Tal como en los tiempos de los emperadores romanos, los miembros del Comité de Ministros levantarán o bajarán hoy el pulgar al proyecto minero portuario Dominga, ubicado en la Región de Coquimbo, que generará 10 mil empleos y una inversión de US$2.500 millones.

El proyecto pasará por ese “tribunal” por segunda vez. En 2017, la mayoría del Comité de Ministros de Michelle Bachelet lo rechazó, pese a que tenía todos los informes técnicos favorables.

Esa decisión activó de inmediato las renuncias de los entonces ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés; de Economía, Luis Felipe Céspedes; y del subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco.

Años después, en abril de 2021, el Primer Tribunal Ambiental acogió una reclamación de Minera Dominga y ordenó repetir la votación, “esta vez ajustada a derecho”. Es decir, la institucionalidad dio cuenta de que la votación ocurrida en el gobierno de Michelle Bachelet fue irregular.

La balanza inclinada del gobierno contra Dominga

En una historia que se podría repetir, las señales políticas del gobierno de Boric han sido todas en contra de Dominga. Lo que genera serias dudas sobre el debido proceso ambiental al que deben someterse los proyectos, según denunció a este diario el abogado Marcelo Castillo, ex vocero de Patagonia sin Represas y actualmente representante de pescadores de La Higuera.

Ello, porque el mismo día que ganó la elección presidencial, Gabriel Boric repitió el eslogan “No a Dominga”.  El mismo discurso ha tenido la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, quien preside el Comité, y el subsecretario de MM.AA., Maximiliano Proaño Ugalde.

De hecho, ayer, el alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos, defensor del proyecto, estimó que “se va a rechazar. Este proyecto se rechazó el día que Boric ganó las elecciones y dijo ‘no a Dominga'».

Boric: “Se puede invertir con tranquilidad porque en nuestro país las reglas son claras”

De concretarse el anunciado rechazo al proyecto, sería contrario con el discurso pro inversión que el propio Boric y Mario Marcel, ministro de Hacienda, han pregonado en diferentes foros.

El pasado 6 de diciembre de 2022, al inaugurar el Sexto Foro Internacional de Inversiones 2022, el Presidente se deshizo en elogios sobre la importancia de la inversión nacional y extranjera.

En ese encuentro participaron representantes de empresas de 28 países, con proyectos de inversión que superan los US$ 4.000 millones.

“Es un gusto poder contar con representantes de empresas extranjeras que han decidido invertir en Chile y les quiero transmitir, en primer lugar, optimismo”, comenzó sus palabras.

A renglón seguido afirmó que “necesitamos reactivar la economía y para reactivar la economía la inversión extranjera, sabemos, cumple un rol que es tremendamente importante. Mayor inversión va a ser sinónimo de nuevos empleos”.

A diferencia del “no a Dominga”, Boric afirmó: “quiero reafirmar algo: en Chile se puede invertir con tranquilidad porque en nuestro país las reglas son claras, es un país que es predecible”.

Boric: “Nos estamos quedando atrás en materia portuaria”

A su vez, el Mandatario recalcó que “tenemos un desafío en infraestructura, nos estamos quedando atrás en materia portuaria, por ejemplo, y ahí hay que tomar decisiones. Tenemos que atrevernos, respectando a las comunidades, tomando en cuenta la sustentabilidad ambiental, pero no podemos seguir postergando el puerto de San Antonio. Tenemos que lograr sacar adelante un nuevo puerto en el norte”.

De hecho, Dominga considera la construcción de un puerto en Totoralillo norte para exportar los minerales directamente, lugar donde se instaló el primer puerto minero en la comuna. La planta se conectará con el terminal de embarque en el borde costero, a través de tres ductos subterráneos de 26 kilómetros que llevarán agua y hierro.

“Chile requiere invertir en infraestructura, en trenes, en una red ferroviaria de carga que permita descongestionar y facilitar la llegada a los puertos que tenemos que modernizar en infraestructura tecnológica, la red 5G, la fibra óptica”, puntualizó el Mandatario.

En su discurso, Boric destacó que en Chile hay 70 mil empresas extranjeras, que aportan cerca de la mitad de los impuestos, generan el 30% del empleo, el 65% de las exportaciones de bienes y el 85% de las exportaciones de servicio. 

Además, reconoció que “tenemos un desafío en materia de agilizar las inversiones, en particular, en el ámbito de los permisos. Lo he conversado con varios inversionistas extranjeros y sabemos que la permisología en Chile es demasiado extensa y, a veces, añade una incertidumbre que no nos hace bien”.

Por eso, “dentro de la Agenda de Productividad hemos incluido un capítulo especial para poder, justamente, sintetizar esto, entendiendo que, en particular, los estándares medioambientales son condición para hacer el desarrollo posible. Acá no se trata de bajar los estándares, se trata de -y yo me imagino que eso, en sus países de origen, también es importante- de hacerlo más ágiles, tener una ventanilla única”.

Las 28 medidas proinversión de Marcel

En sintonía con ese discurso, el ministro de Hacienda lanzó el año pasado 28 medidas para impulsar la economía y la inversión.

Entre los puntos están estímulos a las pymes como la reducción del impuesto de primera categoría por un plazo de dos años, la garantía estatal para el financiamiento del 10% del pie en los créditos hipotecarios para la compra de la primera vivienda y la constitución de mesas de trabajo público-privadas para fomentar la colaboración entre los sectores. 

Con este plan esperan «hacer que las inversiones tengan un grado mayor de urgencia o incentivos para materializarse». 

En una visita a Nueva York en septiembre pasado, se reunió con varios inversionistas y aseguró que “hay mayor tranquilidad para ver el desarrollo de la economía”.

“Junto con los incentivos que estamos creando, mover proyectos de inversión quizás más rápido”, agregó.

Dominga, para Marcel, no es desconocido. Casi dos semanas después del rechazo de los ministros en 2017, en su rol de Presidente del Banco Central, dijo en un foro de Icare que “para recuperar crecimiento, se necesitan proyectos de mayor envergadura en energía, minería e infraestructura”.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta