El anuncio de un pacto fiscal fue el hito que marcó esta semana en materia económica. La propuesta del gobierno viene a reemplazar la idea de insistir con una reforma tributaria en el Senado, y la divide en varios proyectos que serán presentados al Congreso de manera parcelada hasta marzo del próximo año.

Las palabras del Presidente Boric este martes, y el debate que se dará en el Congreso, fue analizado por el jefe de bancada de la UDI, Guillermo Ramírez y la economista y académica del Centro de Estudios Financieros del ESE Business School de la Universidad de los Andes, Cecilia Cifuentes, en una nueva edición del Podcast La Retro, de El Líbero,

Para Ramírez, si bien el anuncio del Presidente Boric tiene algunos puntos positivos -como las relativas a la «permisología», mejoras en el gasto y crecimiento e inversión-, hay otros que no lo convencen. “Insistir en recaudar 2,7 puntos del PIB en circunstancias en que necesitamos bajar impuestos va a ser un nudo difícil de resolver en el Congreso. No veo al gobierno dispuesto a ceder en esta materia, y nosotros no vamos a subir impuestos. Aquí vamos a tener un problema. Quizás esto se termine resolviendo en un gallito con los votos no más”, advirtió.

YouTube video

El parlamentario enfatizó que lo presentado por el Ejecutivo “no es un pacto, porque no hubo ningún tipo de acuerdo, ni con la oposición, ni con los empresarios, ni con las pymes, ni con nadie. Es engañoso, tiende a confundir a la gente».

La economista Cecilia Cifuentes, en tanto, aseguró que “más que medidas concretas son como objetivos, en los que seguramente uno va a estar de acuerdo».

Recalcó, sin embargo, que lo relativo al impuesto a la renta en la que se incluye la desintegración del sistema tributario es algo “definitivamente negativo, en términos de los objetivos de ahorro e inversión que necesitamos».

Ramírez: «El tono agresivo no ayuda»

Pero más allá de los anuncios, tanto Cifuentes como Ramírez, enfatizaron que el tono que ha estado utilizando el gobierno y el propio Presidente Boric, no ayuda a buscar un acuerdo.

“Antes de un pacto fiscal, el gobierno necesita intentar un pacto por la amistad cívica y recuperarla en Chile. Con este nivel de guerrilla, de odiosidad, de declaraciones cruzadas, de provocar a la oposición con temas como el homenaje a Chonchol, es tremendamente divisorio”, enfatizó la economista.

En este sentido, el jefe de bancada de la UDI coincidió en que el Ejecutivo «necesita que nosotros nos sentemos a conversar, pero al mismo tiempo nos insulta al decir que nos hemos negado a conversar”.

El diputado enfatizó que “el tono agresivo y las palabras ofensivas hacia la derecha no ayudan. El proyecto de reforma tributaria se discutió ocho meses en la Cámara de Diputados, teníamos sesiones tres a cuatro veces a la semana, invertimos muchísimas horas en esto, y cuando teníamos alguna propuesta nunca se discutió, se ponía en votación y se rechazaba sin más. La disposición al diálogo estuvo, pero no se nos escuchó».

«Están buscando polarizar»

Con todo, el diputado Guillermo Ramírez advirtió que, tomando en cuenta el tiempo que queda para el 11 de septiembre, la situación podría tornarse más polarizada. “Como el 11 no ha prendido tanto, vamos a ver un tono más violento, más agresivo, que busca la división.

El parlamentario aseguró: “Mi apuesta es que en las próximas cinco semanas, en términos del tono, van a ser muy difíciles. Vamos a ver a un gobierno tratando de aprovechar el 11, y para eso necesitan más división, agudizar las contradicciones, más miradas al pasado y mucho menos concordia, mucha menos unidad, y mucha menos mirada al futuro”, sostuvo.

La economista Cecilia Cifuentes cuestionó también cómo se ha planificado la conmemoración de los 50 años del golpe por parte del Ejecutivo. “Ha generado pura polarización. Habría que decirle al gobierno que tiene que partir por cambiar esta actitud bastante errática del Presidente, que un día tiende la mano y al otro da la espalda, y a veces patadas. De esa forma no se puede hacer un proceso de reformas, no se puede construir acuerdos. El Presidente Boric día por medio se da cuenta de que tiene que darle en el gustito a su barra brava y, por lo tanto, se destempla, y eso es lo primero que habría que cambiar para que podamos discutir reformas más concretas”, dijo.

«Fraude a la ley»

Otro de los puntos que estarán en debate es la decisión del Gobierno de presentar en la Cámara de Diputados medidas sobre la evasión y la elusión. Desde la oposición advierten eso era parte del proyecto de reforma tributaria que se rechazó en marzo y que no se puede presentar hasta pasado un año, según indica la normativa del Congreso. Ramírez aseguró que “esta norma es demasiado importante para el buen funcionamiento del Congreso, hasta ahora nadie se atrevió a vulnerarla”.

El diputado recalcó incluso que «si a mí me rechazan un proyecto de ley que tiene cinco ideas matrices y luego presento cinco proyectos con una idea matriz cada uno, para vulnerar la ley, obviamente que es una forma de ‘bypasearla’, eso es un fraude a la ley».

«Confío en el ministro Elizalde, en el Presidente Boric y en el ministro Marcel que no nos van a poner en la situación de tener que ir al Tribunal Constitucional», concluyó Ramírez.

Deja un comentario