Publicado el 22 julio, 2021

Garretón por comparación entre el MAPU y el FA: “Cuesta, a una distancia de 52 años, decir que se parece”

Autor:

Francisca Escalona

Han pasado más de 50 años desde que se fundó el MAPU. Esta semana el partido salió a relucir en una entrevista al sociólogo Eugenio Tironi, quien aseguró que Gabriel Boric podía encarnar ciertos de esos ideales. Al respecto, Óscar Guillermo Garretón, quien fuera secretario general del MAPU, afirma: “Nosotros participamos en coalición con los otros partidos de izquierda, el FA busca más bien ser una alternativa a los otros partidos de izquierda”.

Autor:

Francisca Escalona

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU) fue un partido político de izquierda que remonta su creación a 1969. Nació a partir del fraccionamiento de la Democracia Cristiana, cuando un sector de sus militantes alegó estar disconforme con los lineamientos ideológicos de la colectividad. 

Así, el grupo se declaró marxista y conformó una tienda propia en el contexto de las elecciones presidenciales de 1970. Integró la coalición de partidos de la Unidad Popular que terminó por proclamar a Salvador Allende Presidente de Chile.

Pese al distanciamiento temporal de aquel partido, este lunes 19 de julio, posterior a las primarias del fin de semana, el sociólogo Eugenio Tironi declaró en Mesa Central que Gabriel Boric encarnaba ciertas aspiraciones del movimiento. 

Se presentó como líder de una izquierda libertaria, de esa izquierda con la cual en algún momento soñó el MAPU, pero él la ha llevado a un nivel donde nunca antes la llevaron: a tener un poderío electoral y un grado de identificación con la población extraordinario. La faena de Boric es excepcional”, afirmó Tironi. 

Sin embargo, el exsecretario general del MAPU Óscar Guillermo Garretón -que fue parte del ala alineada con el Partido Socialista en la disputa interna del movimiento- opina que no hay punto de comparación entre ambas ideas políticas. 

“Me cuesta, a una distancia de 52 años, decir que se parece a algo que se desarrolló en una realidad tan distinta”, explica. En todo caso, asegura que es “súper halagador que digan que los hijos se parecen a uno y para los abuelos con mayor razón”.  

Ahora bien, el Subsecretario de Economía del gobierno de Allende apunta a que es más importante lograr entender los fenómenos actuales donde los partidos políticos han perdido terreno frente los independientes, que buscar similitudes entre hoy y el pasado. 

-¿Cuáles son las diferencias que ve?

-Fuera del elemento juvenil, tiene bastantes diferencias. El Frente Amplio es una coalición, no es un partido. Nosotros como partido participamos en coalición con los otros partidos de izquierda, el FA busca más bien ser una alternativa a los otros partidos de izquierda, incluso parte de su discurso es más bien de descalificación hacia los otros partidos de izquierda, como la Concertación y la Nueva Mayoría. Tengo la impresión de que busca reemplazar esa dirección. 

Es tan clara esta diferencia que nosotros tuvimos parlamentarios, pero dentro de la lista de la coalición de izquierda, el FA más bien ha buscado tener una bancada propia distinta y alternativa a la del mundo de izquierda. Nosotros éramos más bien muy ideológicos, ligados a lo que era en ese tiempo el pensamiento marxista leninista. No es que el mundo de Boric sea ajeno al marxismo, pero tengo la impresión de que sus orientaciones culturales son más propias de esta época, que es una época en la cual cayó el Muro de Berlín, se vivió la experiencia del fracaso de la Unión Soviética y sus países, por lo tanto: no tiene sentido buscar estrictamente la reproducción de lo que fue el marxismo leninismo, sino que están buscando distintas cosas, digamos, más propias del siglo XXI. Nosotros tuvimos tres precandidatos a la Presidencia, nunca tuvimos candidato presidencial, era un precandidato para elegir entre todos los partidos al candidato que representara a la Unidad Popular. No es como ahora donde hay un Boric, un Jadue, una Yasna, una Narváez, no. Nosotros éramos una sola coalición. 

Todos los que militamos en el MAPU tenemos un cariño por esa historia y de hechos nos reunimos una vez al año para recordarlo, pero reproducir hoy día el MAPU, en la realidad del país, no tiene mucho sentido”.

-¿Pero cree que hay algún punto de conexión?

-Puede haber efectivamente muchas similitudes en hartas cosas, pero yo insistiría en lo central, lo más importante es lograr entender este fenómeno, que después de la primaria es crucial. El ordenamiento de fuerzas políticas en Chile cambió radicalmente con la primaria y el triunfo de Boric en el caso del mundo de izquierda, con apoyo de gente que militaba en el PS o electorado del PS y PPD. Por otro lado, la candidatura de Sichel con su sorprendente mayoría que se llevó la mitad de los votos de la derecha, no viniendo de la derecha. Es una demostración evidente de que el electorado de derecha quería cambiar los perfiles clásicos de su pertenencia. Entonces, ese fenómeno nuevo es el que vale la pena tratar de comprender, más que a qué se parece el pasado. 

El MAPU Garretón fue una desgracia”

-¿Cómo fue el MAPU Garretón y qué representó ese movimiento?

El MAPU Garretón fue una desgracia.  El MAPU era uno y yo era el Secretario General, en este momento como el presidente del partido, e inmediatamente después de las elecciones parlamentarias de marzo del 73, un grupo que encabezaba Jaime Gazmuri se tomó los locales y planteó la ruptura del MAPU. Creo que para todos nosotros eso fue un trauma, una tragedia y no una cosa que nos alegrara. Esa ruptura, más aún mirado desde hoy, fue por un lado el fin del MAPU como una alternativa viable de proyecto a largo plazo, independiente, que quedara mucha gente allí y que luchara mucha gente dentro la dictadura, que quedara mucha gente en el exilio, que muriera mucha gente, pero como proyecto a largo plazo quedó muy bandeado. Era un partido muy joven con muy poco tiempo y que por lo tanto una ruptura de esa magnitud lo afectaba casi letalmente. Creo que la división, en ese entonces, fue el principio del fin de la Unidad Popular. Es decir, la división de MAPU alineó, por una o por otra de las vertientes, prácticamente a todos los partidos de la Unidad Popular. 

En el caso del que se llamaba MAPU Garretón, que era el de la dirección legal por así decirlo, se alineó el Partido Socialista y el otro con el PC, pero la verdad es que al final todos los partidos, particularmente el PS veía esta operación de ruptura del MAPU como una operación política que iba a seguir con la división del PS y esto creó una fosa dentro de la Unidad Popular de desconfianza entre unos y otros partidos que se hizo insalvable y cada vez más aguda. Eso es lo más decisivo, la discusión ideológica del MAPU A o B, cuál era mejor o cuál es el otro, no tiene tanta importancia. 

Nosotros como partido participamos en coalición con los otros partidos de izquierda, el FA busca más bien ser una alternativa a los otros partidos de izquierda”

-¿Cree que quedaron tareas pendientes que fueron truncadas con el golpe?

-Siempre hay tareas pendientes porque la verdad es que uno nunca termina de luchar por algo. En cada momento le toca una determinada cosa por la cual luchar, fue la Unidad Popular, fue después el exilio en algunos casos, en otros la clandestinidad, fue la reflexión sobre qué errores habíamos cometido para poder volver después en una alianza con los que habían sido adversarios en la UP, como fue la Democracia Cristiana en la Concertación. Cada coyuntura, cada circunstancia política, te genera nuevos desafíos con los cuales luchar y, por lo tanto, siempre van a quedar cosas pendientes. Los únicos que creen en que hay una solución final a partir de la cual se va al paraíso es el mundo Católico y el PC con la funcia comunista, que los dos se parecen enormemente; paraíso en el cual ya no queda nada que hacer porque los seres humanos son inmensamente felices y plenos con eso. Tengo la impresión de que esos mundos no existen, la buena noticia de eso es que en cada coyuntura siempre hay injusticias, problemas, dificultades nuevas con las cuales hay que enfrentarse. Es obvio que hay tareas pendientes. 

La división del MAPU creó una fosa dentro de la Unidad Popular de desconfianza entre unos y otros partidos que se hizo insalvable y cada vez más aguda”.

-¿Cree que en la actualidad alguien podría replicar ese movimiento?

-Todos los que militamos en el MAPU tenemos un cariño por esa historia y de hechos nos reunimos una vez al año para recordarlo, pero reproducir hoy día el MAPU, en la realidad del país, no tiene mucho sentido. El país es otro y aunque le pusieran nombre Mapu sería una cosa distinta a lo que fue en ese entonces. Es bueno recordarlo con cariño y recordar sobre todo a nuestros muertos, a los desaparecidos, esas cosas tienen sentido, pero hoy día yo no veo a nadie del mundo de izquierda buscando formar el MAPU. 

-¿Los dichos de Tironi tienen que ver entonces con esa ilusión del recuerdo?

-Es un gran recuerdo, un muy bonito recuerdo porque al final yo diría que el MAPU estuvo dentro de la UP y después de la UP, durante la dictadura y en el inicio de la democracia, un peso específico muy superior a la magnitud de su gente, tuvo una influencia, por la calidad del trabajo del MAPU, una  muy superior al partido. 

“El nacimiento del Frente Amplio es inseparable del fracaso del gobierno de Bachelet 2”

-¿Cómo ve que los partidos tradicionales pierdan cada vez más fuerza y espacio en el escenario político?

-Los partidos tradicionales, que han gobernado en los espacios políticos llamados derecha, centro e izquierda, están cambiando profundamente. Durante casi un siglo o poco menos de un siglo PC y PS fueron los partidos tradicionales de izquierda, se puede haber incorporado el MAPU después, pero era menor, eran los dos grandes partidos. La aparición de una fuerza política nueva en la izquierda de gran envergadura y con posibilidad de desplazarlos es producto del nacimiento del Frente Amplio, que es inseparable del fracaso del gobierno de Bachelet 2, en ese gobierno donde finalmente fuerzas críticas de la izquierda más tradicional terminan buscando formar una nueva izquierda. 

-¿Qué opina de la fuerza que han tomado los independientes?

-El nivel de pertenencia de la gente a partidos políticos ha bajado muchísimo. Antes la gente se tomaba como socialista, como de derecha, izquierda o centro, y tengo la impresión de que esa definición hoy día significa bastante menos que antes. Los grados de identidad son bajos, pero eso significa también que pueden ser muy volubles en sus opciones políticas, no en su convicción, no en lo que buscan. En la constituyente, por ejemplo, la gente votó por la Lista del Pueblo con mucha fuerza y por otros partidos buscando caras nuevas y buscando tener una nueva constitución, un orden institucional nuevo. Tengo la impresión de que ahora esas constantes se dan también para votar por Boric y Sichel, querer caras nuevas y querer que no quede la escoba, sino que haya una salida institucional, son factores comunes a ambos procesos, aunque los resultados sean radicalmente distintos, los que llegan son totalmente distintos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO