Archivo Constituyente es presentado por: Archivo Constituyente
Publicado el 30 abril, 2021

En cuatro preguntas: Juan Pablo Rodríguez, candidato Distrito 7

Autor:

Florencia Donoso

El director ejecutivo de la Fundación P!ensa se presenta como candidato por Algarrobo, Casablanca, Concón, Isla de Pascua, Juan Fernández, San Antonio, Santo Domingo, Valparaíso y Viña del Mar, entre otras comunas. Destaca que “el camino chileno al populismo se está pavimentando y no tendrá retorno. La nueva Constitución no puede ser redactada por los mismos de siempre”.

Autor:

Florencia Donoso

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse
“Busco representar a mi región de Valparaíso desde una nueva y buena política, para construir una mejor Constitución, no una que refunde Chile, sino que la mejore”, declara el abogado y profesor de políticas públicas de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Juan Pablo Rodríguez, candidato a constituyente independiente en un cupo UDI por el Distrito 7 de Valparaíso.
Es director ejecutivo de la Fundación P!ensa, el primer think tank autónomo regional de Chile. Además, es experto en temas relacionados a la descentralización, políticas públicas locales y calidad de vida. En conversaciones con El Líbero destaca que busca “una Constitución que ponga especial énfasis en descentralizar Chile, en darle más justicia a las regiones y modernizar el Estado, convirtiéndolo en un instrumento al servicio de la personas”.

-¿Por qué alguien debería votar por usted para constituyente?

-Sueño con un Chile donde tu lugar de nacimiento no defina quién serás en la vida. Que aquello dependa de tu mérito y esfuerzo. Debemos emparejar la cancha e igualar las oportunidades. Sueño con un Chile donde las decisiones importantes no se tomen en 4 manzanas de Santiago por los mismos de siempre. Debemos acercar la toma de decisiones a las personas y pensar la solución de los problemas público de “abajo hacia arriba”.

Sueño con un país con una nueva política. No una como la de hoy, preocupada del “sálvese quien pueda” sino que una que, con generosidad y amor por Chile, esté consciente del momento histórico que vivimos y se ponga a disposición para salir de la crisis y no profundizarla. El camino chileno al populismo se está pavimentando y no tendrá retorno. La nueva Constitución no puede ser redactada por los mismos de siempre. Además de nueva, esta política tiene que ser buena. Una que ponga los intereses de la gente -y no las disputas de poder- por delante y que resuelva de manera eficiente y eficaz los problemas.

Si construimos una nueva y buena política creo que podremos darnos una mejor Constitución. Una que reconozca que tenemos muchas cosas de las cuales bien podemos sentirnos orgullosos y que sobre eso tenemos que seguir edificando para hacernos cargo de los grandes desafíos que tenemos. No podemos dejar que otros nos obliguen a partir de cero lo que llevamos décadas construyendo.

Busco representar a mi región de Valparaíso desde una nueva y buena política, para construir una mejor Constitución, no una que refunde Chile, sino que la mejore. Creo tener las competencias y las ganas de aportar a la construcción de una nueva Constitución que nos represente como chilenos. Llevo más de siete años trabajando desde la Fundación P!ensa en Valparaíso, por hacer de Chile un país más justo con sus regiones, con un especial énfasis en mejorar la calidad de vida de los habitantes de mi región de Valparaíso. Soy abogado, fui ayudante de derecho constitucional y actualmente soy profesor de políticas públicas. Tengo la motivación de sobra y creo tener las capacidades y conocimientos necesarios como para abordar este enorme desafío de representar a la región de Valparaíso en la redacción de la nueva Constitución.

Trabajo desde hace 8 años en un centro de estudios que busca mejorar la calidad de vida en la región. Nunca he militado en un partido político, pero siempre he participado de la discusión pública. A mis 31 años esta es mi primera elección. Dada mi formación, arraigo y biografía creo que representaría bien la voz de la región de Valparaíso en la nueva Constitución.

-¿A qué irá usted a la Convención Constitucional si resulta electo?

-Iré buscando la redacción de una Constitución que nos represente a todos, reconozca que el Estado está al servicio de las personas, asegure nuestro derecho a vivir sin miedo, promueva la ley y el orden, proteja el derecho preferente de los padres a educar a sus hijos, asegure las condiciones necesarias para el desarrollo (propiedad, estado de derecho y equilibrio fiscal), defienda el derecho a la vida, corte con la lacra de la corrupción, modernice el Estado y establezca metas claras sobre nuestros anhelos más sentidos: pensiones, educación, vivienda, salud y acceso al agua. Una Constitución que ponga especial énfasis en descentralizar Chile, en darle más justicia a las regiones y modernizar el Estado, convirtiéndolo en un instrumento al servicio de la personas.

-Si tuviera usted la oportunidad de redactar un solo párrafo en la nueva Constitución, ¿cuál sería?

-Pensando en la oportunidad de innovar, me atrevería a establecer el derecho a una buena administración por parte del Estado. Las personas son superiores al Estado y la consecuencia es que el Estado debe estar al servicio de las personas y no al revés, necesitamos contar con un Estado propio del siglo XXI. Un Estado eficiente con mejores sistemas de rendición de cuentas, con transparencia, que reduzca todo lo posible la discrecionalidad política e incremente la carrera funcionaria y las agencias civiles. Es necesario establecer orientaciones constitucionales para luego contar con leyes y políticas públicas que establezcan mecanismos de tolerancia cero con la lacra de la corrupción.

Si tuviera usted la oportunidad de mantener en la nueva Constitución un solo párrafo de la Constitución actual, ¿cuál sería?

 -El artículo primero en su totalidad, sin lugar a dudas. Responde a aspectos fundamentales y básicos de los principios de una sociedad integralmente libre y justa. Reconoce la dignidad de la persona y su trascendencia y superioridad respecto al Estado, estableciendo las primeras líneas en torno a lo que posteriormente se desarrolla como el principio de servicialidad del Estado, en que éste se encuentra al servicio de la persona y no al revés.

También creo fundamental mantener y validar la regulación relativa al Banco Central, pilar fundamental en la estabilidad económica e institucional del país. Transformaciones profundas en la regulación monetaria del país supone riesgos importantes y podría ser un error, más aún en vista a la profunda crisis social, económica y política que estamos viviendo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO