Apenas comenzada la semana, las armas se tomaron nuevamente las portadas. Y es que este lunes el fundador de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), José Huenchunao, lanzó una aterradora amenaza.

“Hay una decisión del pueblo mapuche de luchar, de resistir, incluso de incorporar las armas en la medida que sea necesario”, dijo en una entrevista con el medio Sala de Prensa, agregando que “no hay ningún pueblo, a mi juicio, que se ha liberado de otra manera (…). No es que uno esté haciendo apología de la violencia, pero es que no existe otra realidad”.

Las declaraciones del ex líder de la CAM prendieron de inmediato las alarmas en el gobierno, y fue la propia ministra vocera, Camila Vallejo (PC), quien salió a responder.

“Nuestro Presidente Gabriel Boric y nuestro gobierno tomó una posición muy clara en esto, y en esto somos tajantes e irreductibles. Vamos a combatir el uso de las armas, provenga de donde provenga, porque tenemos una crisis en nuestro país que tenemos que atajar de manera anticipada”, señaló la titular de la Segegob.

No podemos permitir que se siga legitimando el uso de armas, para nada. Ni para el crimen organizado, ni para reivindicaciones de tipo político”, agregó.

El viraje de Vallejo

El cuestionamiento de la ministra Vallejo al uso de las armas para conseguir distintos fines representa un viraje respecto de lo que señalaba en el pasado.

En 2012, cuando era líder del movimiento estudiantil, sostuvo en una entrevista con el diario español El País que “el pueblo tiene derecho a combatir en masa la violencia estructural que existe en la sociedad. Y nosotros nunca hemos descartado la posibilidad de la vía armada, siempre y cuando estén las condiciones”.

En su momento, el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, respaldó los dichos de la dirigente estudiantil. “Ella lo dice a su manera, porque no vivió la dictadura, no como nosotros, que vivimos teorizando al respecto. Pero lo dijo bien”, aseguró quien hasta hoy sigue siendo el timonel de la colectividad.

Teillier insistió en que «lo que quiso decir Camila está en el análisis histórico del partido”. “Cuando se instaló la dictadura y se dio esa represión tan feroz, nosotros apelamos a la política de la rebelión como un derecho del pueblo. Nunca hemos pensado en generalizar la lucha armada en un país, sino que, más bien, formas de desestabilización”, concluyó.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta