Publicado el 29 junio, 2021

El caso del robo de madera que revela el eslabón entre este delito y radicales de Temucuicui

Autor:

Emily Avendaño

Por primera vez un caso de robo de madera puede vincularse a uno de los rostros más visibles del movimiento radical en La Araucanía. Hace una semana fueron incautados tres camiones que cargaban pino que -se ha demostrado- fue sustraído de un predio de la Forestal Arauco. La madera era movilizada con documentos tributarios asociados a Mijael Carbone, vocero de la comunidad Temucuicui Tradicional.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tres conductores de camiones que iban cargados con madera robada fueron dejados en libertad -con medidas cautelares- por el Juzgado de Garantía de Victoria (Región de La Araucanía) el 20 de junio. El caso habría pasado desapercibido de no ser porque los conductores llevaban guías de despacho de la empresa Comercial Mijael Carvones LTDA; documentos tributarios asociados a Mijael Carbone, vocero de la Alianza Territorial Mapuche (ATM) y de la comunidad Temucuicui Tradicional.

El Líbero tuvo acceso a dos de las tres guías de despacho de los vehículos, que dan cuenta de que cada uno iba cargado con 43,22 metros cúbicos de madera de pino, por un valor de $1.542.954, es decir que el valor total de la mercancía cargada en esos dos camiones ascendía a $3.085.908. De acuerdo con la guía de despacho, el material había sido cosechado en el Ex-Fundo Alaska, ubicado en la comuna de Ercilla. No obstante, quedó plenamente demostrado que la madera pertenecía al Fundo El Cielo, propiedad de Forestal Arauco en la comuna de Victoria.

“Efectivamente existen documentos tributarios asociados a esta persona (Mijael Carbone), los detalles y el nivel de compromiso con los ilícitos son materia de la investigación, que por lo demás es incipiente. No obstante ello, estaremos monitoreando esta investigación a través de nuestra colaboración y coordinación con los entes privados. Lo hemos dicho en innumerables ocasiones: los ilícitos de tráfico de drogas y robo de madera sí están ligados a organizaciones radicales en la Macrozona”, asegura Luis Calderón, encargado regional de la Unidad de Coordinación de Seguridad de la macrozona sur en La Araucanía. 

Tras ser presentados ante el Juzgado de Garantía de Victoria, los tres conductores quedaron con la prohibición de ingresar al Fundo El Cielo N° 1 y con arraigo nacional, los camiones fueron incautados y la madera fue regresada a Arauco. De acuerdo con fuentes que conocen el devenir de la investigación, la existencia de estas guías fija directamente a Carbone en la comisión de este delito, y además los choferes habrían reconocido que “el negocio” era con él. Explican que se trata de documentos “ideológicamente falsos” ya que la guía corresponde a una madera de la cual Carbone no es el propietario y existen evidencias que “establecen claramente que esa madera es robada”. 

Mijael Carbone es conocido por ser uno de los líderes de Temucuicui, una comunidad asentada en un terreno de 3.000 hectáreas en La Araucanía, que por años ha estado rodeado de polémicas. Se ubica en lo que antes era conocido como el Fundo Alaska, terreno que en el año 2002 fue adquirido por la Corporación Nacional Indígena (Conadi) y entregado a esta comunidad. Desde entonces Temucuicui ha sufrido varios cismas y se ha subdividido en cinco oportunidades. Está la Comunidad Ignacio Queipul; Temucuicui, Temucuicui I, Temucuicui II. Y ahora se divide entre Temucuicui Autónoma y Temucuicui Tradicional, de la que Carbone es werkén (vocero). 

El dirigente ha tenido que enfrentar antes a la justicia. Hay casos en los que ha quedado libre de toda culpa, como cuando en 2012 se le acusó de atentar contra la vida de un carabinero en un juicio que fue anulado. Y en otras ocasiones, como en 2009, fue condenado a pagar una multa por la usurpación de un predio, mismo castigo que recibió en 2016 por el delito de maltrato a Carabineros.

Fuera de micrófono -por razones de seguridad-, desde la IX Región cuentan el modus operandi: “Habitualmente ellos te venden con el rol de Alaska que les entregó el Estado, y resulta que esa madera se terminó hace ocho o diez años. Si sumamos toda la madera que ha dado el predio Alaska habrían tenido que hacer como tres pisos de pino, porque todos los que robaban en esa época utilizaban el rol del predio de Alaska, y todavía siguen vendiendo. Hoy día hay fotos aéreas que fijan los camiones dentro del predio El Cielo, con GPS, donde se establece que están cargando dentro del predio El Cielo de Forestal Arauco. La guía de Mijael Carbone es falsa porque la madera es robada. Él está dando guía por una madera de la que no tiene dominio”. 

En este sentido, Juan Pablo Lepín, director ejecutivo de la Multigremial de La Araucanía, indica que es importante presionar para que la justicia investigue “porque hay varios delitos a parte del robo de madera, como la falsificación de instrumento público o la falsificación de una guía de despacho. No hay que solo investigar a los choferes de los camiones, ni apercibirlos, sino que presentar una querella en contra de Mijael Carbone, que en este caso es quien falsifica esa guía de despacho y sería el autor del delito de robo de madera y de falsificación de instrumento público”. 

Explica que al tener una empresa formal podría ocurrir un “blanqueado”, y darse la dualidad de contar con un negocio lícito, “pero por detrás hay un delito”, y allí la importancia de que el gobierno se querelle y que esclarezca los hechos.

Historia de radicalización

Carbone nació en Santiago y siendo muy joven fue enviado por su madre a la comunidad ubicada en Ercilla. Quienes lo han tratado explican que al crecer en Temucuicui fue testigo de los ingresos violentos al sector, así como de ataques policiales a mujeres y niños. “Esto no es justificación, pero explica la rabia”, sostienen.

Esa rabia se manifiesta, además de los procesos judiciales que ha enfrentado, en actos como la quema del Plan Impulso Araucanía en el centro de Temuco luego de una manifestación en septiembre de 2018; y en muchos de sus dichos. Por ejemplo,en 2013 afirmó que el matrimonio formado por Werner Luchsinger y Vivian MacKay, quemados vivos en su residencia, murió “en su ley”. Son recordadas también sus palabras durante el funeral de Camilo Catrillanca (de quien se ha reconocido como su amigo). “Estamos quedando sin lo que es nuestro, y todavía le creemos al gobierno. Hasta cuándo. Que a nuestros jóvenes no se les olvide quiénes son nuestros enemigos. Los verdaderos enemigos que no vivan en paz”, dijo entonces. 

Y en una entrevista ofrecida este año a El Ciudadano afirmó: “Los sabotajes a las empresas por supuesto que se tienen que hacer (…). Hoy día hacer un sabotaje a la empresa forestal es digno, es digno de sabotear. ¿Cuántos heridos ha habido en estos atentados contra las empresas forestales? Ninguno. Nunca se ha atentado en contra de la vida de otra persona”. Una posición que es defendida por organizaciones radicales como la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), pero que en la práctica se ha quedado sin efecto, pues desde el año 2020 en la macrozona sur ya se contabilizan nueve víctimas que pueden asociarse directamente al conflicto. 

No obstante, desde la región explican que hace un par de años, Carbone bajó su perfil y comenzó a dedicarse de lleno a la actividad forestal, hecho que incluso le significó ser tildado como “lacayo mercenario” en unos panfletos aparecidos en la ciudad de Temuco en 2020.

“Yo creo que empezó a prestar servicio a las mismas forestales, para blanquearse y una vez que le agarró el hilo a tener maquinaria y saber cómo funciona el negocio comenzó a robar madera y ahí tiene montada una industria en torno a eso”, dicen.

Datos obtenidos de la web del Servicio de Impuestos Internos dan cuenta de que Comercial Mijael Carvones LTDA inició actividades el 7 de junio de 2013 y entre sus labores se encuentran la cría de ganado bovino para la producción de carne o como ganado reproductor, actividades de apoyo a la agricultura, servicios de corta de madera a cambio de una retribución y la venta al por mayor de madera en bruto. 

“Es el primer caso donde hay una prueba fehaciente en la relación entre personas que han sido de un discurso muy radical, que incluso son muy afines a la CAM y que vienen de Temucuicui, con un tema de robo de madera”, subraya Gloria Naveillán, dirigente de Mujeres por Chile. 

Vía de financiamiento

Luis Calderón, encargado regional de la Unidad de Coordinación de Seguridad de la macrozona sur en La Araucanía, plantea con respecto a la persecución del robo de madera que se está llevando a cabo un “trabajo de levantamiento de información importante y con monitoreo permanente de las empresas utilizando tecnologías de punta. Hay lugares y personas que son foco hoy de vigilancia y monitoreo”, labores que se hacen en coordinación con el sector privado. “Hay una mesa de trabajo permanente, pero se hace necesario realizar un trabajo coordinado con otras instituciones, es decir, un trabajo multiagencial”.

“Hoy estamos abocados al monitoreo de predios con uso de tecnologías, coordinación con fiscales y policías para poder utilizar la flagrancia como método de verificación de los ilícitos y poder dirigir investigaciones en contra de sujetos determinados, a objeto de poder tener una persecución penal más efectiva”, continúa el coordinador de La Araucanía.

Cifras de la Corporación Nacional de la Madera (Corma) dan cuenta de que las bandas organizadas que se dedican al robo y hurto de este material año a año han ido aumentando sus réditos. En 2018 el monto de los delitos asociados era de US $20 millones; para 2019 ese número se había más que duplicado hasta llegar a US $45,2 millones y para 2020 dio otro salto hasta alcanzar los US $67,8 millones.

Para Naveillán, “los hechos de violencia van a continuar mientras esta gente tenga el financiamiento necesario para comprar armas, municiones y para financiar su movilización, las camionetas. Lo que tenemos que hacer es cortar la entrada de dinero, pero desgraciadamente los organismos del Estado no hacen la pega como corresponde”. Señala  las tareas que debería cumplir la Conaf, en términos de los planes de manejos de bosques; el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), y el mismo Servicio de Impuestos Internos. “Si un eslabón se tranca, sencillamente la cadena deja de girar”.

Por ejemplo, Lepín plantea que la Conaf cuenta con tecnología satelital que les permite saber cuántos metros cúbicos rinde un bosque, cuántas camionadas puede sacar y cuánto se está cortando. “En el delito de Carbone hay implicada una guía de despacho y eso quiere decir que esa guía la autoriza el Servicio de Impuestos Internos, y para que el SII te autorice una guía tiene que haber un plan de manejo que autoriza la Conaf. Entonces, si la Conaf autoriza un plan de manejo sobre un predio de alguien que no es propietario y además le permite sacar la madera legalmente con una guía de despacho es porque o se están entregando mal los planes de manejo o no se está fiscalizando de dónde se está sacando la madera. Además de la fiscalía y la policía yo creo que hay que involucrar a las otras instituciones que tienen responsabilidad en esto”, afirma el director de la Multigremial. 

Otro punto que consideran crucial es que avance en el Congreso la ley que penaliza el delito específico de robo o hurto de madera en troza. Lamenta Naveillán que en el caso del delito asociado a Carbone “se hizo todo lo que correspondía, pero el juez de Victoria, así como muchos otros jueces que nos han asombrado de manera negativa, dejó libres a las personas detenidas por ese robo de madera y, por lo tanto, nos gustaría una explicación”. 

Concluye Calderón que el delito de robo de madera ha ido evolucionando conforme van planteándose por los privados y el Estado diferentes métodos de control. “En este orden, se deben tener nuevas herramientas investigativas para un flagelo que por lo demás no es propio de la Macrozona Sur, sino que de otras regiones del país, en donde las estadísticas señalan que ocurre al menos desde la séptima región al sur. El proyecto de ley no solamente trae aparejado un aumento de las penas, sino que también contempla una serie de herramientas para que el estado pueda actuar de forma más eficiente. En paralelo, las empresas también están ajustando sus protocolos internos. No cesaremos en insistir en las conveniencias de una legislación idónea para combatir este flagelo”.

A continuación las guías de despacho:

Guías de despacho by El Libero

Nota de la redacción:

A propósito de esta información El Líbero recibió la siguiente réplica:

“Nuestra empresa es una compañía local que cumple con toda la normativa legal vigente y preocupada por el medio ambiente, información respaldada por certificaciones internacionales, que se ha visto gravemente perjudicada por su medio de comunicación, El Líbero, que con fecha de publicación el 29 de junio del presente año, que titula “El caso del robo de madera que revela el eslabón entre este delito y radicales de Temucuicui”, se exhibieron guías de despacho citando a nuestra empresa, Aserradero Los Castaños, vinculándonos a una supuesta participación en hechos delictivos.

Dicha situación generó dudas y aprensiones en nuestros clientes que derivó en el cese de algunos contratos vigentes, e incluso la cancelación anticipada de otros, lo que supone no solo un enorme daño a la imagen corporativa de nuestra empresa, sino también un gran perjuicio económico.

Cabe señalar que en la publicación se citó a nuestra empresa sin tener ninguna prueba de que estuviéramos vinculados a este tipo de hechos afectando nuestros derechos, y, en consecuencia, a más de 70 familias que son parte de nuestro grupo humano. Ningún periodista del medio trató de contactarnos para hacer las consultas respectivas del caso, lo que creemos que es falta a la ética periodística.

Por último, nos gustaría comunicar que la empresa tiene protocolos y una certificación FSC vigente, la que valida -mediante un manual de cadena de custodia- el paso a paso para la compra de materias primas. Así, nuestra empresa Aserradero Los Castaños, trabaja junto a sus abogados para investigar de manera interna y externa a nuestros proveedores de maderas, accionando de manera legal si es pertinente.
César Gutiérrez
Gerente General Aserradero Los Castaños”

Respecto de lo expresado por el gerente general, El Líbero informa que el artículo no citó en ninguna parte del texto a su empresa, sino que esta aparece en los documentos que forman parte de las indagaciones que llevan adelante las policías y la fiscalía a partir de denuncias presentadas por particulares.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO