A las 13:27 horas, lo que implicó un retraso de casi una hora y media con respecto a la convocatoria que había efectuado el propio Gobierno, se llevó a cabo en La Moneda el primer cambio de gabinete del Presidente Gabriel Boric, que recién el próximo domingo cumple seis meses en el Ejecutivo.

Informaciones cruzadas sobre quiénes serían los nuevos ministros y subsecretarios necesarios para darle otros aires al Ejecutivo luego del aplastante triunfo del Rechazo, así como sobre aparentes presiones por parte del Partido Comunista para supuestos nombramientos, no pararon hasta que comenzó la ceremonia oficial en el Patio de los Cañones.

Las modificaciones, seis, no implicaron solo cambios de nombres, sino también de redistribución de fuerzas políticas dentro del gabinete. Izkia Siches (ind.), primera mujer en encabezar la cartera de Interior, fue sustituida por la exministra Segegob de Michelle Bachelet y ex alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá (PPD).

En el Ministerio de Salud, María Begoña Yarza (Ind.) dejó el cargo a Ximena Aguilera (Ind.); en Energía salió Claudio Huepe (CS) y tomó su puesto Diego Pardow (CS), y en Ciencia salió Flavio Salazar (PC) y asumió Silvia Díaz (independiente cercana al PPD)

Mientras, a la Segpres llegó como ministra Ana Lya Uriarte (PS), luego de que Giorgio Jackson (RD) debiera dar un paso al costado. Pero no quedó fuera del gabinete sino que fue designado titular de la cartera de Desarrollo Social.

De «bochorno» y «toma hostil por parte de la Concertación o la Nueva Mayoría» fue catalogado lo ocurrido por parte de especialistas que participaron en la cobertura Especial Cambio de Gabinete de El Líbero.

Patricio Navia: «Esta es una toma hostil de la Concertación al gobierno de Boric»

Lapidaria fue la lectura que el cientista político Patricio Navia hizo con respecto a los nombramientos: «Esta es una toma hostil de la Concertación al gobierno de Boric, es lo más cercano a una capitulación del proyecto inicial del Frente Amplio. La Concertación vino y ocupó el gobierno».

«El Presidente Boric queda un poquitito aislado en el segundo piso, mientras la Concertación o la Nueva Mayoría ocupa todo el primer piso de La Moneda. Boric sigue siendo Presidente, pero vaya que parece una intervención, una ocupación, como que llegaron los adultos a la sala y ahora se hacen cargo del gobierno del primer piso», señaló.

Desde la perspectiva de Navia, ante la derrota en el plebiscito, el Ejecutivo acusó recibo y reaccionó llevando a la Nueva Mayoría al gobierno.

«Los tres principales ministerios del gabinete, cuatro con Hacienda, son de la Nueva Mayoría, no son Frente Amplio. Es Mario Marcel (Hacienda), Ana Lya Uriarte (Segpres), Carolina Tohá (Interior) e incluso Camila Vallejo (Secretaria General de Gobierno). Es la lógica de la Nueva Mayoría que volvió al poder. Eso va a tranquilizar un poco los mercados, pero también apunta hacia dónde va el gobierno de Boric», aseveró.

Para Navia, el Partido Comunista puede funcionar mejor con la ex Concertación. «Ya funcionó con la Presidenta Bachelet y los que quedan sobrando son en verdad los del Frente Amplio. El PC va a ser la izquierda de la nueva coalición de Gobierno y el flanco derecho va a ser el PPD y el PS», dijo.

El cientista fue elocuente al ejemplificar lo sucedido a lo interno en La Moneda. «Esto es como cuando los hijos se van a vivir solos y dejan un poco la grande y después los papás llegan a la casa a poner en orden las cosas. Pues pasó un poco eso con el cambio de gabinete. Este intento de reemplazo que había hecho el Frente Amplio de la Nueva Mayoría terminó siendo al revés», dijo.

«Boric no entiende lo que está haciendo o simplemente está manteniendo un discurso que no se condice en nada con lo que realmente está haciendo, porque le está entregando a la clásica cocina política -lo que no es malo, es bueno- la negociación para salir de la crisis en la que estamos y para encontrar un acuerdo que nos permita tener un nuevo texto constitucional relativamente pronto», agregó.

Específicamente en cuanto al enroque se Jackson de la Segpres al Ministerio de Desarrollo Social, Navia lo catalogó como un premio de consuelo. «Hubiera sido un poquitito más digno irse para la casa o pasar al segundo piso», aseveró.

En cuanto a la salida de Siches, el analista aseguró que saltó a la palestra pública por el cargo que desempeñaba como presidenta del Colegio Médico durante la pandemia, pero no porque tuviera un liderazgo constructivo.

«A lo mejor tiene un buen futuro político como diputada, algo así, pero fue un mal nombramiento», indicó.

Felipe Harboe y el «caso Cataldo»

El exconvencional, ex senador PPD y ex subsecretario de Interior de Ricardo Lagos, Felipe Harboe, se refirió al caso de Nicolás Cataldo, militante del Partido Comunista que se desempeña como subsecretario de Educación, pero que en la espera de que los nuevos ministros juraran sonó como sustituto de Manuel Monsalve (PS) en la subsecretaría de Interior. Este último, según información que se había filtrado hasta ese momento, encabezaría la Segpres.

A tal nivel llegó la información del nombramiento de Cataldo, que este alcanzó a escribir en el perfil de su cuenta en Twitter que era subsecretario de Interior, no de Educación. Posteriormente este dato fue borrado. Prensa Presidencial, de hecho, emitió un comunicado en el que informaba de su nombramiento, aunque luego este no se formalizó.

«La culpa no es de Cataldo es del Presidente de la República, que probablemente cede ante las presiones del PC y ante todo esto que siempre reclamaban: la cocina, el cuoteo. Bueno, esta sería la máxima de esas expresiones», señaló Harboe.

El exsubsecretario de Interior explicó que uno cosa sería colocar en ese cargo a alguien sin experiencia y otra nombrar a una persona que además tenga «prejuicios contra las policías». Esto lo dijo el exsenador a propósito de una serie de tuits publicados por Cataldo en contra de Carabineros, como unos que en 2011 hacía referencia a supuestos «pacos infiltrados».

Harboe también se refirió al nombramiento de Tohá. «Es difícil porque el problema no es solo de nombres, sino de un equilibrio político. Cuando uno mira el diseño estratégico, lo está escribiendo el Partido Comunista y un par de amigos del Presidente, de compañeros de carrete, de amistad, por tanto va a ser difícil para Carolina poder meterse en ese grupo e influir en temas estratégicos. Puede ocurrir que tenga control de ciertas cosas, pero influir en temas estratégicos es difícil», dijo.

Gonzalo Müller: “El guiño al PC en el comité político obedece nada más que al bochornoso episodio Cataldo”

Para el director del Centro de Políticas Públicas de la UDD, Gonzalo Müller, el cambio de gabinete generó expectativas después de la dura derrota del domingo. Eso sí, advirtió que la modificación fue «muy acotada» e hizo una advertencia: «No llega a fin de año».

“Hay ministros sectoriales que por errores propios ya han hecho méritos para salir del gabinete. No es casualidad que se haya especulado de un cambio mucho mayor, que terminó siendo muy concentrado en el equipo político”, explicó.

En criterio del analista, el Presidente Boric le hizo un “guiño al PC», que ya tenía a Camila Vallejo en el comité político, al que ahora se integra, según informó el propio Jefe de Estado, la ministra del Trabajo, Jeannette Jara.

«Eso obedece al fiasco, al bochornoso episodio Cataldo. Iba a llegar un comunista a la subsecretaría de Interior, cosa que finalmente no ocurrió. No veo por qué se tenga que ampliar ese comité, no tiene otra lógica que compensar el bochorno ocurrido”, aseveró.

En cuanto al nombramiento de Tohá, Müller considera que necesitará ayuda. «Va a ser muy difícil de sostener que ella sea la jefa política en un gabinete en el que está sentado Giorgio Jackson. La cercanía de Jackson va a ser un fantasma permanente para Tohá. El proyecto original va estar presente en segunda plano, pero estará en disputa con esta lógica de realismo sin renuncia”, sostuvo.

El académico recalcó que con estos nombramientos la Nueva Mayoría toma posiciones relevantes, precisamente a través Uriarte, Tohá y Marcel. Pero advirtió: «La sombra que genera Jackson en el gabinete va a matizar permanentemente las decisiones de Tohá”.

Señaló que dejar a Jackson en el gabinete constituye una señal muy confusa porque «fue el ideólogo» en La Moneda de jugárselas por el plebiscito. «Esconderse en el gabinete y seguir siendo ministro es una manera de evadir su responsabilidad política. Él debió haber asumido la responsabilidad de los errores del Gobierno”, aseveró.

Natalia González: “Este cambio de gabinete me parece una distracción, y no un cambio profundo”

“Poner a Carolina Tohá en el Ministerio del Interior es erigirla también como la jefa del gabinete. Pero resulta que el día domingo la ciudadanía rechazó una propuesta constitucional maximalista y refundacional, y uno de los rostros de la defensa de esa derrota fue Carolina Tohá”, sostuvo la Directora del Área Constitucional de Libertad y Desarrollo, Natalia González.

Para González el nombramiento de Tohá no es una señal de moderación o de introducir personas que se identifiquen con la ex Concertación. «Más bien veo que se reafirman las señales de que el Gobierno no tendrá un cambio de eje o quilla relevante, poniéndola como jefa de gabinete”, afirmó.

La abogada también se refirió a la situación suscitada en el Instituto Nacional cuando Tohá era alcaldesa de Santiago, en particular a la toma que alumnos hicieron el liceo emblemático.

“Además de los problemas en el Instituto Nacional, donde fue parte de las personas que impidieron el ingreso de Carabineros, cuando comenzaba a ser tomado por fuerzas violentistas, tiene cuentas pendientes con Contraloría, lo que no es auspicioso en un gobierno que se ha erigido desde la superioridad moral”, advirtió.

Fue precisamente por el episodio ocurrido en torno a las decisiones tomadas por Tohá en su momento con respecto al manejo de la toma del IN, que el entonces diputado Gabriel Boric publicó en esa ocasión mensajes en los que la criticaba.

“Este cambio de gabinete me parece una distracción y no un cambio profundo, que era la señal que esperaba la ciudadanía después del plebiscito”, concluyó la abogada de LyD.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta