una de las materias que se heredan. No escatimaremos en recursos para ir al fondo y resolverlo», señaló.

Sin embargo, sus declaraciones sacaron ronchas en Chile Vamos y en autoridades del anterior gobierno de Sebastián Piñera, pues Jackson junto a al Presidente Gabriel Boric votaron en contra justamente de la ley de Control de Armas.

Fue precisamente el ex subsecretario de Interior, Juan Francisco Galli, quien sacó al pizarrón al titular de Segpres por sus declaraciones. «La modernización del Control de Armas fue impulsada por los gobiernos anteriores. El 2017, en la votación de la idea de legislar sobre el Control de Armas, usted y el Presidente Boric fueron los únicos votos en contra», escribió a través de su cuenta de Twitter.

Proyectos rechazados por Boric, Jackson y Vallejo

Pero la Ley de Control de Armas no fue el único proyecto relativo a seguridad pública o para combatir la violencia que contó con el rechazo del Presidente Boric y el ministro Jackson cuando fueron parlamentarios. De hecho, si sumamos también las votaciones de la actual ministra de la Segegob, Camila Vallejo, vemos que al menos en siete proyectos de estas materias los tres rechazaron en bloque.

Dentro de los proyectos se encuentra la ley que modifica el Código Penal para tipificar como delito la alteración de la paz pública, conocida como ley antibarricadas. A ellas se suma la ley de fuegos artificiales, la ley Juan Barrios, la ley que exige la renuncia al uso de la violencia en política y la ley de protección de Infraestructura Crítica Nacional.

También votaron en contra de dos proyectos que buscaban modificar el Código Penal para incluir la tipificación de hurto de madera en troza y, otro, que sancionaba la sustracción de madera, iniciativas que estaban enfocadas en enfrentar uno de los delitos más frecuentes en la Macrozona Sur.

Antibarricadas y fuegos artificiales

La Ley Antibarricadas y Antisaqueos fue otra de las que nacieron luego del 18 de octubre de 2019. El objetivo era aumentar las sanciones para quienes impidieran el libre tránsito por medio de las barricadas en las calles. «Se plantea una pena de presidio menor en su grado medio (de 541 días a tres años) y que la misma se aplique sin perjuicio del cúmulo de otras que también fueren aplicables», detalla el boletín del proyecto. 

La iniciativa la ingresaron en noviembre de 2019 los diputados Gonzalo Fuenzalida, Marcela Sabat (RN), Miguel Ángel Calisto (DC), Gabriel Silber (DC) y Matías Walker (DC) y terminaría promulgándose en enero del 2020.

Boric, Jackson y Vallejo también rechazaron la ley que busca sancionar penalmente la fabricación, importación, comercialización, distribución, venta, entrega y uso de fuegos artificiales. La moción fue ingresada en mayo de 2019 por los diputados Gonzalo Fuenzalida (RN), Christian Moreira (UDI), Mario Desbordes (RN), Karin Luck (RN), Erika Olivera (Ind.), Andrés Celis (RN), Marcos Ilabaca (PS), Raúl Leiva (PS) y Daniel Verdessi (DC),

La iniciativa fue aprobada en la Cámara en septiembre de 2020. Tuvo 106 votos favorables, 24 en contra y 19 abstenciones, y fue promulgada en enero de 2021. Entre quienes decidieron rechazar la tipificación de este delito estuvieron los miembros del Frente Amplio y la mayoría de la bancada del Partido Comunista.

Proyectos que apuntaban a La Araucanía

Tras el levantamiento del Estado de Excepción aumentaron en un 150% los ataques en la macrozona sur según el gobernador regional de la Araucanía, Gonzalo Rivas. Y pese a que el gobierno ha señalado que tienen una serie de propuestas para frenar la violencia, anteriormente rechazaron proyectos de seguridad que estaban enfocados en esto.

Tanto Jackson, como Vallejo y Boric rechazaron la Ley Juan Barrios, iniciativa que modifica el Código Penal para incluir a los vehículos motorizados con personas en su interior, a los delitos de incendio. Adicionalmente, crea una nueva agravante para quienes incurran en el ilícito e incorpora nuevas penas que llegan hasta presidio perpetuo.

El proyecto de ley toma su nombre en homenaje al camionero Juan Barrios que, durante la noche del 9 de febrero de 2020, sufrió un ataque incendiario mientras se encontraba durmiendo dentro su camión, lo que le produjo la muerte.

A ello, se suma el rechazo a dos proyectos que buscaban modificar el código penal para incluir la tipificación de hurto de madera en troza y, otro, que sancionaba la sustracción de madera. Este delito, fue reconocido por el excoordinador del Biobío como «la base fundamental de financiamiento de grupos armados».

El caso de la ley de Control de Armas

Según consta en el acta de la sesión, inicialmente el único que votó en contra de este proyecto fue Jackson. Sin embargo, Boric se sumó al rechazo posteriormente, al igual que el diputado socialista Daniel Melo.

Tras el segundo informe realizado por la comisión, tanto Boric y Jackson se manifestaron a favor. Sin embargo, en las siguientes votaciones del proyecto no asistieron y utilizaron el pareo tanto en el tercer informe y en comisión mixta.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta