Publicado el 17 marzo, 2021

Disparan a matar, la agrupación detrás del homicidio del cabo Naín

Autor:

Emily Avendaño

El homicidio del carabinero Eugenio Naín apunta a una de las organizaciones violentistas que actúan en La Araucanía: la más radical de todas. “Son más violentos que la CAM”, dicen unos. “Son anarquistas”, afirman otros. Se trata de Weichan Auka Mapu (WAM), un grupo que a partir de 2016 se hizo conocido por emprender una cruzada contra templos religiosos. “No tienen claridad en sus discursos, actúan en forma emocional, por impulso… lo que más les interesa es hacer daño y por eso es que son tan peligrosos”, los describen.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La jornada más violenta en La Araucanía tras el anuncio de los “patrullajes mixtos” en esa región ocurrió dos días después de que Luis Tranamil, imputado por el homicidio del carabinero Eugenio Naín Caniumil, quedara en prisión preventiva el 10 de marzo. El 12 de marzo dos trabajadores agrícolas resultaron heridos con perdigones, ocurrió la quema de dos viviendas y de maquinaria agrícola, vehículos, un galpón y una bodega. En este último punto, en el fundo Los Quilantros, se encontró un lienzo en el que se exigía la libertad del comunero. 

Los habitantes de la región no habían tenido un respiro, cuando nuevamente hubo una seguidilla de atentados en varios sectores rurales de la comuna de Carahue. La madrugada del 15 de marzo, incendiaron cinco sedes sociales, dos casas y dependencias de un centro que antes funcionaba como escuela. En esta arremetida también resultaron dañados equipos de una antena de telefonía, la antena de la junta de vigilancia y equipos de una garita. Pocas horas antes, pasadas las 21:00 horas del domingo ocurría, en el fundo Tropen, en la comuna de Arauco (Biobío), la quema de cuatro máquinas forestales. Los atentados tienen en común que también aquí aparecieron rayados o panfletos que pedían la libertad de Tranamil. 

Luis Tranamil está vinculado a uno de los grupos violentos más radicales de la zona: Weichan Auka Mapu (WAM). Su hermano, el machi Fidel Tranamil Nahuel, del Lof Rofúe en Padre las Casas, es identificado por quienes están familiarizados con el conflicto, como uno de los principales líderes de esta agrupación. 

Un reportaje de El Líbero, contó a mediados de 2020, cómo dan sus primeros pasos a partir de 2013, luego de que varios de sus integrantes se descolgaran de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), y su sello, en aquel momento, fue la quema de templos religiosos.

“Son demasiado violentos para la CAM. La CAM va por un tema de acciones de sabotaje y se les pasa la mano porque no consiguen controlar a todos los personajes, y los personajes que no encuentran eco o que les llaman la atención en la CAM terminan parando de una forma u otra en la WAM en donde les dicen ‘dejen la pura c$$%’ y les permiten hacer lo que quieran y que todo sea por ‘la causa’”, dice un entendido del tema que por seguridad prefiere el anonimato. En consecuencia, en Weichan Auka Mapu “el fin justifica los medios en su máxima expresión”.

Otra fuente describe a la WAM como “anárquicos”, y también utiliza el ejemplo de la CAM como barra para la comparación: “La CAM va por una sola línea. Tiene un discurso y unos objetivos que son políticos, que pueden gustar o no, y que ellos creen que pueden alcanzar utilizando la fuerza. En cambio, esta otra organización no tiene claridad en sus discursos, actúan en forma emocional, por impulso. Algunos tendrán ciertas nociones si salieron de la CAM, pero a estos lo que más les interesa es hacer daño y por eso es que son tan peligrosos. No tienen orden, misión o visión”. 

Si se sigue con la comparación, el “secreto a voces” en La Araucanía, es que “Fidel Tranamil es para la WAM lo que Héctor Llaitul es para la CAM”.

Este perfil más radical hace que las sospechas se dirijan hacia la Weichan Auka Mapu cuando los atentados resultan con muertos o heridos de bala. También opinan que cuando hay disparos a quema ropa a los conductores de camiones “muy probablemente” sea uno de los integrantes de este grupo quien haya presionado el gatillo. Una percepción que parecen compartir los Carabineros. El día de la muerte de Eugenio Naín, ascendido de forma póstuma a suboficial mayor de Carabineros, las primeras sospechas de la policía uniformada apuntaron precisamente hacia Fidel Tranamil.

Otra de las diferencias que establecen es que la CAM actúa en las provincias de Arauco y Malleco, mientras que WAM se deja ver más por Cautín. Pese a esto, versiones extraoficiales sostienen que otros líderes de esta agrupación están al sur del Lago Lanalhue.

Una salvedad que hacen las fuentes consultadas es que si bien sus integrantes pueden ser más violentos y haberse unido a WAM luego de desertar de la Coordinadora Arauco Malleco eso no implica que haya conflictos entre ellos. Al contrario, existe más bien un “código de camaradería”. Sin embargo, advierten que ahora que hay mucho más dinero en juego es posible que se empiecen a ver enemistades entre las facciones.

Contra la Iglesia

Si bien Fidel Tranamil no aparece como imputado en la causa por la que el Juzgado de Garantía de Temuco dejó en prisión preventiva a su hermano, Luis Tranamil Nahuel, su nombre sí figuró durante la investigación. Un reportaje de La Tercera da cuenta de las diligencias que realizó la policía para dar con los imputados y una de las pistas llegó a través de un grupo de WhatsApp llamado “Olla común”. Allí el segundo imputado, Francisco Painevilo Maldonado, anunció: “Somos tres disponibles” esto, según la Fiscalía, era para montar una barricada en la carretera y enfrentarse a carabineros, en respuesta a un desalojo que se había desarrollado en horas de la mañana del 30 de octubre de 2020 del predio La Quinta Ritz, ubicado en Metrenco.

El tercer imputado por este caso es Carlos Cancino Tapia. “Rana se habría pitiado al paco”. Es otra frase hallada como resultado de una intervención telefónica. En la conversación luego se decía que este “podría encontrarse con el machi Fidel en Temuco”. El Rana, después de consultas y verificación de redes sociales, era el apodo de Cancino, según consigna La Tercera.

Fidel Tranamil fue uno de los imputados por el Caso Huracán por el cual todos los acusados fueron sobreseídos. Sin embargo, antes de esto ya era conocido en la IX Región por la cruzada que emprendió contra las iglesias.  

Tranamil fue uno de los protagonistas de la toma del Seminario Mayor San Fidel. Un asedio que empezó en agosto de 2012 y por el cual fue enjuiciado en 2013 y se le condenó a pagar una multa de 2 UTM por violación de morada. No obstante, en 2014 volvieron a ingresar al predio y permanecieron allí por casi dos años al ser finalmente desalojados en marzo de 2016. “La Iglesia ha demostrado ser un miembro más del Estado y no vamos a descansar hasta expulsarla del territorio mapuche”, dijo Tranamil luego del desalojo. Una semana después hubo un atentado contra la iglesia San Sebastián de Vilcún.

A partir de entonces Weichan Auka Mapu se dio a conocer por sus ataques a templos religiosos. En el primer comunicado que emiten, en 2016, acusan a la Iglesia de tener “un destacado papel, incluso militar, actuando como vanguardia en el desalojo y ocupación del Wallmapu”. En ese texto se atribuyen 38 atentados cometidos en La Araucanía y el Biobío contra templos religiosos, maquinaria e infraestructura agrícola, desde el 27 de diciembre de 2013 hasta el 11 de abril de 2016.

“Fidel Tranamil siempre estuvo relacionado con los grupos violentos más extremos. A ellos no les importaba a quién agredían sino lo único que querían era causar terror. ¿cómo lo hacían? A través de los credos religiosos, para que las iglesias no siguieran practicando su fe. Ellos decían que la Iglesia estaba transformando a su gente y ya no querían seguir cometiendo ilícitos con ellos. Los evangelizaban mucho y la Iglesia finalmente le estaba haciendo un daño a la causa”, afirma Ruth Hurtado, presidenta de Mujeres por la Araucanía y candidata a la Convención Constitucional por el distrito 22. 

“Son los mismos nombres que han sonado en todos estos últimos años, pero vemos que actúan en completa impunidad porque no hay un trabajo investigativo responsable, constante y que busque desarticular estos grupos”, agrega la presidenta de la ONG.

En septiembre de 2017 una marcha no autorizada en favor de cuatro comuneros estaban en prisión por su presunta participación en el ataque a una iglesia en Padre Las Casas, terminó con desmanes en la Catedral de Temuco y el sacristán, José Parra, terminó con lesiones producto de golpes con pies y puños. Hubo 16 detenidos, entre ellos Fidel Tranamil, quien terminó siendo uno de los cuatro formalizados. Tranamil -al mismo tiempo que ocurría el Caso Huracán- fue condenado en un juicio abreviado a 541 días de presidio, pero con el beneficio de remisión condicional, es decir firmando.

Hay evidencia de que Fidel Tranamil y Francisco Painevilo se conocen. En enero de 2017 Painevilo fue acusado del ataque a tres garitas de buses interurbanos ocurrida en Pitrufquén y la detención se llevó a cabo en el lof Rofue. En la ocasión, Fidel Tranamil como machi del lof salió en defensa de Painevilo. 

“Hago un llamado a todas las comunidades que están hoy día en lucha, y las que no, a rebelarse en contra del Estado, de este sistema que nos tiene así, porque no es posible que lleguen cientos de carabineros botando a los niños, golpeando a los ancianos, para dar respuesta (…) a todos esos ricos (grupos económicos) que están en Santiago”, dijo el machi a Radio Bío Bío. 

En vista de cómo han ocurrido los hechos Ruth Hurtado lamenta que no haya justicia: “Quienes cometen los actos terroristas y estos actos criminales son personas conocidas para las autoridades, para las policías, para la Fiscalía, pero no ha habido justicia, ellos actúan en impunidad. Hace unos años atrás un general nos dijo ‘nosotros sabemos quiénes son, vamos a ir por ellos’, parafraseando al fallecido general director José Alejandro Bernales. La cosa es que aquí todos saben quiénes son y están relacionados. Lo que a nosotros nos extraña es que nunca hay pruebas”.

Presos conocidos

Ya la WAM había enviado una señal de fuerza por otro de sus presos el 3 de febrero de este año. Ese día se tomaron la Ruta P-70 en Cañete exhibiendo AK-47 y M-16 por la libertad de César Millanao, declarado culpable por un ataque incendiario en un fundo de la Forestal Arauco en 2016. Pero además de Millanao, y de Luis Tranamil, los lienzos de la Weichan Auka Mapu también piden la libertad de los primos José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel, condenados a 18 años por su participación en el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay, quienes habrían formado parte primero de la CAM hasta que se retiraron para unirse a esta organización. 

Algo similar ocurre con Emilio Berkhoff a quien también se le vinculó a la CAM, pero al ser detenido por participar de una banda que trasladaba más de 800 kilos de pasta base, la coordinadora negó cualquier nexo con él.

Una de las fuentes consultadas explica que Berkhoff  tenía divergencias con Llaitul y con otros liderazgos de la CAM. Explica que generalmente cuando un integrante de la CAM se ve dentro de la cárcel “y ven que la CAM les dice ‘es parte del riesgo, acostúmbrate, pero cuando salgas tienes que volver’” estos se sienten abandonados por la organización. “Esa es la CAM. No cuida sus recursos humanos una vez que están dentro de la cárcel. Eso siempre generó mucha disidencia dentro y eso fue lo que hizo que muchos se fueran y asumieran otra vía”, subraya.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO