A las causas tradicionales de salir del país, como estudiar o trabajar, se suma una nueva: la emigración de chilenos disconformes con la situación política y económica.

“Este viernes tendremos una gran venta!!! Liquidaremos todos los muebles de una linda casa en La Dehesa. Nos vemos en nuestra transmisión por Instagram live» publicó en sus redes sociales el sitio www.granventagarage.cl.

“SE VIENE!!! VAMOS A TERMINAR CON TODO ESTA SEMANA!! ATENTOS!! MIÉRCOLES/ JUEVES Y VIERNES 3 VENTAS DE CASAS 🏘 COMPLETAS!” publicó en Instagram el emprendimiento @el_entretecho

Son sólo dos anuncios de un nuevo fenómeno en las redes sociales: el remate de todos los muebles de las casas de personas que emigran de Chile.

La inédita emigracion chilena: Desde el año pasado 86 mil personas se fueron del país

El fenómeno del éxodo de chilenos es muy reciente. Partió en 2021 y este año va en aumento. En Chile no se había visto algo así en décadas.

Según cifras de la Policía de Investigaciones (PDI) solicitadas por El Líbero, entre 2016 y 2020 la cantidad de chilenos que entraron al país, fue mayor que los que salieron.

En 2016 el saldo fue de 1.142 personas más que arribaron a Chile. En 2017 la cifra subió a 80 mil; en 2018 a más de 107 mil, y en 2019 llegó al peak de 140 mil.

Incluso, en la pandemia del Coronavirus durante 2020 regresaron 85 mil chilenos más que los que salieron.

El cambio de tendencia, sin embargo, se produjo en 2021, cuando comenzó la emigración de chilenos.

Ello, porque salieron 715 mil personas pero solo retornaron 652 mil. Por tanto, 63 mil chilenos optaron por radicarse en el exterior.

La tendencia ha continuado este año con 23 mil chilenos que no han retornado, según las estadísticas de la PDI entre enero y mayo.

El saldo negativo se explica porque salieron 844 mil personas, pero solo han regresado 821 mil.

Analistas: La emigración es significativa y se explica por la inestabilidad económica y política en Chile

Sobre este fenómeno, el ex director de Extranjería y actual director de la Escuela de Gobierno de la UNAB, Álvaro Bellolio, comenta a “El Líbero” que «los flujos migratorios tienden a variar según las expectativas y oportunidades”.

Álvaro Bellolio, ex director de Migraciones

En ese sentido, “el cambio de tendencia de que más chilenos salgan del país y no regresen, se puede explicar a factores de oportunidades económicas, pero también en otros temas como la seguridad y la expectativa de estabilidad”.

En su opinión, “esto también se aprecia por la cantidad de cuentas en dólares y euros que se han abierto en los últimos años, junto con la inmensa fuga de capitales desde Chile al exterior».

Mijaíl Bonito, ex asesor migratorio del Ministerio del Interior y abogado socio del bufete Hurtado & Bonito, especializado en inmigración, explica que el saldo migratorio es la diferencia entre ingresos y salidas de los ciudadanos chilenos.

Mijail Bonito, abogado especialiado en inmigración

“Las inéditas cifras de 2021 y 2022 de chilenos que no regresan son muy significativas y no vistas antes. Ello, porque los que van de vacaciones lo hacen por períodos cortos de tiempo y regresan dentro del mismo año.  Al observar el mismo fenómeno dos años, es indicativo de que son chilenos que decidieron radicarse en el exterior”, explica Bonito.

El abogado agrega que nuestro país “ha perdido incentivos  y la percepción de mejor calidad de vida ha disminuido tremendamente. La incertidumbre de la nueva Constitución y las señales equívocas del gobierno pueden estar detrás de la migración chilena”.

«Los primeros signos de un emigración siempre se produce en los sectores de mayores ingresos. Lo mismo pasó en Venezuela, Argentina y Cuba. Cuando hay países que hacen cambios tan profundos e inciertos, las personas con más posibilidades de insertarse en otro país se van”, señala.

La columna de Sergio Urzúa que detectó el fenómeno de la emigración

Ayer, en su columna semanal en El Mercurio, titulada “Transitorio o permanente”, el economista Sergio Urzúa da cuenta del nuevo fenómeno de la emigración chilena.

“María, ¿por qué llegan tantos niños desde Chile?, consultó a la alumna hispana en el pasillo”, escribió Urzúa en referencia a una escuela pública en EEUU.

Sergio Urzúa

Desde el retorno a la democracia, dejar Chile había sido para aventureros. La cosa andaba bien, no era necesario mirar al extranjero (…). Ahora, con violencia, delincuencia y desorden, la cosa cambia. Eso, más años de una economía frenada y con dudosas proyecciones futuras, obviamente pueden llevar a familias a preguntarse dónde realmente está la aventura”, sostiene el columnista.

Entre otros datos, revela que los votantes chilenos inscritos en EEUU han crecido fuertemente, así como quienes se radican en España y en Portugal.

Son todas estadísticas tristes. Sugieren que parte de la población no considera que lo que ocurre en la patria es transitorio. Migrar es duro y puede ser opción para quienes tienen recursos (no necesariamente con grandes patrimonios), pero la preocupación frente a algunas de las tendencias locales debe ser mucho más amplia”, afirma Sergio Urzúa.

El explosivo negocio de los remates de muebles de quienes emigran de Chile

Tal como señala el abogado Mijail Bonito, la salida sin retorno de profesionales de mayor poder adquisitivo es una nueva realidad.

Así lo afirman a este diario emprendedoras de remates de muebles de casas, un negocio con explosivo crecimiento.

Josefina Jaraquemada y Camila Ramírez, socias de El Entretecho

Según explica Camila Ramírez, psicóloga y una de las socias de @El Entretecho, los remates de todo el mobiliario de casas se disparó este año.

“Han aumentado muchísimo las ventas de muebles de casas de personas que se van. Pasamos de tener una venta semanal a cuatro. Hemos notado un alza bien importante sobre todo de adultos jóvenes, en torno a 35 años, que emigran del país de forma definitiva, con la esperanza de no volver. Claramente no ven una oportunidad ni estabilidad. El tema político ha influido harto en la decisión”, dice Ramírez a El Líbero.

Junto a su socia Josefina Jaraquemada, partieron con la venta de muebles usados en 2018, y con la pandemia crecieron fuertemente. Hoy tienen 58 mil seguidores en redes sociales.

El nuevo mercado de rematar todos los muebles surgió el año pasado. Hoy tienen cinco vendedoras y proyecciones de crecer hacia regiones.

“Tenemos que dedicar muchísimo tiempo, y destinar a la mitad de las vendedoras a vender los muebles de quienes se van del país. Me llama la atención que venden absolutamente todo con la idea de no volver”, dice la psicóloga.

Los destinos preferidos, según cuentan, son EEUU, España e Inglaterra.

La diseñadora Isidora Mayo, también tiene un negocio de venta de muebles en @Gran.venta.garage. Los seguidores superan los 53 mil.

Isidora Mayo, emprendedora de Gran Venta Garage

En 2019 comenzó vendiendo muebles usados, y en abril de 2021 hizo su primera venta en vivo de todos los muebles de una casa de alguien que se iba.

Desde entonces ha tenido 40 ventas de muebles de casas. Todos los viernes a las 17 horas tiene un remate. En promedio, se conectan 350 personas con peak de 750.

Los clientes son diversos. Familiares que venden los muebles de los padres y abuelos fallecidos, extranjeros que retornan a su país y chilenos que se radican fuera.

He visto un aumento considerable en el número de personas que venden sus bienes porque se van del país, y me llama la atención que vendan absolutamente todo, no guardan nada. Como si la decisión de irse fuera permanente”, señala la emprendedora.

La emigración de capitales chilenos

No solo chilenos se están yendo del país, sino también sus capitales.

El flujo de dinero que ha salido del país ha sido significativo. Según cifras del Banco Central, al cierre de 2021 sumaban US$ 50.000 millones. El 50% corresponde a empresas y la otra mitad a personas naturales.

“Por lo tanto, lo que hace dos años se denominaba como una silenciosa salida de capitales, ya no lo es”, señala Grant Thornton Chile, entidad especializada en auditoría, impuestos, outsourcing, consultoría y soluciones tecnológicas.

“Hoy vemos que la mayoría de los actores de la economía en Chile tienen algún tipo de exposición en inversiones en el exterior. Los Family Offices han reducido su exposición local, y aumentado su inversión en el exterior”, explica Nicolás Alegría, Socio de Servicios Legales y Tributarios de Grant Thornton Chile.

Miami

Agrega que personas de altos patrimonios, muchos de los cuales antes no tenían inversiones en el exterior, han estado enviando flujos al extranjero, abriendo cuentas corrientes extranjeras, e invirtiendo en todo tipo de activos.

Ello, tanto directamente como a través de Fondos de inversión especializados en activos en EEUU, sobre todo en el mercado de Miami.

“El fenómeno tiene algunos denominadores comunes: falta de confianza en el mercado chileno, sensación de inseguridad jurídica y falta de reglas claras, tramitación de reformas tributarias con gran frecuencia”, señalan en Grant Thornton Chile.

De hecho, aparte de Miami, la gran puerta de entrada para la inversión latinoamericana en EEUU, Uruguay se ha convertido en un potente hub financiero y de inversiones, que está dejando a Chile en un segundo plano en este sentido, explican.

“Dado este escenario, al ser nuestra firma un actor global, hemos desarrollado una estrategia conjunta con las oficinas de Grant Thornton en Uruguay y en Miami, con el objetivo de atender la creciente demanda local por asesoramiento para todo tipo de inversiones chilenas en el exterior”, cuenta Nicolás Alegría.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta