Los nuevos subsecretarios de Hacienda y Desarrollo Regional, Alejandro Weber y María Paz Troncoso, respectivamente, tienen algo en común: independientes, cercanos a la UDI y con amplia experiencia en el sector público. Cuando se consulta en las esferas del oficialismo por ellos son calificados como aptos para sus cargos.

Su nombramiento ocurrió ayer. El Presidente Sebastián Piñera aceptó la renuncia de dos subsecretarios y 12 autoridades locales, lo cual obedeció a que este sábado se cumplía el plazo legal para las renuncias de autoridades que quieran participar en el próximo ciclo electoral 2021. Así, el Ejecutivo dispuso de los nombramientos de Weber como subsecretario de Hacienda, en reemplazo de Francisco Moreno que será candidato a la Convención Constitucional; y Troncoso como subsecretaria de Desarrollo Regional, en sustitución de Juan Masferrer que adelantó que será candidato por la Región de O’Higgins sin especificar si como congresista o constituyente.

Los nuevos subsecretarios son cercanos a la UDI. Cuando se conoció la intención de Moreno de dejar el Ministerio de Hacienda comenzaron a proponerse nombres: Pablo Correa, vicepresidente de Banco Estado, y Weber, quien se desempeñaba como director nacional de Servicio Civil. Su nombramiento contó con el impulso de La Moneda, mientras que Correa fue propuesto por el ministro de Hacienda, Ignacio Briones.

Weber cuenta con una amplia trayectoria en asesorías internacionales en materia de reforma del Estado y desarrollo de capacidades para países como Ecuador, República Dominicana, Colombia y Perú, a través de entidades internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo, la Agencia Alemana de Cooperación y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). También fue Subdirector de Desarrollo de Personas en la Dirección Nacional del Servicio Civil entre 2011 y 2014, destacando por liderar el diseño e implementación de la nueva agenda de modernización del Estado en gestión de personas.

Troncoso viene del mundo de los municipios. Fue directora de la Secretaría Comunal de Planificación de cuatro municipalidades: La Florida, Santiago, Lo Barnechea y La Reina desde 2004 hasta 2018, cuando asumió como jefa de División de Desarrollo Regional. Además de desempeñarse como asesora de gabinete de Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo en el Ministerio de Interior y Seguridad Pública entre 2013 y 2014.

Es independiente y tiene gran cercanía con los alcaldes por su trayectoria en división de Desarrollo Regional. De ahí viene su buena relación con el ministro del Interior y ex alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado. Según altas fuentes gubernamentales, su designación se realizó de manera «transversal». Su nombramiento es valorado desde la bancada de la UDI, a pesar de no ser parte de sus filas.

La Subsecretaría de Desarrollo Regional es un cargo apetecido por los partidos políticos, porque desde ahí se entregan fondos a los municipios. Los alcaldes mantienen una estrecha relación con quien dirige la Subdere.

El senador José Durana (UDI) señala a El Líbero: «Cuando tuve la oportunidad de ser intendente de Arica, yo trabajé con ella… Una cosa es que haya tenido un perfil bajo, pero siempre ha estado como jefe de división o como asesora de los proyectos de los gobiernos regionales. Me parece que es un nombre que permite darle ‘tiraje a la chimenea’, y es bueno que haya sido alguien que, en definitiva, conoce todo el rodaje».

Por su parte, el ex alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, es categórico al señalar que este fue un “gran nombramiento”, que se debió a las capacidades técnicas de María Paz Troncoso. “Trabajó conmigo 12 años en La Florida y en Santiago, es una mujer que no milita en un partido político, fue muy profesional y tiene un conocimiento del sector público acabado y es respetada en distintos municipios”, sostiene.

Zalaquett afirma que Troncoso hará un buen trabajo porque tiene una mirada país. Sabe cómo se presentan los proyectos y el manejo de ellos. A su juicio, es una persona «ideal para poder apoyar a todos los municipios, sin color político».

Respecto al rol de la subsecretaria, indicó que a muchos les hubiese gustado que juegue un rol político porque hay gran cantidad de fondos para llevar a cabo proyectos. «Conozco muy bien a María Paz Troncoso y creo que si la eligieron a ella no la eligieron para que reparta plata para un sector político. Aquí todos los municipios van a poder tener las mismas oportunidades en términos de participación de proyectos. Ella y su equipo harán buenos proyectos para lograr recursos», señala Zalaquett.

La apuesta regional

Las 14 autoridades que presentaron su renuncia para cumplir con el plazo legal de inscripción como candidatos a gobernadores, deberán enfrentar un complejo proceso para la elecciones de abril del próximo año. Muchos señalan que la polarización del país significará un duro escenario para los candidatos.

En esta oportunidad, Chile Vamos no cuenta con figuras ministeriales para enfrentarse en la contienda por un escaño en el Congreso en 2021. Entre las principales razones destaca la situación actual de los partidos oficialistas, que no alcanza a ser interlocutores para La Moneda, porque están con mesas interinas o porque próximamente cambiarán a sus directivas.

Días atrás, el Presidente sostuvo conversaciones con ministros, subsecretarios y dirigentes del oficialismo para concretar los nombramientos. En la misma tarea estuvo el ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio; y el jefe de asesores del Segundo Piso, Cristián Larroulet. 

La Moneda apostó a figuras con liderazgo regional, en su mayoría. De ahí que se designaron a nuevos rostros en dos intendencias y diez gobernaciones. El Gobierno nombró nuevos intendentes en Ñuble y Bío Bío: Cristóbal Jardua y Patricio Kuhn, respectivamente, tras la dimisión de Martín Arrau y Sergio Giacaman como autoridades regionales.

Rodrigo Guagama, un ingeniero comercial de la Universidad Arturo Prat, reemplaza a Álvaro Jofré en la Gobernación de Iquique. El sociólogo Nalto Espinoza sustituye a Katherine López, en Antofagasta; mientras que el nuevo gobernador de Elqui será Marcelo Gutiérrez, tras la salida de Gonzalo Chacón.

Manuel Cuadra asume como máxima autoridad en Colchagua producto de la renuncia de Yamil Ethit. Cuadra se desempeñó hasta este viernes como secretario regional Ministerial de Minería en O’Higgins.

La Gobernación de Talca queda a cargo del periodista Jaime Suárez, tras le renuncia de Felipe Donoso. En Diguillín, el nuevo gobernador es Roger Cisterna, en sustitución de Enrique Rivas. En Punilla fue nombrada Pía Sandoval, y Cristóbal Martínez abandona el cargo.

En Chiloé, Pedro Andrade, quien era jefe provincial de Educación, sustituye a Héctor Bórquez en la Gobernación. Con este paso queda despejado el camino para que los gobernadores salientes postulen a congresistas o constituyentes. Se prevé que en enero renuncien otras autoridades para aspirar a la Convención Constitucional.

En la gobernación de Malleco asume Katia Guzmán, enfermera de la Universidad de Concepción, quien se desempeñaba como asesora del Departamento de Salud de la Municipalidad de Angol, en reemplazo de Juan Carlos Beltrán.

Y en Magallanes, Alejandro Vásquez, es quien queda a cargo de la Gobernación, luego de la renuncia de Homero Villegas. Vásquez se desempeñaba como jefe de la Unidad de Gestión de Contratos de ENAP Magallanes.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta