Para el abogado Salvador Valdés es fundamental que la nueva Constitución proteja a las Fuerzas Armadas, por esto es que junto a la ONG «Nos Importan» presentaron una iniciativa popular de norma en la plataforma de la Convención Constitucional que busca «promover el respeto, apreció e institucionalidad de las Fuerzas Armadas y de Orden, como pilar fundamental de la democracia, el estado de derecho, la seguridad nacional y la defensa de la patria».

La iniciativa titulada «Por unas Fuerzas Armadas y de Orden que sean el orgullo de todos los chilenos y garanticen la democracia, la seguridad nacional y la defensa», ya cuenta con 15.132 firmas, por lo que su pase a ser discutida y votada por los convencionales ya está garantizado.

«Nuestra iniciativa tiene por objeto resguardar o mantener la institucionalidad básica de nuestras Fuerzas Armadas y en última instancia lograr que la población, en general, entienda de mejor manera el rol que cumplen éstas. Deberíamos sentirnos orgullosos de nuestras FF.AA. y que no sean nunca más una fuente de división entre los chilenos», pero para eso Valdés es consciente de que se requiere un trabajo a largo plazo.

En en programa radial Mirada Líbero en Agricultura, el abogado resalta la buena adhesión que han tenido por parte de la ciudadanía: «Es algo que nos ha gustado y también parte de nuestra esencia, porque ha sido una adhesión natural. Nosotros no somos activos, yo no tengo redes sociales pero hace dos semanas que subimos esta iniciativa y naturalmente la gente se está sumando».

Valdés afirma que sabe que esto no es un tema de derechos sociales, sino un asunto más duro, «entonces, que naturalmente 15 mil personas se hayan adherido a esta causa es una muy buena noticia y yo creo que convoca esta idea de que veamos Fuerzas Armadas que nos representan a todos, independiente de la orientación política de por medio». 

La propuesta busca mantener lo que ya está establecido en la Constitución, pero además «la iniciativa es una reacción a otras iniciativas de normas paralelas que se han presentado, algunas bastantes exóticas o que muestran un poco de ignorancia o miedos de la gente», aclara.

Hay proyectos ciudadanos que proponen que no existan las Fuerzas Armadas, afirma, «alguien que propone algo de ese tipo, básicamente, tiene un desconocimiento de la real función que cumplen o tiene un miedo atávico que tiene que superarlo en el tiempo». Ejemplifica también con propuestas que apuntan a que haya sindicalización de las FF.AA. o refundación total o que las FF.AA se dediquen a construir viviendas sociales, «y eso para mi finalmente es una suma de desconocimientos», lamenta.

Por el contrario, la iniciativa que presentó Valdés parte de lo básico. «Nosotros queremos que la Constitución resguarde las Fuerzas Armadas, entre ellas el Ejército, las Fuerzas Áreas, y las Fuerzas de Seguridad que son Carabineros y la PDI, no otras. Eso es como tan obvio, pero en otro países no se da». Señala el caso de Venezuela, donde la Policía Nacional Bolivariana sirve a los intereses del gobierno de turno.

Según relata el experto, «éstos tienen procesos de formación paupérrimos, están mal entrenados y mal seleccionados por lo que terminan participando en actividades de narcotráfico, de secuestro y hemos visto un caso en Iquique recientemente donde la misma policía nacional bolivariana terminó en Chile secuestrando a un ciudadano extranjero y descuartizándolo».

Dicho esto, es que este concepto de que existan solamente éstas Fuerza Armadas y no otras, es muy relevante para Salvador Valdés. «El monopolio de la fuerza en estas instituciones nos garantiza que no vamos a tener policías paralelas sirviendo intereses particulares de un gobierno de turno o que en la Macrozona Sur por ejemplo no vamos a tener un grupo armado en paralelo», señala.

La ONG «Nos Importan» fue parte de la iniciativa de norma popular, pues esta agrupación ciudadana que surgió post 18 de octubre con la intención de apoyar a los integrantes de las fuerzas de seguridad que fueron acusadas por su accionar durante las tareas de control de orden público, también busca que la nueva constitución vele por la seguridad de las Fuerzas Armadas en nuestro país.

«Nosotros partimos nuestra ONG Nos Importan en octubre del 2019 porque principalmente las FF.AA. y de orden son obedientes, no deliberantes y para ellos es muy complicado emitir una opinión pública, sin que sean criticados y creímos en su momento que como ciudadanos les debíamos un mínimo de lealtad, levantando nosotros la voz por ellos», dice.

En este sentido, una de sus principales tareas estuvo enfocada en prestarle a los uniformados una defensa digna. «No estamos diciendo que todos son inocentes, pero creemos que todos tienen derecho a una buena defensa judicial», porque para Valdés es muy injusto que cada vez que ocurren incidente de orden público donde hay algún lesionado, las instituciones respectiva no puedan defender a sus funcionarios.

«No pueden destinar recursos a defender a su gente porque si el delito imputado es tortura, o apremios ilegítimos, la institución se podría ver manchada o involucrada por el hecho de participar en la defensa de un caso con esa connotación».

Por esto, ante la disyuntiva es que la institución se resta de defenderlos y el funcionario tiene que comprometer sus ahorros personales para completar una defensa penal, que por lo demás son cuantiosas, entonces ahí «nosotros nos propusimos como organización buscarle abogados en los distintos lugares de Chile para poder entregarles una defensa digna», sostiene.

Deja un comentario

Cancelar la respuesta