Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 16 de marzo, 2019

Escoltados por agentes de gobierno y con impedimentos para reunirse con las víctimas, así fue la primera semana de los enviados de Bachelet a Venezuela

Autor:

Bastián Garcés

En estos siete días la misión de la ONU se ha reunido con representantes del régimen de Maduro y de la oposición. Los momentos más tensos han sido durante sus visitas a cárceles y hospitales, lugares en los que la policía y miembros del Ejército han dificultado el contacto directo de los enviados de Bachelet con presos políticos y enfermos. Hoy la misión estará en Caracas con víctimas de la represión y seguirán su estadía hasta este viernes.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si bien las actividades de la comisión “de avanzada” de la Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet, oficialmente comenzaron el lunes 11, el día en que aterrizaron en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, los enviados de Naciones Unidas vivieron de primera mano la crisis que se vive en ese país. El sábado 9 de marzo Venezuela cumplía más de 36 horas sin luz debido a un apagón general que hasta el día de hoy mantiene a la nación petrolera con intermitencias en el servicio eléctrico. Incluso, la prensa venezolana consigna que el equipo perdió la reservas que había realizado en un hotel de Caracas por el atraso en la entrega de su equipaje.

Ya en funciones, durante la mañana del lunes, la misión técnica se reunió con el canciller venezolano Jorge Arreaza, quien a través de su cuenta de Twitter afirmó que se trató de un encuentro de “coordinación e información sobre las políticas de Derechos Humanos y protección social de Venezuela”.

No es lo mismo visitar las paredes de una cárcel, porque sabemos por la historia que los violadores de derechos humanos ocultan a los presos. Por eso es fundamental, en lo que respecta a presos políticos, entrevistarse en privado con algunos de ellos”, señala a El Líbero, Alfredo Romero, director Foro Penal Venezolano.

Ese mismo día, dos miembros de la misión, liderada  por el español José María Aranaz, se reunieron con el fiscal nacional Tarek William Saab, quien fue designado por la Asamblea Nacional Constituyente, entidad creada por el régimen de Maduro en paralelo a la Asamblea Nacional que fue elegida por voto popular. Saab informó respecto a los avances del Ministerio Público de dicho país respecto a los casos de violaciones a derechos humanos.

Tras los encuentros con el oficialismo, la comitiva comenzó a escuchar a la sociedad civil. Así, la comitiva sostuvo ese lunes una cita privada con dirigentes de Organizaciones No Gubernamentales de Derechos Humanos en la que participó el Foro Penal Venezolano. Este organismo ha monitoreado las violaciones a derechos humanos y las detenciones por motivos políticos efectuadas por el régimen.

Según comentan asistentes del encuentro, las ONGs presentes le expresaron a los enviados de Bachelet que tenía que hablar con las víctimas de la represión estatal y no quedarse solamente con ver la infraestructura de las cárceles. También entregaron una nómina de presos políticos a los miembros de la misión para que pudieran contactarlos. Consultado por El Líbero, Alfredo Romero, director Foro Penal Venezolano, señala: “No es lo mismo visitar las paredes de una cárcel, porque sabemos por la historia que los violadores de derechos humanos ocultan a los presos. Por eso es fundamental, en lo que respecta a presos políticos, entrevistarse en privado con algunos de ellos”.

El martes, los miembros de la comitiva llegaron hasta la sede de la Asamblea Nacional (el Congreso) donde hablaron con sus dirigentes. El diputado Miguel Pizarro comentó que la misión recibió por parte de los parlamentarios un informe legislativo que acredita la crisis que vive el país, entre los que se encuentran violaciones a los derechos humanos y al ejercicio del voto.

Un encuentro que era muy esperado por la oposición era con el Presidente Encargado Juan Guaidó, la que se concretó ese día martes. El líder, que es reconocido como la máxima autoridad de la nación por la mayoría de las democracias del mundo, ha sido activo en solicitar que la ONU se manifieste acerca de la grave crisis humanitaria por al que atraviesan.

Ramo Verde: cómo los presos políticos gritaban para ser escuchados por la comitiva

El miércoles, el equipo de avanzada de la Alta Comisionada visitó dos cárceles que albergan a presos políticos: El Helicoide y Ramo Verde.  Este fue el lugar de reclusión de los líderes opositores Leopoldo López, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma, entre otros. Según comentan seguidores de la visita de la misión a Venezuela, este se trató de uno de los momentos más complejos, debido a que durante su estancia en los recintos penitenciarios los emisarios de Bachelet fueron escoltados no solamente por personal militar sino que también por dos generales de las Fuerzas Armadas, quienes impidieron que los representantes de la ONU pudieran conversar con los presos políticos.

La situación fue tal que la comisión fue guida durante toda su visita a la cárcel, razón por la cual los presos políticos no pudieron conversar en privado con ellos teniendo que gritar a través de los barrotes sus casos, en los que daban cuenta que habían sufrido tortura durante su período en prisión. El punto fue tal, que los representantes del gobierno llevaron a los miembros de la misión a ver un partido de básquetbol jugado por algunos presos. Según comentan fuentes venezolanas, esto causó la molestia de la misión quienes solicitaron poder conversar con los presos políticos en privado. Algo que finalmente no se cumplió.

Pese a esta compleja situación, la misión sí pudo tener una reunión con familiares y víctimas del régimen de Maduro este jueves en el estado de Valencia, ubicado a casi 170 kilómetros al este de Caracas. Cita que no estuvo exenta de problemas, pues la Guardia Nacional Bolivariana montó un estricto control de seguridad en las inmediaciones del hotel para filtrar a las personas que asistían a la cita. A raíz de esto la propia comitiva tuvo que bajar al lobby del hotel para reunirse con las víctimas y familiares. Incluso al edificio llegó un funcionario de gobierno quien dijo ser el representante del Estado frente a organismos de derechos humanos en el extranjero para estar presente en las reuniones, pero su presencia fue rechazada por la misión.


Estas dificultades, según comentan miembros de ONG de DD.HH., ha quedado registrado en libretas que llevan los enviados de Bachelet en Venezuela. En las que además, según explican, también habrían anotado que han estado siempre acompañados por un estricto régimen de seguridad en los que han participado miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, miembros del gobierno y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Otro punto que los enviados de Bachelet no han podido constatar con facilidad ha sido el estado de los servicios de Salud. Se les ha impedido hablar con enfermemos y personal médico, pese a que éstos han solicitado en reiteradas ocasiones pactar encuentros con ellos.

Esta se plasmó durante el jueves en el hospital de Doctor  Enrique Tejera de Valencia en el estado de Carabobo. Ahí la comisión fue recibida por pacientes que gritaban desesperados por la ausencia de medicina, incluso algunos familiares intentaron acercarse a los miembros de la misión pero fueron alejados por la Guardia Nacional Bolivariana.

Me comprometo que nosotros vamos a transmitirles esto a la Comisionada Bachelet. Les estamos escuchando atentamente, les estamos escuchando no desde que la delegación llegó sino que desde hace mucho”, dijo José María Aranaz a un estudiante que le pedía que contaran lo que estaban sufriendo.

Sobre esta situación un estudiante de la Universidad de Carabobo conversó con el jefe del equipo, el español José María Aranaz, a quien le afirmó que el miércoles en la noche el gobierno llevó “tres containers a la ciudad hospitalaria para llenarla de insumos (médicos) cuando se mueren personas a diario”, y agregó que “tenemos enfermedades que eran erradicadas en el siglo XIX como la difteria y eso es lo que queremos informarles”.

“Me comprometo que nosotros vamos a transmitirles esto a la Comisionada Bachelet. Les estamos escuchando atentamente, les estamos escuchando no desde que la delegación llegó sino que desde hace mucho”, fue la respuesta de Aranaz quien además afirmó que “su voz está reflejada en los informes, en nuestro trabajo, lo comunicamos a las autoridades, lo publicamos dentro del sistema de Naciones Unidas y lo vamos a comunicar claramente a la Alta Comisionada”.

Quiénes son los cuatro enviados de Bachelet

La misión de avanzada de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU está compuesta por el español José María Aranaz, quien es funcionario de Naciones Unidas en Ginebra. Lo acompaña la alemana Birgit Gerstenberg, responsable de la Oficina de la Alta Comisionada para América del Sur, cuya sede se encuentra en Santiago. Gerstenberg asumió en su cargo en mayo del año pasado y tuvo un rol activo en la crisis medioambiental de Quinteros, sobra la que señaló: “el Estado tiene que proteger los derechos humanos”, tras visitar la zona.

Los otros integrantes del equipo son la española Sara Nuero, oficial de DD.HH. de la ONU en Panamá, y el mexicano Carlos de la Torre, quien fue coautor de los dos informes de 2017 y 2018 emitidos durante la gestión del príncipe jordano Zeid bin Ra’ad, durante su gestión como Alto Comisionado, que revelaron las violaciones de derechos humanos durante el régimen de Nicolás Maduro.

La misión se reunirá este sábado con víctimas y familiares de la represión en Caracas y el martes viajarán al estado de Bolívar para replicar el encuentro.

Este viernes, el Presidente Encargado Juan Guaidó, escribió en su cuenta de Twitter a la cuenta de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos: “Sabemos que tienen un equipo con experiencia, que se ha preparado para esta visita y sabe qué ver y de qué tomar nota” y agregó que “pretender engañar a una comisión de derechos humanos de la ONU con respecto a la realidad de Venezuela y esconder lo evidente puede salirle muy caro a los usurpadores”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: