Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 24 de agosto, 2018

Inmigrante cubano que asesora a Interior explica que expulsiones son por orden de los tribunales

Autor:

Bastián Garcés

El abogado Mijail Bonito vive en Chile desde el año 2000 y actualmente trabaja con el subsecretario Rodrigo Ubilla en la agenda para regularizar la situación de los extranjeros en el país. El asesor comenta que para las comunidades de inmigrantes es un problema tener personas de sus nacionalidad delinquiendo por lo que “celebran que sean deportados”.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En poco más de una semana el Ejecutivo deportó a dos grupos de extranjeros cumpliendo, así, órdenes judiciales. Los primeros en ser expulsados, el jueves pasado, fueron 51 colombianos, a los que se sumaron 69 peruanos y ocho bolivianos quienes abandonaron el país ayer.

Mijail Bonito es cubano, abogado, y vive en el país desde el año 2000. Obtuvo la nacionalidad chilena hace 13 años y actualmente asesora al subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, en la agenda de regularización de extranjeros. El jurista explica a “El Líbero” que la medida es celebrada, en general, por las comunidades de inmigrantes porque las personas “no están siendo deportadas por ser irregulares, todo lo contrario porque a ese grupo se les abrió un proceso nuevo, sino que por ser delincuentes”.

-Durante la última semana el gobierno ha deportado a más de 120 extranjeros que han sido condenados por cometer delitos en el país, ¿cómo ha sido este proceso?

-La evaluación es muy buena, se han cumplido las órdenes judiciales que ordenaron los tribunales de la República, que lo derivan directamente al ministerio del Interior y a la Policía de Investigaciones. Además, salió con todos sus procesos en regla un grupo de expulsados por orden administrativa del ministerio del Interior que tenían como causa fundante de su expulsión la aparición de antecedentes penales graves en sus países de origen, en Chile o en ambos lugares.

-¿Qué busca, en concreto, el gobierno al realizar estas expulsiones?

-Es muy claro lo que ha dicho el Presidente Piñera sobre que la política migratoria se basa en que estarán los brazos abiertos para todos aquellos migrantes que vengan a Chile con el ánimo de establecerse legítimamente, y que las puertas van a estar cerradas para aquellos que vengan a delinquir. La política migratoria se basa en la regularización migratoria que ya se ha abierto y que tiene alrededor de 265 mil personas inscritas; en una nueva ley de migraciones; y en el cumplimiento del compromiso de ordenar la casa que tiene que ver con la expulsión de todos aquellos migrantes que tengan comisión de delitos en sus países de origen o en Chile.

Para las comunidades migrantes es un problema que haya personas de su nacionalidad delinquiendo impunemente porque puede traer malos resultados en su inserción”.

-Han surgido algunas críticas sobre cómo se han dado a conocer estas expulsiones, a través de puntos de prensa…

-Es muy simple, la población tiene derecho a saber que el Presidente está cumpliendo su compromiso de campaña de ordenar la casa. Las comunidades migrantes tienen derecho a saber que aquellas personas que están afectando el honor y la honra de sus comunidades, frente a la población chilena por la comisión de delitos, están siendo expulsados. Y, aquellas personas que piensan que pueden venir a Chile a delinquir, tienen que saber que van a durar muy poco en el país.

-¿Qué evaluación hacen estas comunidades respecto a las deportaciones realizadas por el gobierno?

Tengo mucha relación por las comunidades migrantes, es parte de mi trabajo y la tengo de mucho antes, y todas están de acuerdo en que hay que expulsar de Chile a aquellos que no vienen a hacerse una vida normal y legítima. Para ellos, el hecho de que Chile sea un país seguro y con instituciones que funcionan es una garantía de que su esfuerzo y emprendimiento va a tener buen puerto. Para las comunidades migrantes es un problema que haya personas de su nacionalidad delinquiendo impunemente, porque eso contagia a la población chilena, afecta, y puede traer malos resultados en su inserción.

Un migrante de cualquier nacionalidad que comete un delito, sobre todo los más graves, por el hecho de la vinculación directa, causa un daño a la honra de su comunidad”.

-¿Qué efectos considera que tiene para las comunidades?

-Un migrante de cualquier nacionalidad que comete un delito, sobre todo los más graves, por el hecho de la vinculación directa, causa un daño a la honra de su comunidad y a la visión que tienen los chilenos respecto a ella. Por eso, los migrantes en su generalidad celebran que los que delinquen sean expulsados, porque no están siendo deportados por ser irregulares -todo lo contrario porque se les abrió un proceso nuevo-, sino que el gobierno los está expulsando por ser delincuentes. Aquí no se paga justos por pecadores, aquellos que vinieron a trabajar legítimamente van a ser bienvenidos como siempre lo han sido y lo están siendo aún más.

“El gobierno anterior no tomó ninguna medida para tener una migración segura, ordenada y regular”

-La oposición ha criticado a La Moneda por la publicidad de estos procesos y lo ha calificado como “espectáculo”. ¿Qué opina al respecto?

-Durante cuatro años la población migratoria chilena ascendió de 462 mil personas a un millón 190 mil y el gobierno anterior no tomó ninguna medida para tener una migración segura, ordenada y regular. Que la oposición ahora se queje de cada acto que realiza el gobierno de Chile por la regularización y por el orden de la migración, me parece inverosímil. Creo que las críticas provenientes de un sector que por 4 años vio crecer desmesuradamente, y sin ningún orden, la migración y no tomó medidas al respecto son, al menos, fuera de lugar.

Que la oposición ahora se queje de cada acto que realiza el gobierno de Chile por la regularización y por el orden de la migración, me parece inverosímil”.

-Durante el gobierno de Bachelet se deportaron a 5.011 personas. En ese momento no se vieron criticas de los partidos de centroizquierda que son los que hoy cuestionan al gobierno. ¿Ves en las actuales criticas un sesgo político?

-Por supuesto que lo hay. El gobierno del presidente Piñera no ha tenido complejos en cumplir la ley y lo seguirá haciendo como corresponde.

“El verdadero compromiso con los migrantes es que estén regularizados porque así pueden acceder a empleos formales y desarrollarse”

-Hace unos días el ministro Chadwick estimó que el Gobierno expulsará a dos mil personas, ¿cuál es la base de esa cifra?

-Lo que plantea el ministro es una proyección que se hace en base a la cantidad de extranjeros que hay en cárceles cumpliendo condena y sobre quienes sabemos que tienen antecedentes penales, y que no van a tener acceso a ninguna regularización.

(La proyección de deportados) se hace en base a la cantidad de extranjeros que hay en cárceles cumpliendo condena y sobre quienes sabemos que tienen antecedentes penales”

-La última encuesta Casen indicó que del total de ciudadanos en la medición de pobreza por ingresos, el 5,5% son inmigrantes. ¿Qué desafíos plantea esto para el gobierno?

-Siempre es un desafío superar la pobreza. En extranjeros en situación irregular el desafío es doble. Siempre se ha dicho desde el gobierno que el verdadero compromiso con los derechos humanos de los migrantes es que estén regularizados porque así pueden acceder a empleos formales y desarrollarse. Es la forma de que aquel que viene huyendo de la pobreza no quede en un círculo vicioso acá en Chile.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: