Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 30 de septiembre, 2019

Comentario: Católica en el cielo y la «U» en el purgatorio

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Universidad Católica (50 puntos) mantiene el liderato del torneo, que no «suelta» desde la octava fecha y avanza a paso firme hacia el título. Este fin de semana los cruzados derrotaron 4×1 a Curicó Unido en su casa con una actuación sobresaliente de César Pinares y José Pedro Fuenzalida, que se ha transformado en el jugador símbolo del equipo cordillerano. No tengo recuerdo de que en  un campeonato de primera división, faltando ocho fechas y 24 puntos en disputa, un equipo tenga un «saldo a favor» de 14 puntos sobre su inmediato perseguidor, que es ColoColo (36 puntos).

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Las cifras de los cruzados son notables. Ha convertido 39 goles y le han anotado 13, con una diferencia de +26, demostrando con esto un equilibrio perfecto. Su técnico, Gustavo Quinteros, ha sabido “amalgamar” el pragmatismo de torneos anteriores con un “dar rienda suelta” al medio campo y libertad para “jugar a la pelota” a sus delanteros. Lógicamente esta estructura de juego es con un orden asociado y limpio que, incluso en momentos álgidos, jamás ha recurrido al juego brusco o a infracciones para “ablandar” al rival. Prueba de esto es que Católica es el cuadro con menos tarjetas amarillas (33), un solo expulsado (doble amarilla a César Pinares) y con menos infracciones cometidas; 235, con un promedio de 10,68 por partido. De seguir así, el equipo cruzado se tiene ganado el cielo.

Los escoltas del líder, Colo Colo (que resucitó ante Audax, venciéndolo 4×2), Palestino, Audax Italiano, O’Higgins y Huachipato se “apretaron” entre los 36 y 33 puntos, lo cual hace interesante la pugna por los  “segundos lugares”, que sin duda será el atractivo del final del torneo y que da las opciones para optar al “degradé” de Copas Internacionales que se disputarán el año 2020.

En el fondo de la tabla, U. de Concepción (19 puntos), U. de Chile (21) y Deportes Antofagasta (21) están como en el tango: “en la rodada cuesta abajo”, y lo más probable es que uno o dos de estos tres clubes el próximo año estarán en la B. Es asombroso cómo U. de Concepción el año pasado se mantuvo en los primeros lugares de la tabla hasta el final del torneo, terminando en segundo lugar, a tres puntos del puntero; lo mismo que U. de Chile, a cuatro puntos; y Antofagasta a ocho… y hoy estén como están.

¿Qué les pasó? ¿Qué explicación hay para tanta irregularidad? A mi modesto entender, son las malas decisiones dirigenciales que “rebotan” en todos los estamentos de estas instituciones y que se ven reflejadas domingo a domingo en la cancha.

Este último sábado 34.430 hinchas azules apoyaron hasta las lágrimas a su equipo ante Palestino, siendo derrotados 2×3. Fue lamentable ver en el Estadio Nacional cómo una institución de la importancia y transcendencia de U. de Chile se “derrumbaba” ante los tricolores, sin pena y sin ninguna gloria, y lo peor, sin ese “fuego sagrado” que se requiere para momentos difíciles.

Tarde (aunque nunca lo sea) se acordaron en la tienda azul de “recortar” gastos y administrar bien los recursos. En los últimos tres años han rotado ocho entrenadores y cada cambio ha costado muchos millones de pesos en indemnizaciones; dejaron partir jugadores de un mejor nivel que los que los reemplazaron, a unos valores que no se condicen con la realidad de nuestro fútbol. A todo sumemos una cantidad enorme de funcionarios para “administrar a los que administran”. Anunciaron, eso sí, que despidieron a 40; esto significa que estaban de más o no hacían bien su trabajo… En fin, dejémoslo hasta ahí. Pareciera que algunas autoridades futbolísticas se olvidaran que son entes privados y no públicos.

Todos los pecados o “pecadillos” en que ha incurrido U. de Chile lo tienen casi al borde del “purgatorio” (que no es ni por asomo el infierno) y los que están en ese estado cuasicelestial, si hacen buena conducta finalmente logran salvarse. Los azules ya empezaron ahorrando en champú, agua mineral, jabón y asados al mínimo; algo es algo, ahora tienen que jugar, ganar y “trancar con el ojo”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más