Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 05 de mayo, 2016

Ex ministro José Joaquín Brunner (PPD): “El corazón del proyecto de la Nueva Mayoría se acabó”

Autor:

Uziel Gomez

El ex ministro e intelectual del PPD lanza hoy su libro “Nueva Mayoría, fin de una ilusión”, y adelanta que no se reinscribirá en el partido en que milita desde su fundación. A la Presidenta Bachelet la responsabiliza en “primerísimo lugar” de los errores del gobierno.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Un análisis a fondo del Chile actual y de los dos primeros años de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet con la Nueva Mayoría realiza el ex ministro secretario General de Gobierno de Eduardo Frei, José Joaquín Brunner, en su último libro “Nueva Mayoría, fin de una ilusión” que lanza hoy.

“El reemplazo de la Concertación por la Nueva Mayoría no produjo una superación sino que intentó sin éxito una refundación”, es una de las hipótesis que elabora en su texto el profesor titular e investigador de la Universidad Diego Portales, donde dirige la cátedra UNESCO de políticas comparadas de educación superior.

Brunner plantea que hay una “brecha de enorme magnitud y profundidad” entre el discurso programático de Bachelet y la implementación de las reformas, y descarta que la Nueva Mayoría haya logrado instalar un nuevo ciclo histórico, “porque no hay cambio de paradigma ni se ha impuesto un nuevo modelo de desarrollo ni se ingresó en una dinámica virtuosa de mayor igualdad”.

Para profundizar en su mirada del Chile actual, José Joaquín Brunner conversa con “El Líbero”.

-¿Por qué Ud. usó los términos “ilusión” y “fin” en el título de su libro?

-Los uso porque me parece que reflejan bien lo que está ocurriendo en este momento. De una etapa bastante eufórica al comienzo, donde el Gobierno proclamó una serie de grandes reformas que serían una refundación de la república, vemos que lo que hay es una serie de cambios legales que han tenido muchos obstáculos antes de ser aprobados, y que en la segunda mitad del gobierno serán implementados. Por tanto, el clima que rodeó a la NM en las encuestas y en el fervor de la gente desapareció, se acabó, por eso hablo del fin de una ilusión, porque lo que se proclamó era algo que en la práctica resultaba irrealizable. En vez de proponer pocos cambios bien diseñados y que pudiesen ser implementados, se acumularon muchos cambios mal diseñados que muchos tendrán dificultosa implementación.

Brunner: «El clima que rodeó a la NM en las encuestas y en el fervor de la gente desapareció, se acabó, por eso hablo del fin de una ilusión, porque lo que se proclamó era algo que en la práctica resultaba irrealizable»

-¿Entonces ese «fin» no sería aplicable a la NM como coalición?

-No necesariamente, porque eso dependerá de los siguientes dos años de Gobierno. Lo que se acabó es una NM entusiasmada con un programa, teniendo una especie de deseos y transformaciones del país pasando una retroexcavadora para poner nuevas fundaciones. Eso que fue el corazón del proyecto de la NM se acabó, pero la NM puede seguir existiendo como colación de gobierno bastante burocratizada sin esta especie de fervor cultural.

-¿Sus críticas apuntan a la implementación de las reformas o al programa de gobierno?

-A las dos cosas. Apuntan a un diagnóstico equivocado inicialmente, a un diseño mal elaborado técnica y políticamente, a un ritmo de aprobación precipitado de los proyectos de ley, a la falta de búsqueda real de acuerdos para darle proyección de largo plazo a los cambios planeados, y a que la gestión política de las leyes aprobadas resulta muy confusa y engorrosa, como ocurrió con la reforma tributaria y ahora con la gratuidad.

-¿Quiénes son los políticos responsables de esta situación?

-El conjunto de los agentes del gobierno, que son la Presidenta en primerísimo lugar, su equipo de gobierno, particularmente el primero que tuvo que ser cambiado en medio de mucha desintegración, los propios partidos que apoyan y negocian con el gobierno, y más allá de eso, lo que se analiza en el libro es una crisis más generalizada de la gobernanza, donde se involucran también a las distintas elites del país.

-¿Puede profundizar en su crítica a la gobernanza?

-El concepto es que en este tipo de sociedades complejas, con muchas tensiones, riesgos y problemas, la sociedad entera está involucrada en la conducción o gobernanza del país. El gobierno juega un papel importante, pero también el parlamento, los tribunales, los medios de comunicación, las élites políticas, culturales, religiosas, empresariales y militares. Hay distintos factores que aseguran la gobernanza del país y el gobierno es el gran articulador. Lo que ha fallado es el gran articulador.

Brunner: «La cabeza de la  gestión política del gobierno le corresponde a la Presidenta. Si hay responsabilidades en esto, obviamente que hay una responsabilidad de la principal conductora, que es la Presidenta»

-Ud. mencionaba a la Presidenta en “primerísimo lugar” como responsable. ¿Por qué?

-Tenemos un régimen presidencial y en última instancia las decisiones gruesas, la aprobación del programa que se diseñó, y que era un programa completamente irrealizable, la conformación del equipo que llevará a cabo ese programa que resultó ser muy débil en su eje central, Hacienda e Interior, el ritmo de las cosas, lo lleva la Presidenta. También qué tipo de urgencia se le da a los proyectos y cuáles se presentan. La cabeza de la  gestión política del gobierno le corresponde a la Presidenta. Si hay responsabilidades en esto, obviamente que hay una responsabilidad de la principal conductora, que es la Presidenta, y del conjunto de los agentes que trabajan a sus órdenes.

-Ud. en una columna de junio de 2015 habló de las cinco salidas. ¿Cuál se ha concretado?

-Creo que entre los distintos escenarios que se analizaron hace varios meses ha ido ocurriendo el escenario más probable, que podría seguir la situación en este rango de confusión alto con muchos traspiés, precipitaciones en los proyectos y un gobierno con baja aprobación, que lleva 12 meses bajo 30%. Ese escenario, que era más de lo mismo, de falta de conducción y confusión, me parece que se ha prolongado hasta ahora, a pesar de que hubo un intento serio de la Presidenta de cambiar la cabeza de su equipo con el nuevo eje de Interior y Hacienda. Ha dado una mayor seguridad pero la Presidenta ha mantenido una gran ambigüedad con el realismo sin renuncia y la obra gruesa, que le marcan a su equipo unos límites bastante difusos, y eso evita que emerja una clara agenda con un calendario bien definido de iniciativas y una carta de navegación.

-¿Cómo ve los dos últimos años del Gobierno, qué opciones tiene la NM de continuar otro período?

-Las trayectorias que las cosas traen, tienen mucho peso. El gobierno mostró que no iba a tener una conducción bien definida ni una agenda con pocas prioridades ni una carta de navegación. A eso agreguemos que la situación presupuestaria se ha vuelto más adversa, que lo que el gobierno creía que iba a ser cuando partió. Hay menos recursos y es probable que haya más ajustes.  Seguirá un poco más de lo mismo con el grado de tensión y función, y tampoco hay que exagerar de que estamos al borde del precipicio o que este país no tiene una certidumbre jurídica, eso está equivocado. Lo que hay es una falta de conducción, una crisis de la gobernanza que involucra a muchos más actores. Dado que el cuadro actual es confuso proyectarlo a quiénes serán candidatos es imposible e inútil hoy. Hay que esperar que el desarrollo de los hechos de los próximos dos años muestre primero si la NM será capaz de subsistir, si habrá oposición bien articulada o no y ver qué tipo de liderazgo y combinaciones de partidos emergerán.

Brunner: «Le faltó realismo en grandes cantidades. Lo llegó a descubrir ambiguamente en la mitad de su período, cuando la Presidenta dijo que habría realismo sin renunciar a nada. Era como decir, ya he descubierto que hay que ser realista pero me resisto a hacerlo y voy a mantener las ilusiones igual que el primer día»

-Ud. usó una frase de Freud en el prólogo de que la “ilusión es una creencia cuando aparece engendrada por el impulso a la satisfacción de un deseo prescindiendo de su relación con la realidad”. ¿Al gobierno le faltó realismo?

-Le faltó realismo en grandes cantidades. Lo llegó a descubrir ambiguamente en la mitad de su período, cuando la Presidenta dijo que habría realismo sin renunciar a nada. Era como decir, ya he descubierto que hay que ser realista pero me resisto a hacerlo y voy a mantener las ilusiones igual que el primer día. Se acabó la ilusión. Puede estar en la retórica y los discursos pero en la práctica el gobierno parece más pragmático, tratando de manejar una situación difícil con recursos y capacidad de gestión política muy limitados.

-Ud. hace su análisis desde adentro, militando en el PPD, como un “cronista sin ira ni favoritismo”.

-Así es. Me siento parte, totalmente parte del bloque histórico cultural y político que nació como Concertación y devino en NM. De esa experiencia histórica me siento parte hasta hoy día. Estas cosas las digo, no desde la oposición, sino desde un intento de aportar a la deliberación pública del país y a la deliberación interna de la NM. El tipo de argumentos que represento no es el que tiene el mayor peso dentro de la NM. Hay argumentos que se han ido acumulando para mostrar que la NM no está en el rumbo correcto. Por eso sigo siendo parte del conglomerado pero soy muy crítico.

Brunner: «Si me pregunta si me volveré a afiliar al PPD,  al día de hoy y en el estado en que está el PPD, por cierto que no me voy a afiliar»

-¿Ha pensado en renunciar al PPD?

-He sido desde la fundación parte del PPD. He dicho hace mucho tiempo que tengo una distancia creciente con la evolución del PPD y lo muchísimo que se ha alejado de sus propios principios fundacionales, y he seguido siendo un militante pasivo que lo dejaré de hacer no por renuncia, sino porque con la nueva ley todos los militantes de los partidos van a quedar automáticamente desafiliados. Por lo tanto, si me pregunta si me volveré a afiliar al PPD,  al día de hoy y en el estado en que está el PPD, por cierto que no me voy a afiliar.

-¿Cuáles son sus razones?

-Que el partido dejó de representar un arco plural de gente que venía desde la derecha liberal hasta ex militantes del PC, pasando por todas las gradaciones del progresismo cristiano y laico socialista, que intentó ser un partido nuevo con ideales, pero pragmático en la acción. Todo eso se ha ido perdiendo y hoy el partido no es ni la sombra de su proyecto inicial. Sería un acto burocrático de mi parte adherirme al PPD.

-¿Comparte las críticas de Pepe Auth de que el PPD tiene un socio controlador (Guido Girardi)?

-Comparto plenamente la crítica más de fondo, que es a lo que he estado diciendo, la pérdida de unos motivos o principios y estilo político muy original que representó realmente una innovación cuando se creó bajo el liderazgo de Ricardo Lagos, pero que ha devenido en una organización burocrática, conservadora, con caudillos internos y eso no es un partido que esté a la altura de la élite política en Chile.

-¿El hecho de que no se reinscriba no significa que salga de la NM?

-No, porque no es una afiliación legal o formal. Soy parte de la Concertación porque es mi lucha, mi generación, desde los 17 años luché contra la dictadura, me formé y desarrollé en la Concertación. La NM surge de todos los gobiernos que voté y trabajé. ¿Estaría dispuesto a renunciar a su historia e identidad cultural? Por supuesto que no. Pero sí estoy dispuesto a luchar y a trabajar, conversar y comunicar con otros que están buscando nuevas formas políticas.

-¿En los próximos años Ud. ve a la Nueva Mayoría encaminada hacia la moderación o la radicalización?

-La veo forzadamente en una pendiente que va hacia el mayor realismo, pragmatismo, a reconocer que las ilusiones sembradas al comienzo desaparecieron y que hay que gestionar de la mejor manera las consecuencias de proyectos equivocados que se aprobaron, y de gestionar lo mejor posible una situación económica que seguirá muy apretada en los próximos dos años.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: