A las 8:46 de este martes 30 de agosto, todos los funcionarios del Ministerio de Obras Públicas (MOP) recibieron un mail en su correo institucional. El título era “FENAMOP #APRUEBA” y en él la Federación Nacional de Asociaciones Gremiales del Ministerio de Obras Públicas (FENAMOP) daba a conocer su postura para el plebiscito de este domingo.

“FENAMOP los invita a participar activamente en dicho proceso y votar pensando en la necesidad de cambio que necesitamos para poner fin a la violencia, a la mentira y a la corrupción. No desaprovechemos esta oportunidad histórica para hacer lo que en treinta años no se quiso hacer”, señala el texto.

A renglón seguido, adjunta un link que dirige a un video de Youtube donde aparecen los principales dirigentes gremiales del ministerio dando sus razones para votar Apruebo.

El correo fue enviado desde la cuenta institucional de la federación, fenamop@mop.gov.cl.

Correo de FENAMOP vulnerara instructivo de Contraloría

Según expertos en materias de probidad y transparencia, el correo vulnera al menos cuatro puntos del instructivo de Contraloría que regula las actuaciones de las autoridades y funcionarios públicos de cara al plebiscito.

En primer lugar, porque ni autoridades ni funcionarios “pueden valerse de sus empleos para favorecer o perjudicar alguna de las alternativas consultadas en esta oportunidad”, según señala el texto emitido por el ente contralor el 28 de abril pasado.

En segundo lugar, el dictamen prohíbe que “servidores públicos, por cualquier medio, coaccionen a otros empleados, requiriéndoles su participación, colaboración o intervención de cualquier índole” en actividades que tengan que ver con la campaña o el plebiscito.

Asimismo, Contraloría señala que “no corresponde que los funcionarios públicos utilicen las bases de datos a que tienen acceso en el organismo público en que se desempeñan, para fines relacionados con el plebiscito”.

Y, por último, el organismo dirigido por Jorge Bermúdez sostiene que “el uso de medios electrónicos, tanto de las plataformas informáticas, como de los servidores institucionales, cuentas institucionales en redes sociales y las casillas asignadas a los funcionarios, solo pueden utilizarse para los fines propios del servicio, sin que resulte admisible su empleo con fines proselitistas”.

Fuentes ligadas al organismo fiscalizador que conocen las normas de procesos administrativos, señalan a El Líbero que lo hecho por FENAMOP es “absolutamente irregular”, pues viola el principio de prescindencia que deben tener todos los funcionarios públicos.

Interpretación de la ANEF también prohíbe el uso del correo electrónico institucional a dirigentes sociales para estos fines

En un comunicado publicado en su página web el 19 de julio pasado, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) interpretó otra cosa sobre las cosas que pueden o no pueden hacer las asociaciones de funcionarios.

A juicio de la ANEF, “el instructivo está dirigido a los y las funcionarias públicas. No está dirigido a las asociaciones, federaciones o confederaciones del sector público. Todas éstas son personas jurídicas distintas de la Administración, gozan de autonomía y patrimonio propio, tienen registro sindical llevado por la Dirección del Trabajo y la acción de fiscalización depende, en último término, de las bases asociadas”.

En ese texto agregan que “las asociaciones, federaciones y confederaciones (en nuestro caso ANEF), por tanto, gozan de total autonomía para el ejercicio de actividades político-proselitistas. Pueden realizar campañas por una u otra opción, ocupar material, financiamiento y tiempo, obviamente en la medida que salga de las finanzas de la Asociación, Federación o Confederación y no del Servicio”.

Sin embargo, en otra parte de ese comunicado la ANEF señala, respecto de los dirigentes de asociaciones de funcionarios públicos, que “aunque se trate de dirigentes con fuero y permiso sindical, tampoco pueden utilizar bienes institucionales para la labor proselitista aunque sea ejercida en su horario sindical o fuera del horario laboral (por ejemplo, vehículos, celulares institucionales, casillas de correo institucional, fotocopias, páginas electrónicas y redes sociales institucionales, plataformas digitales, etcétera)”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta