Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 08 de noviembre, 2018

Colegios municipales han perdido casi a 50.000 alumnos en dos años, paros y tomas entre las causas

Autor:

Emily Avendaño

Según datos de la encuesta Casen, se observa que incluso en el sector de menores ingresos, el número de estudiantes que asiste a establecimientos municipales cayó de 443.575 en 2015 a 423.876 en 2017 (una diferencia de 19.699 alumnos). Expertos aseguran que hay un aumento en la preferencia por la educación particular pagada, que puede atribuirse a los efectos de la Ley de Inclusión, al ambiente de inestabilidad que ha tomado al sector público y a mejoras en la movilidad social.
Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Entre 2015 y 2017 los colegios municipales perdieron a 47.727 estudiantes, en ese mismo período los particulares subvencionados dejaron de recibir a 108.660 alumnos, mientras que los particulares pagados aumentaron su matrícula en 29.594 escolares. María Paz Arzola, coordinadora del Programa Social de Libertad y Desarrollo, explica que hay un aumento en la preferencia por la educación particular pagada para las familias de todos los quintiles de ingreso, en especial de las pertenecientes al quintil 3, asociado a la clase media. No obstante, quienes tienen menos recursos también estarían migrando al sistema privado.

El número de estudiantes que asisten a escuelas municipales cayó de 443.575 en 2015 a 423.876 en 2017 (una diferencia de 19.699 alumnos), entre quienes forman parte del primer quintil de ingresos. En ese mismo grupo aumentó el número de quienes asisten a centros particulares pagados, de 6.329 a 7.904.

 Cualquier modelo de educación pública, con las pocas clases que hoy tenemos, producto de los paros y las movilizaciones, nunca va a poder ser el pilar de nuestro sistema de educación”, plantea Tomás Recart.

“Esta tendencia viene desde el año 2000. Alrededor de 800.000 estudiantes, de un total de 3.600.000 han salido de la educación pública, y se han ido a una educación particular subvencionada, aunque esto no implique que esos centros a los que se cambian están mejor desde el punto de vista de Simce”, explica Tomás Recart, director ejecutivo Enseña Chile. El especialista explica la caída de la matrícula en los centros municipales: “Con el nivel de tomas y la poca cantidad de clases que hay en el año, no hay ningún modelo o reforma que aguante. Cualquier modelo de educación pública, con las pocas clases que hoy tenemos, producto de los paros y las movilizaciones, nunca va a poder ser el pilar de nuestro sistema de educación”.

Las reformas educacionales como factor de incertidumbre 

Las estadísticas de Casen muestran un aumento en la educación particular no subvencionada, es decir en la particular pagada, allí sí se ve un cambio entre el año 2015 y 2017 tanto para la población calificada como pobre, como para los calificados como no pobres.

En 2015 el número de quienes asistían a centros municipales era de 1.127.709, a escuelas subvencionadas era de 1.559.693 y a particulares pagadas de 169.399. En 2017 se observa el descenso, en particular entre los subvencionados. La matrícula de los municipales fue de 1.079.982, la de los subvencionados 1.451.033 -una caída de 108.660 estudiantes-; al tiempo que los privados aumentaron el número de estudiantes que atienden a 198.993 (un incremento de 29.594 alumnos).

Arzola infiere que esto puede deberse a que en los últimos años el sistema educacional que comprende a los colegios municipales como a los particulares subvencionados ha sufrido una serie de reformas que, si bien todavía están en proceso de implementación, llevan a las familias a tomar decisiones en función de las expectativas generadas. “Este grupo optó por refugiarse en la educación particular pagada y así huir de la incertidumbre que le generaron las reformas impulsadas por el gobierno anterior en la educación subvencionada”.

Con estas reformas alude la investigadora a “la mal llamada Ley de Inclusión, que lo que hizo fue imponer una serie de nuevas obligaciones a los colegios subvencionados, según la ley con el objetivo de evitar el lucro, que jamás estuvo demostrado. Al final, lo que ha hecho es poner una serie de obligaciones que dificultan la gestión. Parte de eso es lo que se ve con el proyecto de Aula Segura”, subraya Arzola. A su juicio, la desmunicipalización podría ser otro de los factores que está generando incertidumbre.

Este grupo optó por refugiarse en la educación particular pagada y así huir de la incertidumbre que le generaron las reformas impulsadas por el gobierno anterior en la educación subvencionada”, señala Arzola.

Por su parte, Nicole Cisternas, directora de Política Educativa de Educación 2020, coincide en que en los últimos 20 años hubo una tendencia a la baja de la matrícula de la educación municipal, y se lo atribuye al desarrollo de políticas públicas que potenciaron al sector privado en Chile, especialmente al particular subvencionado. Señala que con la Ley de Inclusión: “Hubo una cantidad de colegios muy mínima que cambió de ser particular subvencionado a privado porque no estaban de acuerdo con el fin del copago y de la selección. Creo que allí hubo más trasvase de alumnos desde el sector municipal, especialmente de población pobre”. Cisternas puntualiza que en 2018 hubo un aumento de la matrícula municipal, probablemente producto del aumento de la población migrante, porque coincidía con regiones como Antofagasta y la Metropolitana.

La Política Nacional de Estudiantes Extranjeros 2018-2022, presentada en mayo de este año, muestra que el número de estudiantes extranjeros se cuadruplicó entre 2015 y 2018, y representa 3,2% de la matrícula total. 57% de esos migrantes asisten a colegios municipales.

“No vamos a tener una educación pública, gratuita y de calidad, si no somos capaces de tener, primero que nada, ambientes seguros”

Arzola critica que las reformas han privado a los directivos escolares de liderar correctamente su proyecto educativo. En este punto coincide Recart, para quien el problema fundamental de la educación pública es el centralismo. “Los directores tienen muy poca injerencia en las decisiones que se toman para el colegio. Necesitamos dar herramientas y tener capacidad a nivel local para tomar las decisiones pertinentes y permitir que el director de escuela o equipo directivo pueda actuar. Hoy día, la educación desde la selección, formación, evaluación y currículum todo viene del nivel central. Y para mejorar la educación pública tenemos que generar capacidad a nivel local, dar la respectiva autonomía y la responsabilidad”.

Esta tendencia viene desde el año 2000. Alrededor de 800.000 estudiantes, de un total de 3.600.000 han salido de la educación pública, y se han ido a una educación particular subvencionada, aunque esto no implique que esos centros a los que se cambian están mejor desde el punto de vista de Simce”, sostiene Recart.

Para Recart, además, es necesario garantizar un ambiente en el que los estudiantes se sientan tranquilos y seguros. “Si eso no se da, por muy buena que sea la educación, los papás van a tener que decidir por otro colegio. El derecho a la educación es fundamental, pero tenemos que recordar que la seguridad y el ambiente son previos a eso. No vamos a tener una educación pública, gratuita y de calidad, si no somos capaces de tener primero que nada ambientes seguros donde cada estudiante y cada profesor pueda ir al trabajo o al colegio en un ambiente con buen clima escolar”.

Y agrega el director de Enseña Chile.: “La violencia verbal, la violencia sexual, la violencia física en las comunidades escolares ha ido escalando. De cierta manera se ha institucionalizado, y eso juega un revés muy grande al momento de querer mejorar nuestra educación, en especial, la pública”.

Otra causa que atribuye Arzola para explicar la preferencia por la educación privada es que pudo haber ocurrido una transición producto de la movilidad social que se ha visto en Chile en las últimas décadas, lo que permitiría a las personas de “clase media” poder financiar el acceso a mejores servicios, en este caso, educativos.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: