Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 24 de julio, 2019

Experto en Derecho Administrativo: «El Presidente puede prescindir del informe de la Superintendencia para caducar una concesión»

Autor:

Emily Avendaño

Juan Carlos Flores, profesor y magister en Derecho Público de la Universidad de los Andes, indica que este escenario se puede dar, para retirar la concesión a una empresa sanitaria, «cuando la o las causales de caducidad son muy graves». Además, explica los pasos a seguir en ese proceso que ha sido exigido desde diversos sectores contra la Empresa Sanitaria de Los Lagos (Essal). Precisa: «La resolución de caducidad es reclamable ante los tribunales ordinarios de justicia».

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Diversas han sido las voces que se han alzado para exigir el fin de la operación de la Empresa de Servicios Sanitarios de Los Lagos (Essal) en las regiones de Los Lagos y Los Ríos. Sin embargo, caducar la concesión de esa compañía implica un proceso extenso, que incluye la elaboración del informe técnico por parte de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), la posibilidad de que Essal pueda «contradecir la infracción»; y la búsqueda de una nueva empresa que se haga cargo de la concesión.

En Chile, el sector sanitario urbano está compuesto por 61 empresas, 53 de ellas efectivamente en operación, de acuerdo con la información disponible en la web de la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios A.G. Andess. Sin embargo, antes de que alguna de estas impresas intervenga, si el Presidente de La República, por medio de un decreto supremo, declara caducada la concesión, la SISS tiene que designar a un administrador provisional, de un listado que abarca a 14 compañías.

El superintendente Jorge Rivas advirtió el lunes en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que de decidir que esa sea la sanción contra Essal, la máxima posible, habrá que entrar a un «período extenso», en el que serán los residentes de Osorno quienes sufrirán las consecuencias.

Juan Carlos Flores, profesor de Derecho Administrativo, de la Universidad de los Andes, explica en qué consiste ese escenario.

-¿Cuál es el «debido proceso» en estos casos?

-La ley no estructura un procedimiento preciso para proceder a declarar la caducidad. No obstante, la caducidad exige un procedimiento en el cual el concesionario pueda contradecir la infracción y el informe técnico elaborado por la superintendencia. La resolución de caducidad es reclamable ante los tribunales ordinarios de justicia.

El reglamento aclara que el Presidente puede prescindir del informe cuando la o las causales de caducidad son muy graves».

-¿Hay tiempos predeterminados para que la Superintendencia de Servicios Sanitarios elabore sus informes?

-De conformidad con la ley es un informe que puede solicitar el Presidente de la República para evaluar si procede la caducidad de la concesión. El reglamento aclara que el Presidente puede prescindir del informe cuando la o las causales de caducidad son muy graves. Y de conformidad con la ley 19.880, el plazo deberá ser de 10 días.

-Una vez que el informe está hecho, ¿quién toma la decisión? ¿La misma Superintendencia?

-De conformidad con la ley, la decisión la toma el Presidente de la República, a través del Ministerio de Obras Públicas.

-¿Qué sucede si Essal efectivamente debe salir de Osorno? ¿Quién se ocupa entonces hasta que se realiza la nueva licitación? 

-Como se trata de un servicio cuya para paralización es perjudicial para la población, la ley prevé que la concesión caducada sea administrada por un administrador provisional, que continúa con la concesión de manera transitoria, con el objetivo de volver a licitar la concesión a futuro.

-Si la empresa tiene otras concesiones, ¿estás también las pierde?

-La empresa no pierde las demás concesiones de las cuales es titular.

-¿Está reglamentado el tiempo que debe transcurrir entre que sale una empresa y entra la siguiente? ¿Operan en las mismas instalaciones?

-Respecto del plazo que debe transcurrir entre la concesión caducada y la licitación de la nueva concesión es de un año, para que el futuro concesionario pueda cumplir con todas las exigencias técnicas de la antigua concesión.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: