Publicado el 28 abril, 2021

Hernán Cheyre: “Un cuarto o quinto retiro serían la lápida definitiva de la capitalización individual”

Autor:

Ángela del Canto

En conversación con El Líbero, el economista habló sobre las consecuencias de los constantes retiros de fondos previsonales y aseguró que la suma de estos proyectos “afectan negativamente el potencial de crecimiento de la economía chilena”.

Autor:

Ángela del Canto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

No hubo nada más qué hacer. Después de que el Tribunal Constitucional decidiera no acoger a trámite el requerimiento que hace una semana ingresó el Presidente Sebastián Piñera para frenar el tercer retiro de fondos previsionales, el Jefe de Estado optó por promulgar la reforma despachada por el Congreso el pasado 23 de abril, por retirar la iniciativa propia de un rescate de fondos presentada la noche del lunes y anunció un bono de 200 mil pesos para aquellas personas que ya están sin saldo en sus cuentas de AFP.

Pese a que apenas se acaba de zanjar esta última discusión, ya la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles, quien ha tomado como bandera política el tema de los retiros previsionales, anunció un cuarto y hasta un quinto retiro. “Tal como le prometí a mis nietitos, tendrán un tercer retiro, un cuarto y un quinto, y recibirán la plata antes de que termine abril, tal cual fue mi compromiso”, dijo.

La posibilidad de que se vuelvan a generar nuevos retiros en los fondos previsionales preocupa al economista Hernán Cheyre, director del Centro de Investigación de Empresa y Sociedad (CIES) de la Universidad del Desarrollo, para quien “un cuarto o quinto retiro, después de esto, creo que serían la lápida definitiva de la capitalización individual”.

-¿Qué significaría para Chile la aprobación de un cuarto o quinto retiro de pensiones?

Un cuarto o quinto retiro, después de esto, creo que ya sería la lápida definitiva de la capitalización individual porque prácticamente ya no quedarían recursos. Habría que entrar a suplementar los fondos desde alguna manera y probablemente, en esa lógica, va a adquirir mayor relevancia el esquema que propone hoy día la oposición en cuanto a mejorar sustancialmente las pensiones en el corto plazo. Eso, a pesar de que tiene dificultades de financiamiento a largo plazo, en el corto plazo se ve mucho más atractivo. Yo creo que probablemente avanzaríamos en esa línea, y digo esto estando consciente de que a la larga eso no va a ser bueno para el país: las pensiones no van a ser mejores en forma estable y, segundo, porque va a quitar recursos de mercados capitales que son muy importantes para financiar inversiones, créditos hipotecarios y proyectos de infraestructura, todos los cuales han utilizado recursos de los fondos de pensiones. Si estos disminuyen tan fuertemente, obviamente va a tener un correlato ahí. La suma de estos retiros afectan negativamente el potencial de crecimiento de la economía chilena.

Pamela Jiles introduciendo un eventual cuarto retiro. Con eso queda en manifiesto algo que para mi es evidente: se está usando una excusa, en el fondo, para terminar el sistema de capitalización individual”.

¿Cuál cree que es la principal debilidad de este tipo de proyectos donde se acude a los ahorros previsionales?

-Se está desvistiendo un santo para vestir otro y al final, los dos van a quedar desvestidos porque los retiros solo sirven transitoriamente, por lo tanto creo que se está cometiendo un error en ese sentido. Segundo, la mayor parte de lo que se ha retirado sigue sin gastarse, lo cual muestra que hay muchas personas que lo recibieron y que lo tienen destinado a otros usos, por lo tanto, ellos no necesitaban esos fondos para financiar gastos personales y familiares en el marco de la pandemia. Tercero, el proyecto que se aprobó la semana pasada, tiene un beneficio tributario absolutamente injustificable porque al estar exento de impuesto a la renta, el retiro le va a significar un enorme regalo a las personas de más altos ingresos. Entonces, si uno suma y resta se da cuenta de que no hay argumentos técnicos que validen una decisión de este tipo. Pamela Jiles introduciendo un eventual cuarto retiro. Con eso queda en manifiesto algo que para mi es evidente: se está usando una excusa, en el fondo, para terminar el sistema de capitalización individual y lo han dicho con todas sus letras: ‘ni un peso más a las AFP’.

-Si se considera que estamos en una situación de emergencia y que muchas familias necesitan recurrir a ayuda, ¿cuál cree que sería una medida económica oportuna?

-Hay distintas opiniones, pero el punto es que al margen de la opinión que yo tenga respecto a esto, si el objetivo de fondo es ir a los que verdaderamente lo necesitan, lo lógico sería una inyección a la vena de ellos utilizando recursos públicos. El Fondo Covid tiene un saldo importante que no ha sido utilizado; eventualmente aumentar ese fondo si las circunstancias así lo requieren; eso significa simplificar la manera en la cual se canalizan estos recursos eliminando muchos de los requisitos que hoy día están y que hacen que un gran número de familias no puedan acceder este beneficio. Cuando hablo de inyectar a la vena me refiero a ir con las menores trabas posibles y llegar a las personas de más bajos ingresos que sí lo están necesitando y eso pasa por eliminar varias de las restricciones que hoy día a muchas personas les han hecho muy difícil poder acceder a estos beneficios.

-¿Podría considerarse una salida político-económica?

-Aquí vamos a ver la voluntad real que tiene la oposición de negociar temas de futuro que sí son importantes. Aquí están erosionando el sistema de capitalización individual, lo están dejando con muy pocos recursos, insuficientes para financiar las pensiones de los jubilados y, por lo tanto, urge entrar a abordar ese tema. Probablemente va a haber que hacerlo en el marco de la discusión de la Reforma Previsional y espero que haya buena disposición para llegar a algún acuerdo. Hasta ahora el Gobierno ha cedido bastante respecto a lo que fue su postura inicial, pero veo a una oposición que tampoco está de acuerdo con avanzar con lo que aprobó la Cámara de Diputados y, en particular, que insisten en que el 6% vaya a este sistema de ahorro colectivo solidario. Si la comisión no accede en eso, encuentro difícil que se pueda lograr algún acuerdo y eso va a ser malo para los pensionados.

Cuando hablo de inyectar a la vena me refiero a ir con las menores trabas posibles y llegar a las personas de más bajos ingresos que sí lo están necesitando y eso pasa por eliminar varias de las restricciones que hoy día a muchas personas les han hecho muy difícil poder acceder a estos beneficios”.

-En una columna de opinión publicada en La Tercera el domingo usted menciona que dada esta situación va camino a crearse un Fondo Solidario de Ahorro Colectivo, ¿a qué se refiere con eso?

-El proyecto que está promoviendo la oposición habla de que los seis puntos adicionales que están contenidos, todos vayan a este fondo solidario o fondo de ahorro colectivo solidario. Lo que aprobó la Cámara eran tres para cuentas individuales y tres para este fondo colectivo, ahora quieren que los seis puntos vayan para allá. ¿Y qué es eso? Es empezar a instalar un sistema que está basado en la lógica de reparto. Es un mecanismo que contempla solidaridad intergeneracional y también intrageneracional, al interior de las generaciones. Eso significa que no a todas las personas se les va a dar en función a lo que aportaron. Para eso sigamos en cuentas individuales sin la necesidad de usar otros criterios. Esa es la lógica los sistemas de reparto que, al final del día, por razones simplemente demográficas, no son sostenibles. La mayoría de los países que están empezando a experimentar los problemas que son propios del sistema de reparto, por esta revolución demográfica, están buscando fórmulas para introducir elementos que son propios de un sistema de capitalización, en Chile se está caminando justamente para el otro lado. A mí me parece que es una dirección incorrecta y lo asocio a un objetivo evidentemente político.

Vamos a ver la voluntad real que tiene la oposición de negociar temas de futuro que sí son importantes. Aquí están erosionando el sistema de capitalización individual, lo están dejando con muy pocos recursos, insuficientes para financiar las pensiones de los jubilados”.

-¿Cree que este tipo de proyectos podrían evitarse si el Estado hubiese previsto las necesidades económicas y formulado un plan con mayor cobertura?

-Se pueden haber destinado más fondos para transferencias de manera más simple. La oposición tiene el tema de la capitalización entre ceja y ceja desde hace bastante tiempo. Y si uno ve la evolución que ha tenido la discusión del proyecto del fondo previsional, en cada uno de los pasos adicionales que se mandaron siempre se van quitando recursos del sistema privado, siempre se está avanzando más en la lógica de este reparto. Yo creo que esto se hubiera impulsado igual, creo yo. Queda de manifiesto, iba a ser un retiro por una vez, después fue la segunda, la tercera y ahora Pamela Jiles que anuncia eventualmente el cuarto. Yo creo que eso demuestra que al final quieren frenar los recursos que están en el sistema previsional.

-¿Cuál es el impacto de la promulgación de la ley en las rentas vitalicias?

 -Hay un problema serio porque se están cambiando los contratos. No hay que olvidar que los recursos de las compañías de seguros de vida para financiar rentas vitalicias son patrimonio de las compañías se seguros, no es plata de los jubilados que están recibiendo una pensión. Los que optaron por el retiro programado, en su oportunidad, por la lógica de los retiros programados quedaron dueñas de esos recursos y hacen retiros periódicos. Por lo tanto, cuando se aprueba sacar fondos desde las cuentas individuales, están sacando fondos propios sabiendo así que tiene impacto en la pensión, pero sacar recursos desde las compañías de seguros significa sacar recursos desde el patrimonio de las propias compañías lo cual, como decía el proyecto, eventualmente va a ser devuelto. Un acto cuasi expropiatorio, yo creo que tiene consecuencias jurídicas complicadas.

  1. Eugenio Lagos Baquedano dice:

    Hasta cuando Pamela Jiles gobierna Chile!
    Nadie la eligió para eso!!
    El gobierno sin pantalones va a la deriva, ciego, sordo y mudo ante los hechos que se le vienen encima sin la mas mínima capacidad de anticipación, de reflexión, de análisis. Patético!!

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO