Publicado el 22 de mayo, 2020

Diputado Jorge Alessandri: “Usando el hambre se está llegando de nuevo a la violencia política”

Autor:

Emily Avendaño

El legislador por el Distrito 10 e integrante de la Comisión de Seguridad Ciudadana cuestiona la intencionalidad de las manifestaciones ocurridas esta semana. «Dicen ‘El Bosque tiene hambre’, pero trasladan gente de otras partes a destruir una planta de gas, a quemar un bus del Transantiago. Lamentablemente esas acciones no van a resolver el problema de hambre a nadie», subraya. El diputado introdujo una moción para endurecer las penas de los delitos cometidos durante el Estado de Catástrofe, que vayan desde colusión hasta las alteraciones del orden público.

Autor:

Emily Avendaño

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Luego de las protestas ocurridas el lunes en El Bosque, también en Estación Central (Villa Francia) y en Huechuraba (La Pincoya) hubo concierto entre el Ejecutivo y varios legisladores con respecto al origen de las manifestaciones. Distintos parlamentarios se pronunciaron y exigieron esclarecer la participación del Partido Comunista en esos sucesos. El diputado Jorge Alessandri (UDI) fue uno de ellos. 

Para el integrante de la Comisión de Seguridad Ciudadana, no hay duda de que la pandemia causada por el coronavirus puede traer hambre a la población. No obstante, cuestiona que detrás de esas protestas hubo “una planificación política”, pues uno de los líderes de los eventos en el El Bosque está relacionado al PC y al Frente Patriótico Manuel Rodríguez. “Es tal la tranquilidad con que cometen estos hechos violentos que lo suben a sus redes sociales, con los logos de sus partidos o movimientos, y con la prueba de que ni siquiera eran de esa comuna”, dice.

Alessandri subraya que actividades como el saqueo de una empresa de gas o la quema de un Transantiago no ayudan a aliviar el hambre, en cambio desvían los recursos del Estado. 

-¿Lo que vimos el lunes puede ser el comienzo de una reedición del 18 de octubre?

-En principio creo que es tremendamente peligroso lo que está ocurriendo, no tiene la magnitud del 18 de octubre, pero evidentemente hubo violencia y detrás hay una planificación política. Eso lo demuestra el letrero luminoso que apareció en Providencia con la palabra «hambre». El hecho de que los líderes de la protesta de El Bosque hayan sido miembros no solo del PC, sino también del FPMR, que tiene una larga historia en nuestro país. Yo estoy seguro de que hay hambre, pero usando el hambre se está llegando de nuevo a la violencia política, y lo más triste es que hoy día el Estado necesita todos sus recursos, sus fuerzas humanas, su inteligencia, dedicada a ganarle al coronavirus, y con estas cosas tiene que desatender al coronavirus e ir a controlar la violencia, ir a controlar esa planta de gas que fue atacada, ir a apagar ese bus del Transantiago que fue quemado. No es solamente gente que desafía su salud porque sale a una aglomeración en la calle cuando nos han pedido que no lo hagamos, sino también provoca que el Estado desvíe recursos. Cómo estaríamos hoy si no hubiéramos gastado 350.000 millones de pesos recuperando las estaciones de Metro quemadas en octubre de 2019. Esa plata habría sido tremendamente útil para comprar ventiladores, para reconvertir camas pediátricas o intensivas en camas UCI, por lo tanto, es una irresponsabilidad sanitaria y también es una irresponsabilidad presupuestaria. Y detrás hay actores políticos y eso tenemos que decirlo y tenemos que denunciarlo.

El que solo se queda en su trinchera y no se mueve de las banderas de su ideología, evidentemente no entiende lo que es participar en democracia».

-El ministro Gonzalo Blumel acusó un aprovechamiento político del FA y del PC en estas protestas, ¿coincide con el secretario de Estado?

-Concuerdo con Blumel. Hay que dividir lo de octubre, noviembre y diciembre en dos partes: la protesta social, donde uno veía familias marchando muy enojadas por muchas cosas que están fallando en nuestro país, y a continuación veíamos una violencia inusitada, y yo creo que detrás de ese estallido de violencia, que es la segunda parte del 18 de octubre, sí ha habido fuerzas políticas involucradas en el financiamiento, en la planificación, siempre con el objetivo de causar terror en la población.

-Sin embargo, con los casos que han sido llevados ante la justicia aún no se ha logrado dar con trasfondo político detrás de todo esto.

-Ese es el importante trabajo que tienen que hacer nuestras policías y nuestras fiscalías investigando. Para eso, les he pedido muchas veces seguir el camino del dinero, porque todos estos actos violentos, todos estos camiones tolva que llevaban ladrillos quebrados en Plaza Italia durante tres meses requieren dinero. Alguien tiene que arrendar ese camión, alguien tiene que comprar esos escombros. Siguiendo el camino del dinero yo estoy seguro de que se va a llegar a la fuente de todo esto, y quizás al mal uso de fondos públicos.

Es tal la tranquilidad con que cometen estos hechos violentos que lo suben a sus redes sociales, con los logos de sus partidos o movimientos, y con la prueba de que ni siquiera eran de esa comuna».

-Su compañero de bancada, el diputado Juan Antonio Coloma, acusó directamente a una persona cercana al PC. ¿Hay pruebas en su contra, la querella anunciada por Interior se podría ampliar hasta él?

-Efectivamente, yo le voy a pedir eso al Ministro del Interior que se amplíen las querellas no solamente a quienes resulten responsables, sino que directamente contra los que se autodenuncian de alguna manera en sus propias redes sociales. Es tal la tranquilidad con que cometen estos hechos violentos que lo suben a sus redes sociales, con los logos de sus partidos o movimientos, y con la prueba de que ni siquiera eran de esa comuna. Dicen «El Bosque tiene hambre», pero trasladan gente de otras partes a destruir una planta de gas, a quemar un bus del Transantiago. Lamentablemente esas acciones no van a resolver el problema de hambre a nadie y créame que va a haber problemas de hambre hoy, mañana, y después de la pandemia.

-El miércoles vimos de nuevo protestas utilizando el hambre como motivo en La Pintana.

-Claro, pero yo no he visto que eso ayude a que la ayuda social llegue más rápido. La misma oposición en el Congreso retrasó más de doce días la aprobación de la ley del Ingreso Familiar de Emergencia. Dicen que es poco, pero ni siquiera se ha podido pagar por parte del Estado, por lo tanto, si yo creyera que quemar un bus del Transantiago va a ayudar a aliviar el hambre a alguien, lo entendería, pero va en el sentido absolutamente contrario: desvía recursos del Estado, activa la represión de la policía para poder controlar el orden público, después activa los tribunales y el Estado tiene que abrir un nuevo foco en medio de la pandemia. Se van a repartir 2,5 millones de cajas de alimentos y eso tenemos que abordarlo entre todos, con alcaldes, con intendentes. Pero quemar el bus no le quita el hambre a nadie, por el contrario, es hambre de poder y es hambre de violencia política. 

Detrás de ese estallido de violencia, que es la segunda parte del 18 de octubre, sí ha habido fuerzas políticas involucradas en el financiamiento, en la planificación, siempre con el objetivo de causar terror en la población».

-¿Es posible que con este discurso del hambre, precisamente en sectores tan vulnerables, se vuelva a hacer patente el rol del narcotráfico, como vimos el año pasado, ahora con la entrega de beneficencias? 

-Eso ya pasó. Efectivamente hay investigaciones de nuestras policías que demuestran cómo cuando había un acto violento en un sector de la ciudad, en otro sector de la ciudad se estaba aprovechando para vender drogas porque todas las fuerzas policiales se destinaban al control del orden público, y eso está pasando. Básicamente, el narco usa estos «soldados» para distraer las fuerzas policiales, distraer las fuerzas del Estado y eso es tremendamente peligroso. Los ataques del año pasado a los cuarteles policiales de Pudahuel, en especial, que no tienen ningún simbolismo en nuestra historia, no es Plaza Italia, era un barrio específico residencial de Pudahuel en donde fue atacado durante 25 días el cuartel policial, y después se descubrió que lo que estaba ocurriendo a pocas cuadras era que se estaba trasladando una gran cantidad de drogas de un lugar a otro. Además de la violencia política se está metiendo el narco y ya conocemos por la historia lo que ocurrió en Colombia, lo que ocurrió en México cuando el narco empezó a infiltrar las manifestaciones. Puras malas noticias para esos países en esa época.

«Celebro la iniciativa del senador Insulza y del diputado Desbordes»

-Está en tramitación una moción que modifica el Código Penal para establecer como circunstancia agravante, el cometer el delito durante la vigencia de un estado de excepción constitucional de catástrofe. ¿Esto aplica también para los delitos de orden público?

-Efectivamente, ese es un proyecto de ley que firmamos en conjunto varios diputados en forma transversal, e incluye todo: desde la colusión de empresarios, hasta el delito de orden público o de quema de un bus, porque se entiende que el foco del Estado, la energía y dedicación en tiempos de catástrofe debe estar en ir a resguardar esa catástrofe, por lo tanto, el que comete el acto temerario de desatender las recomendaciones y sale a delinquir en tiempos de estado de catástrofe comete una irresponsabilidad contra su país que creemos debe ser castigada con una pena mayor.

-¿Está el Estado más preparado para atender este tipo de acciones que han reconocido abiertamente que lo que buscan es la caída del Presidente Piñera?

-Yo pienso que el Estado está mucho más preparado que en octubre. En el país no teníamos grandes incidencias de orden público en nuestra historia reciente, por lo que nuestras policías no estaban preparadas, no estaban equipadas, nuestros fiscales no tenían la experiencia, y estos últimos seis meses claramente han sido un curso extenso y un curso profundo de temas de orden público, así que el Estado está no solamente más equipado, porque han llegado camiones lanza agua, nuestro personal policial está más entrenado para controlar una protesta violenta, respetando los derechos humanos y nuestros tribunales también están más preparados para algo que nos habría gustado nunca tener que prepararnos. 

Cómo estaríamos hoy si no hubiéramos gastado 350.000 millones de pesos recuperando las estaciones de Metro quemadas en octubre de 2019. Esa plata habría sido tremendamente útil para comprar ventiladores, para reconvertir camas pediátricas o intensivas en camas UCI».

-Hay organizaciones que hacen llamados abiertos en sus redes sociales a derrocar al gobierno. Hay otros que hablan abiertamente en presentaciones de libros por ejemplo de sus intenciones de desestabilizar, pero no vemos aún condenas en estos casos, aunque existan querellas.

-En el caso nuestro como Cámara de Diputados, tuvimos un caso muy emblemático que fue el diputado comunista Hugo Gutiérrez que llamaba a través de sus redes sociales, con dibujos de niños matando al presidente, con pistolas y hacía un llamado evidente a la violencia y eso está prohibido en nuestra Constitución que dice: «cesará en el cargo» el parlamentario que haga eso, por lo tanto nosotros ocupamos la herramienta que tenemos que es hacer una presentación al TC para que decida si esa publicación en Twitter es un llamado evidente a la violencia, y de ser así, destituya al diputado Gutiérrez. Nosotros, al menos como diputados, hemos ocupado todas las herramientas para los miembros de nuestro parlamento que están haciendo este tipo de llamados.

-¿En este contexto, hay posibilidad de un pacto amplio entre las fuerzas políticas del país?

-No solo creo que es viable, sino que creo que es tremendamente necesario. Celebro la iniciativa del senador Insulza, del diputado Desbordes y de otros actores políticos que han estado dispuestos a tender puentes. Es muy importante saber quiénes son las personas que quieren un Chile próspero para el futuro y que están dispuestos a conversar. La política se trata de conversar, de llegar a acuerdos, por lo tanto, el que solo se queda en su trinchera y no se mueve de las banderas de su ideología, evidentemente no entiende lo que es participar en democracia. Voy a participar siempre de estas instancias, voy a estar siempre dispuesto a tender puentes y creo que Chile lo ha hecho otras veces en la historia en sus distintas crisis. Las últimas importantes fueron todas las reformas constitucionales del año 89, cuando la dictadura se preparaba para entregar el poder a Patricio Aylwin. Creo que es una buena oportunidad y una necesaria oportunidad para Chile.

El que solo se queda en su trinchera y no se mueve de las banderas de su ideología, evidentemente no entiende lo que es participar en democracia».

-¿Será posible llegar a tiempo con las ayudas para atender las necesidades de las personas, ya que hemos visto que la crisis social va de la mano con la sanitaria? 

-Evidentemente que sí, yo creo que el Estado central no es el único que está ayudando en esta pandemia. Nosotros tenemos municipios que están asistiendo. Tenemos una gran cantidad de donaciones. En mi distrito he visto distintas industrias, que incluso a través de mi oficina parlamentaria, han querido donar a la gente las cosas que ellos producen, como mascarillas, guantes, alimentos. Por lo tanto, hay una red de protección que es el Estado evidentemente, con el Bono Covid y con las cosas que han ocurrido antes también en los municipios. Pero también hay una red de protección muy importante basada en la filantropía, en donaciones de pequeñas empresas. Un grupo de pescadores donó más de 200 kilos de pescados y esas cosas también se están dando. Mientras más rápido y más efectivos sean todos: el Estado, los municipios, los que quieren donar, más rápido vamos a salir de esto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete