Como en Casa es presentado por:
Publicado el 30 de abril, 2020

Nuestro pan de cada día

Periodista, crítico gastronómico Rodrigo Martínez

¿Un pan sin amasar? Así es. Este pan semi integral desarrolla una miga “alveolada”, como se le conoce en la jerga de los panaderos y una costra crocante. Casi sin añadidos, recién horneado o tostado, es un verdadero deleite. Los invitamos a perfumar una mañana cualquiera su casa con un aroma tremendamente seductor. Los vapores que emanarán de una cafetera complementarán muy bien la paleta aromática de un desayuno en las nubes, ¿por qué no este fin de semana? Atrévase.

 

Rodrigo Martínez Periodista, crítico gastronómico

Artículo de primera necesidad. El pan, siempre ha sido un elemento pivote de la alimentación nacional, pero casi fundamentalmente basado sólo en harinas refinadas. Hemos probado decenas de recetas que cumplen con el axioma, con la fórmula sencillez + sabor. La receta que mejor nos ha resultado (lo sentimos, Jamie Oliver) obedece a una antigua receta que nos reveló nuestro amigo Antonio Corcuera (fotógrafo, experto cocinero casero, hortelano con ojo de lince para detectar setas y otros vegetales comestibles y director de Fundación Planea, donde realiza un estupendo curso de fermentados caseros).

Esta receta incluye ligeras modificaciones de su receta original. Lo mágico es que es un pan sin amasar. Recalcamos además que la calidad de las harinas harán variar el resultado final. Si nunca los han pillado con las manos en la masa, asegúrense de que sus harinas no hayan descansado más de 6 meses en la despensa.

Cómo, ¿sin amasar? Así mismo. Este pan semi integral desarrolla una miga “alveolada”, como se le conoce en la jerga de los panaderos y una costra crocante. Casi sin añadidos, recién horneado o tostado, es un verdadero deleite. Los invitamos a perfumar una mañana cualquiera su casa con un aroma tremendamente seductor. Los vapores que emanarán de una cafetera complementarán muy bien la paleta aromática de un desayuno en las nubes, ¿por qué no este fin de semana? Atrévase.

Pan semi integral con semillas

Ingredientes para dos hogazas

  • 3 tazas de harina blanca
  • 2 tazas de harina de trigo integral
  • 1 tazas de harina de centeno
  • ½ taza de semillas de linaza
  • 3 tazas de agua tibia, entre 37 y 40 grados celsius
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharadita de café de levadura seca

Procedimiento

  • En un bowl grande disolver la levadura en 2 tazas de agua entre 37° y 40° de temperatura. Disolver 1 cucharada de sal gruesa en una taza de agua tibia y luego verterla al bowl. Agregar las tazas de harina y las semillas poco a poco y revolver bien con una cuchara. Cubrir con un paño húmedo y dejar leudar toda la noche.
  • Precalentar el horno a temperatura máxima. Despegar la masa del bowl con una espátula, dividir sobre un mesón enharinado y distribuir en dos moldes forrados en papel de horno. Hacerle incisiones con el cuchillo. Pincelear o incorporar con la mano una capa de aceite vegetal en la parte superior de cada hogaza. Ingresar Bajar la temperatura del horno a 180° C y hornear por 45 minutos.
Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete