Publicado el 29 diciembre, 2020

Iván Poduje: “Puede haber candidatos municipales que vayan con ‘patrocinios’ de bandas narco. Eso es urgente investigarlo”

Autor:

Daniela Bas

El arquitecto, con amplia experiencia en el estudio de las ciudades y sus procesos de transformación y diseño urbano, alerta sobre cómo el fenómeno del narcotráfico se ha extendido en el territorio y aumentado su poder de fuego. “Esto, con el estallido social se agudiza porque se aumenta la tensión con las policías y los atacan mucho, sobre todo en barrios complejos”, señala. Sobre la relación con la política, subraya: “Es fundamental hacer un chequeo de cuestiones básicas como que los candidatos a concejales no tengan antecedentes policiales por cualquier tipo de actividad, especialmente en las zonas que son más vulnerables”.

Autor:

Daniela Bas

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La conmoción provocada por los dos tiroteos en menos de 24 horas que se registraron en la comuna de Maipú y que dejaron a dos personas fallecidas, generaron preocupación entre los vecinos y un fuerte rechazo a este tipo de violencia. Las razones que gatillaron la balacera del martes pasado en la plaza de Maipú no se han confirmado, pero la Fiscalía investiga una disputa entre bandas rivales dedicadas al narcotráfico.

Sobre este tema escribió ayer el arquitecto Iván Poduje en una columna titulada “Cómo detener el avance del narco en las ciudades”, que se publicó en El Mercurio, donde manifiesta la necesidad de integrar los barrios segregados para evitar que el control narco y sus acciones de violencia sigan aumentando. Afirma que existen más de 800 mil personas en Santiago que “viven en barrios afectados por el narcotráfico”. 

En conversación con El Líbero el académico y socio de Atisba afirma que la recuperación de estos barrios donde el narco y sus líderes dominan tiene tres pilares. “El primero es una intervención social”, el segundo implica cambios en el entorno como “aumentar las luminarias y poner cámaras” y el tercero implica una renovación policial. Según Poduje, además de aumentar la dotación hay que implementar al “comisario ciudadano, que es un perfil nuevo de policía, que tiene una formación de élite y que está a cargo de las Comisarías en las zonas más complejas”. “No es un Carabinero cualquiera, es uno que ha tenido una formación especial y eso hace toda la diferencia”, agrega.

Sobre la corrupción de las instituciones y el vínculo de políticos con narcotraficantes dice que, además de la comuna de San Ramón, podría haber “situaciones de riesgo en La Granja, Lo Espejo y La Pintana”. De acuerdo a Poduje, “en Santiago hay un llamado cono crítico que nosotros hemos identificado, que son estas comunas que están muy afectadas por la violencia y el narco, entonces ahí estos tipos ya están hace rato infiltrándose”.

-¿Qué tienen en común la población El Castillo, de La Pintana, donde murieron 23 personas por enfrentamientos entre narcotraficantes con las poblaciones de Quilicura, Antofagasta, Talca y Rancagua?

-Todas estas poblaciones se encuentran en entornos muy deteriorados, son bolsones de pobreza con bastante segregación, vale decir, con mucha homogeneidad social, deterioro de espacios públicos y en general, viviendas sociales en muy mal estado, pequeñas, hacinadas.

-¿Por qué solo en la ciudad de Santiago existen cerca de 800 mil personas que viven en barrios afectados por el narcotráfico? ¿Qué características lo permiten?

-En general son barrios alejados, salvo excepciones como La Legua que tiene una historia distinta, son barrios periféricos donde el Estado se ha ido alejando, por lo tanto, han aparecido otras instituciones criminales que, ante la ausencia del Estado, cumplen funciones de ayuda en algunos casos, o directamente de seguridad. Esto con el estallido social se agudiza porque se aumenta la tensión con las policías y atacan mucho, sobre todo en estos barrios complejos, a las policías. Por lo tanto, eso hace que aumente el poder de estos grupos.

Esto con el estallido social se agudiza porque se aumenta la tensión con las policías y atacan mucho, sobre todo en estos barrios complejos, a las policías”.

-En su libro “Siete Kabezas” menciona que existe un componente narco en la violencia y los desmanes durante el estallido social. ¿Cómo está relacionado el 18-O con el narcotráfico y sus líderes?

-El 18-O tiene varias cabezas, como lo digo en mi libro, Siete Kabezas. Pero, hay una cabeza en particular que está formada por las barras bravas y por grupos de delincuentes y narcotraficantes que tuvo un rol muy activo en las periferias, no tanto en los centros. Hicieron saqueos organizados, ataque a comisarías, y en el caso de las barras bravas fue muy activo en Plaza Baquedano también. Entonces, yo diría que hay barrios donde las barras están bastante mezcladas con estos grupos y en el estallido operaron con más impunidad.

-¿A qué número de personas afectadas por el narco se podría llegar si esto sigue escalando?

-Es muy difícil saberlo porque esto es un proceso que cuesta detectar, tienes que ir, consultar información de la Fiscalía, ir a terreno, entonces, lo que sí es claro es que está muy distribuido. Nosotros tenemos un mapa que muestra dónde están estos barrios y está bastante distribuido salvo en el sector oriente, por lo tanto, es muy preocupante. No podría decir a qué población afectada vamos a llegar, pero es importante, más del 10%, entre 12% y 15%. Y en algunas comunas, como La Pintana, La Granja, El Bosque, Lo Espejo es sobre el 50%.

-¿Cómo se realizó el estudio de Atisba con información del Ministerio Público para calcular la cantidad de personas bajo la influencia narco?

-Nosotros estamos trabajando en este tema desde el año 2010, partimos con una base que armó Ciper que le llamó zonas ocupadas y el año 2017 tomamos un informe que hizo el Ministerio Público donde identificaron a los barrios críticos por narcotráfico y los delimitaba. Nosotros tomamos ese informe, digitalizamos los mapas y los cruzamos con información del Censo 2017, para saber cuál era la población afectada. Y, además de eso, hemos ido en catastro del terreno, en regiones también, delimitando en función de información que los propios vecinos nos cuentan.

El 18-O tiene varias cabezas, como lo digo en mi libro, siete cabezas. Pero, hay una cabeza en particular que está formada por las barras bravas y por grupos de delincuentes y narcotraficantes que tuvo un rol muy activo en las periferias”.

-¿Cómo afecta esto a las familias y los barrios? Usted dice que cerca de 200 mil niños quedan expuestos al crimen organizado.

-Estos entornos impiden un acceso igual a las oportunidades. Son barreras para la movilidad social enormes, porque los niños que nacen en estos entornos están mucho más expuestos que un niño que nace en otro entorno a la deserción escolar, el consumo de drogas y a ser reclutado por las bandas, dado que estas bandas operan con tanta impunidad. Entonces, diría que esa es la principal implicancia. Son sectores que van generando desesperanza, lo que es muy triste, y además van impidiendo que las personas desarrollen todo su potencial, entonces son esencialmente inequitativas estas zonas.


-Dice que la cifra sube a un millón si sumamos Antofagasta, Valparaíso, Rancagua y Talca. ¿Hay un aumento del narco en regiones?

-Más que un aumento, nosotros teníamos una primera foto que hicimos el año 2010, pero hemos visto situaciones bien preocupantes en la parte alta de Valparaíso, Viña del Mar, hemos visto tomas de terrenos organizadas por narcos. En algunas ciudades está bastante agudizado el problema. Los fuegos artificiales, por ejemplo, en el caso de Valparaíso se escuchan todas las noches, balazos, lo mismo pasa en el sector norte de Talca, también en la parte alta de la población Bonilla en Antofagasta, entonces está bien extendido.

El ‘comisario ciudadano’ es un perfil nuevo de policía, de elite, que tiene una formación de elite y que está a cargo de las Comisarías en las zonas más complejas”.

-Usted dice que si no se integran los barrios segregados con inversiones públicas y privadas, el control territorial del narco y los niveles de violencia seguirán aumentando. ¿Cómo se recuperan estos barrios para evitar el avance del narco? ¿Con qué acciones concretas?

-Nosotros propusimos tres acciones concretas, la recuperación tiene tres pilares. El primero es una intervención social donde básicamente lo que haces es llevar servicios, escuelas, equipamientos deportivos, es decir, poblar estos barrios con actividades que permitan que los niños y jóvenes puedan tener alternativas.

La segunda es de entorno, que implica iluminar sitios eriazos, aumentar las luminarias de las calles, poner cámaras en los sectores donde se vende droga. Es muy importante que estas actividades deportivas estén en lugares que hoy día están tomados por las bandas.

Y la tercera parte es policial. Tiene que ver con un aumento de dotación, pero también con un mejoramiento de infraestructura de las policías y con lo que hemos llamado el ‘comisario ciudadano’ que es un perfil nuevo de policía, de élite, que tiene una formación de elite y que está a cargo de las Comisarías en las zonas más complejas. No es un carabinero cualquiera, es idealmente un carabinero que ha tenido una formación especial y eso hace toda la diferencia porque él va a controlar a su gente, no se va a enfrentar con los vecinos, porque lo que ocurre es que muchas veces en estos barrios los policías son agresivos con los vecinos, entonces necesitas comisarios de élite, eso es clave.

Es fundamental hacer un chequeo de cuestiones básicas como que los candidatos a concejales no tengan antecedentes policiales por cualquier tipo de actividad, especialmente en las zonas que son más vulnerables”.

-¿Y los proyectos de ley van bien encaminados en este sentido?

-No, porque primero esto no se resuelve con una ley, se resuelve con un programa, con inversiones, con un despliegue en el territorio y dándole prioridad política a estos temas. Nosotros vemos que este tema ni siquiera es prioridad en la discusión de la Constitución, no ha sido prioridad en el debate salvo cuando ocurren estas balaceras que van a ocurrir cada vez más porque obviamente lo que están haciendo estos tipos es que están aumentando su poder y se están desplegando, por eso vemos más impunidad, los fuegos artificiales, balazos, etc. Y además, están infiltrando a la política y especialmente en comunas que están alejadas del radar y eso es muy complicado.

-Usted dice que “el Ministerio Público debiera investigar ahora los vínculos entre el narco y candidatos a alcaldes y concejales en la zona sur de Santiago, donde se podría armar un verdadero cartel de varias comunas con políticos vinculados al crimen”. Además de la comuna de San Ramón, ¿en qué otros casos se pueden ver estos vínculos?

Yo creo que hay situaciones de riesgo en La Granja, Lo Espejo, La Pintana. En Santiago hay un llamado cono crítico que nosotros hemos identificado, que son estas comunas que están muy afectadas por la violencia y el narco, entonces ahí estos tipos ya están hace rato infiltrándose. San Ramón es el caso más evidente, pero hay muchos candidatos a concejales con antecedentes, candidatos a alcalde, eventualmente, hay que ver. Nosotros no tenemos esa información cierta, pero como trabajamos en esos territorios es algo que se habla, de que puede haber candidatos que vayan con “patrocinios” de bandas. Eso es urgente investigarlo, hay investigaciones que están en curso, Informe Especial ha hecho reportes de esto, Contacto también lo hizo en su momento y es muy complicado.

-Considerando que se vienen las elecciones de alcalde en abril, ¿qué tipo de investigaciones se deben realizar para evitar este tipo de candidatos con fines corruptos?

Es fundamental hacer un chequeo de cuestiones básicas como que los candidatos a concejales no tengan antecedentes policiales por cualquier tipo de actividad, especialmente en las zonas que son más vulnerables. Yo no sé si implica inhabilidad, pero hay que hacer el chequeo. Hay que ir monitoreando cómo estos grupos están infiltrando a las instituciones, pero eso tiene que ver con seguridad e inteligencia. Lo que nosotros sí podemos decir, y es de público conocimiento, en el caso de San Ramón es que ha habido funcionarios municipales o gente contratada en el municipio con antecedentes delictuales, lo detectó la Contraloría, y también podría haber candidatos a alcalde y concejales que tengan esos mismos vínculos. Hay que estar atento, es una alerta.

-¿Son relaciones nuevas o que recién ahora se visibilizan?

-No sabría decir si es nuevo o antiguo. Lo que sí es nuevo es el poder de fuego que uno ve, más bien cómo se han ido saliendo los territorios donde ocurrían estas cosas, los balazos en la plaza, los fuegos artificiales en Plaza Baquedano, o en Peñalolén, en Conchalí. Yo reporteé eso en mi libro, los vecinos decían que quienes iban a saquear los supermercados y reventar las estaciones, muchos eran bandas, barras que tienen los postes pintados con los colores de los clubes y los muros pintados con los nombres de sus piños. Es un tema absolutamente, no quiero decir normal, pero ha ocurrido en muchas grandes ciudades.

-¿Qué consecuencias puede traer un vínculo entre el el narco y los políticos?

-Creo que es muy preocupante cuando hay 50 personas que la Contraloría detecta con antecedentes, porque el Municipio representa al Estado, está a cargo de los consultorios, de los trámites, de entregar los permisos, entonces ahí se abre lo que ha perjudicado a Brasil, México, El Salvador, Guatemala. Como nosotros trabajamos mucho en territorio tenemos que detectar esto, ahora, no somos expertos en ese tema, pero sin duda que es algo que hay que monitorear de cerca porque sería raro que las mismas personas que han estado con formalizaciones o acusaciones vuelvan a postular como el caso de Aguilera, que pueda postular a la alcaldía y que ganara de repente.

En el caso de San Ramón ha habido funcionarios municipales con antecedentes delictuales, lo detectó la Contraloría, y también podría haber candidatos a alcalde y concejales que tengan esos mismos vínculos”.

-El director de la PDI, Héctor Espinosa, afirmó que en todas las organizaciones criminales que han desbaratado han sacado de circulación a extranjeros, por lo que habría “una estrecha relación en la inmigración con el fenómeno del narcotráfico”. ¿Se ha visto esto como un factor?

-No hemos entrado en el detalle, nosotros vemos las consecuencias territoriales. Lo que ocurre es que en estos barrios segregados hay mucha inmigración informal. Un caso son los bloques de las viviendas sociales, donde muchos de ellos están arrendados y subdivididos a inmigrantes que viven en condiciones muy paupérrimas. Entonces, hoy día en Santiago estamos teniendo un problema de segregación que incluye el componente étnico o de origen del país. Tenemos guetos y campamentos formados solamente por personas de Haití o Colombia, eso es un fenómeno nuevo. Ahora, no sé si eso tiene vinculación con el narco.

  1. Jaime Jankelevich dice:

    El diagnóstico que hace Iván Poduje es clarísimo, muy potente y la proyección del fenómeno narco que nos describe demuestra que estamos corriendo un alto riesgo como país, de no hacer lo que hay que hacer. Lo notable que Iván es arquitecto, un académico, experto en ciudad, y nos aporta un diagnóstico que no deja lugar a dudas que hay que actuar. El narco es una peste más dañina que el Covid, porque corrompe, destruye a la juventud, es violenta y solo causa daño, a nivel familiar, social, institucional y nacional. Qué más tiene que pasar para despertar y frenar esta marea, que como un tsunami se extiende por todo el país.
    El tema de los candidatos es absolutamente crítico y debiera impedírseles a quienes tengan algún tipo de prontuario delictivo que postulen a cargos de elección popular.
    Basta ya de impunidad.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO