Archivo Constituyente es presentado por: Archivo Constituyente
Publicado el 23 abril, 2021

En cuatro preguntas: Tomás Recart, candidato Distrito 11

Autor:

Florencia Donoso

El director ejecutivo de Enseña Chile se presenta como candidato a la Convención dentro de la lista “Independientes por Chile”, por las comunas Lo Barnechea, Las Condes, Vitacura, Peñalolén y La Reina. Recart destaca que, si resulta electo, quiere “tener un rol de bisagra, reconocer las buenas ideas vengan de donde vengan, y confrontar las etiquetas, pancartas, ayudando a construir una mirada de futuro que nos permita salir de nuestras trincheras”.

Autor:

Florencia Donoso

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El ingeniero civil industrial con mención en transporte, Tomás Recart, se presenta como candidato constituyente por el Distrito 11. En entrevista con El Líbero, destaca que no tiene relación con el poder político o económico, lo que en su opinión, es sano para la redacción de una Constitución. “No soy antipartido ni antipolítico, pero es necesario que haya un buen equilibrio entre independientes y políticos que responda al 80% de la ciudadanía que votó por una convención constitucional”, agrega.

Fundador y Director Ejecutivo de Enseña Chile, el candidato independiente comenta que si tiene la oportunidad de escribir un artículo de la nueva Constitución, este sería sobre la educación. “La educación debiese ser un derecho fundamental de todo estudiante, lo que implicaría que si un niño o niña quiere ir a la escuela, salvo por temas de salud, nadie debiera poder impedírselo”.

-¿Por qué alguien debería votar por usted para constituyente?

-Creo que haber podido recorrer Chile, por 16 años, trabajando en escuelas en contexto de alta vulnerabilidad, donde no solo está el problema de la educación, sino donde convergen muchos problemas públicos y sociales; la salud pública, el centralismo en la toma de decisiones, el estado de la familia, etc. Esta perspectiva enriquece el debate y sale de la dicotomía que hoy se escucha en la élite cultural o económica de Chile.

Segundo, no tengo ninguna relación con el poder político o económico, lo que me parece que es sano en una instancia única como lo es escribir una Constitución. Como gran parte del trabajo es acerca de la distribución del poder, es sano que haya gente en la Convención que no esté en el poder. No soy antipartido ni antipolítico, pero es necesario que haya un buen equilibrio entre independientes y políticos que responda al 80% de la ciudadanía que votó  por una Convención Constitucional.

Por último, creo que mi formación también es importante, soy ingeniero civil industrial con mención en transportes, lo que significa que soy pragmático y analítico, pero también con un Magister en Administración Pública y Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, lo que implica que me importan los 15 capítulos de la constitución, no solo el capítulo de  derechos y deberes.

 –¿A qué irá usted a la Convención Constitucional si resulta electo?

-Aunque voté por el Apruebo, creo que la gran crisis que vive nuestro país no está en nuestra Constitución, sino más bien en el liderazgo de nuestras instituciones. Esto se refleja en la crisis de confianza que hay hacia ellas. Por ende, mi principal foco será la manera de  hacer las cosas, el trato, el diálogo, hacer buenas preguntas, trabajo y rigor necesario para que haya grandes acuerdos. Quiero tener un rol de bisagra, reconocer las buenas ideas vengan de donde vengan, y confrontar las etiquetas, pancartas, ayudando a construir una mirada de futuro que nos permita salir de nuestras trincheras.

Por último, tener siempre como norte un Chile pleno, sostenible y desarrollado, pensando sin duda en el distrito donde habito (el 11), pero sobre todo, los estudiantes con que hemos trabajado todos estos años. En ese sentido, trabajaremos para que tu origen no determine tu futuro.

-Si tuviera usted la oportunidad de redactar un solo párrafo en la nueva Constitución, ¿cuál sería?

-Sin duda, el de educación. Primero dejaría establecido que la educación debiese ser un derecho fundamental de todo estudiante, lo que implicaría que si un niño o niña quiere ir a la escuela, salvo por temas de salud, nadie debiera poder impedírselo. Esto es crucial para recuperar  la educación pública en Chile.

Segundo, aunque el concepto de educación de calidad ya está en la Ley general de Educación, agregaría el término “educación de calidad” y al lado algo similar  a “en mi barrio”. La geografía de Chile, la segregación de nuestras ciudades y el centralismo político y económico, hace muy difícil que los padres puedan elegir. Es importante, porque esto debiera gatillar mayores incentivos para llevar recursos, de todo tipo, a lugares más desprovistos.

Mantendría la libertad de enseñanza y  agregaría, como para cualquier bien público, la necesidad de que el Estado regule bien, que cumpla su rol de “árbitro”, para que lo que salga en el papel realmente suceda.

Por último, creo que la libertad y la dignidad no pueden ser solo palabras bonitas. Es tanta la brecha que veo entre lo que se dice y lo que sucede en los territorios, que me gustaría innovar y poner ciertos objetivos mínimos como país en la provisión de bienes fundamentales. En educación, no tengo duda, apuntaría a que en segundo básico, todo estudiante en Chile pueda tener un mínimo en cuanto a lectura y comprensión, dado que la brecha de aprendizaje es, principalmente, una brecha de lenguaje.

-Si tuviera usted la oportunidad de mantener en la nueva Constitución un solo párrafo de la Constitución actual, ¿cuál sería?

-Mantendría las bases de la institucionalidad. Frases como “Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos… la familia es el núcleo fundamental de la sociedad… el Estado está al servicio de la persona humana y su finalidad es promover el bien común, para lo cual debe contribuir a crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible”. El resto sería trabajar para que esto realmente ocurra.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO