Panoramas es presentado por:
Publicado el 17 de marzo, 2021

Trekking de montaña… antes del invierno

Periodista Pía Orellana

Un proyecto recuperó estructuralmente dos refugios ubicados en el sector de Yerba Loca que el paso del tiempo y la falta de mantenimiento habían deteriorado. La Casa Von Kiesling y el Refugio Alemán ya están abiertos para recibir visitantes de paso y serán parte de una nueva ruta de 4 refugios que conectan la media montaña con la alta montaña en la cumbre del cerro El Plomo.

Pía Orellana Periodista

Inserta en el Santuario de la Naturaleza Parque Yerba Loca, como suerte de campamento base, se encuentra la Casa Von Kiesling, construida en 1944 por Hans Von Kiesling como la casa patronal del fundo, con piedra del lugar y techumbre de madera. Más arriba, en La Parva, se emplaza el Refugio Alemán, construido en 1937 por un grupo de esquiadores del Club Alemán Andino de Santiago en los terrenos pertenecientes a la misma familia, con la idea de crear una red de refugios de montaña que les permitiera visitar la cordillera con mayor facilidad durante todo el año.

Ambos refugios tienen un lugar relevante en la historia de la vida y deporte de montaña en Chile, sin embargo, el paso del tiempo, la falta de mantenimiento y, en el caso del Refugio Von Kiesling, un incendio, los había deteriorado al punto de dejarlos en ruinas. Esta es una de las razones por las cuales durante 2020 se llevó a cabo un proyecto que impulsó su restauración estructural, dejándolos habilitados nuevamente para disfrutar del deporte de montaña y la naturaleza que los rodea.

El proyecto consideró la reconstrucción estructural, la reparación de techos, cubiertas, y en el caso del Refugio Alemán, la habilitación de una terraza, entre otros trabajos. Además, se realizaron mejoras en los senderos y la señalética. Esto fue posible gracias al trabajo conjunto entre Fundación ProCultura y Anglo American, sumado al apoyo de la Municipalidad de Lo Barnechea y el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de la Ley de Donaciones Culturales.

“Las restauraciones de estos refugios, ambos patrimonio de montaña, ponen en valor la identidad cultural de la zona e invitan a descubrir la riqueza del entorno. En el Refugio Alemán es posible avistar y convivir con el cóndor andino, ave característica de la zona cordillerana. Por otra parte, este proyecto nos hizo valorar y convivir con oficios característicos de la montaña, tales como el del arriero; sin ellos no hubiera sido posible esta restauración”, cuenta Alberto Larraín, director ejecutivo de Fundación ProCultura.

Según la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 63,8 % del territorio chileno corresponde a montañas y, en este sentido, estas restauraciones aportan a la puesta en valor del patrimonio de montaña de la capital para promover actividades como el senderismo, ski y paseos turísticos.

“Todo este proyecto ha sido maravilloso y es un orgullo ver el resultado final. La restauración de estos refugios se enmarca dentro de nuestro Plan de Montaña, que busca realzar la importancia de estos territorios, rescatando en este caso el valor histórico de la relación de las personas con la montaña. Hoy, al igual que hace un siglo, es importante volver a contar con infraestructura que permita a las personas apreciar y disfrutar de la montaña de forma segura y responsable”, comentó Úrsula Weber, gerente de Relaciones Comunitarias y Desarrollo Social de Anglo American.

El Alemán y el Von Kiesling serán parte de una nueva ruta de 4 refugios que conectan la media montaña con la alta montaña en la cumbre del cerro El Plomo. Estos refugios restaurados se conectan con el futuro refugio de Piedra Numerada (en construcción) y con el refugio Cristóbal Bizzarri, creando un nuevo circuito de trekking para la Región Metropolitana.

Con ellos se espera contribuir a mejorar la vida de las personas, permitiendo su conexión con la naturaleza de forma segura, responsable y valorando su valor patrimonial.

“El Refugio Alemán ya tiene 100 años de vida, por lo tanto, su restauración nos permite volver a nuestros orígenes, potenciar nuestra identidad y empoderar a los vecinos. Además de ayudar en el desarrollo económico del turismo para que así más gente venga a la cordillera. En Chile tiene que crearse una red de refugios donde uno pueda estar viajando constantemente. Esto ayudaría a posicionar el destino de Farellones, La Parva y El Colorado, y también para que los santiaguinos tengan un destino turístico”, comenta Fernando Ochagavía, de la Junta de Vecinos de Farellones.

¿Cómo llegar?
La Casa Von Kiesling está ubicada en el Santuario Yerba Loca. Se ingresa por la curva 15 de la ruta G-21 (Camino a Farellones). En la portería (1.700 m), continuar por camino de tierra de 4 km de extensión, transitable en auto que conduce a Villa Paulina (1.850 m), un antiguo poblado de los mineros que trabajaban en las minas del valle de Yerba Loca. Ahí se encuentra la casa.

Al Refugio Alemán se puede acceder por el Santuario Yerba Loca y/o por La Parva. Por el Santuario se ingresa por la curva 15 de la ruta G-21 (Camino a Farellones). El trekking está señalado y es de 3 horas ida y vuelta. Por La Parva se accede por el andarivel del bikepark en dirección noroeste. Se encuentra ubicado al final del valle manantiales a 3 km a 2.483 msnm.

Más información en yerbaloca.cl

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podamos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO